• Los cajeros automáticos están configurados para permitir retiros por un máximo de Bs 3.000 diarios para clientes del mismo banco y Bs 1.500 en caso de poseer cuentas adscritas a otra institución bancaria

Adquirir alimentos en los mercados populares de Venezuela usando efectivo como método de pago era una costumbre arraigada en los ciudadanos. En barriadas y zonas populares abundaban pequeños locales o abastos donde se vendían víveres a los habitantes de sus respectivos sectores, cuyo principal — casi siempre único — sistema de pago era ese.

En la última década, el pago en efectivo para adquirir los productos de la canasta básica tuvo que migrar a las tarjetas de débito como consecuencia de la hiperinflación, que ocasionó un vertiginoso aumento del precio de los alimentos, sin que esto haya estado acompañado por el incremento proporcional en los límites de retiro establecidos por las instituciones bancarias, tanto públicas como privadas.

Yo estaba acostumbrada a realizar las compras para mi casa pagando con efectivo porque era más rápido, pero ahora eso resulta imposible con los precios que uno encuentra cuando va a comprar la comida. No importa qué quieras comprar, igual el dinero no alcanza para nada”. Helena Contreras, asidua compradora en el mercado de Quinta Crespo

Las “ofertas” se convirtieron en un mecanismo que emplean los comercios para las personas que decidan utilizar el efectivo como método de pago, evitando así los problemas propios del uso de las tarjetas de débito: la lentitud del sistema o la imposibilidad de realizar compras debido a que los puntos de venta no aceptan las tarjetas de determinados bancos.

La incapacidad de adquirir alimentos usando efectivo como mecanismo de pago es consecuencia de que el límite de retiro diario mediante cajeros automáticos es de 3.000 bolívares para clientes del mismo banco y 1.500 bolívares en caso de poseer cuentas adscritas a otra institución bancaria.

Un ejemplo de esta desproporción entre el monto de los retiros y el costo de los productos se puede apreciar en el caso de la carne, que se expende a precios que oscilan entre Bs 25.000 y Bs 34.000 por kilogramo. Una persona, para poder realizar su compra en efectivo, requeriría acumular los retiros efectuados durante 12 días (si es cliente del banco) y 23 días (si no lo es).

11 rubros integran la canasta básica cereales y productos derivados; carnes y sus derivados; pescados; leche, quesos y huevos; grasas y aceites; frutas y hortalizas; raíces y tubérculos; semillas oleaginosas y leguminosas; azúcar y similares; productos alimenticios (mayonesa, salsa de tomate y vinagre), además de las bebidas no alcohólicas.

El drama de la diferencia de precios de productos en relación con los límites de retiro de dinero diario no solamente afecta al rubro de los alimentos, pues productos de aseo personal como champú, jabón de baño o hasta un desodorante presentan el mismo panorama.

Cifras del Centro de Documentación y Análisis para los Trabajadores (Cenda) ubicó el monto de la Canasta Básica Familiar para el mes de junio en Bs 1.406.479. Si una persona quiere adquirirla, estaría en la obligación de retirar diariamente de un cajero automático Bs 3.000 durante 469 días, lo que representa más de un año y tres meses.

A esta situación se añade la dificultad de los ciudadanos para hacer frente al gasto del transporte público necesario para desplazarse a sus lugares de trabajo y hogares, pues semanalmente, en caso de utilizar dos unidades de transporte diarias, deben desembolsillar un mínimo de Bs 5.000, dependiendo de la ruta y la distancia que recorran. Esta cifra representa un tercio del monto máximo de retiro semanal en cajeros automáticos, que se ubica en Bs 15.000 para clientes del mismo banco.

Nuevo cono monetario, más dificultades

Aunado a esta situación, se suma el hecho de que, hasta la presente fecha, los cajeros automáticos de la red bancaria nacional están configurados para operar con billetes de 50, 100 y 500 bolívares, debido a que aún no han sido actualizados para poder expender las piezas del nuevo cono monetario — que entraron en circulación el 13 de junio de 2019 — correspondientes a Bs 10.000, Bs 20.000 y Bs 50.000.

“Estamos a la espera de ver cuál será el nuevo límite de retiros que fije el área de operaciones de nuestro banco para proceder con la actualización”, aseguró una fuente del Banco Bicentenario al Diario. Explicó además que por normativa interna de algunas instituciones bancarias la reposición del dinero en los cajeros se realiza aproximadamente cada tres o cuatro días.

Datos oficiales de Sudeban

1.030

máquinas dejaron de funcionar durante el último año

5.696

equipos operan en todo el país actualmente

La entidad geográfica que registró la mayor reducción de cajeros automáticos fue el Distrito Capital, al desincorporar 204 máquinas; seguida por Miranda con 176, y Zulia con 94.

Entre las causas de la inoperatividad de los equipos destacan su obsolescencia y la inexistencia de repuestos necesarios para su reparación en el país.

Reponer el efectivo de los cajeros automáticos es un problema de compleja solución para las sucursales de las entidades bancarias, según expresó el gerente de una sucursal del Banco Provincial, quien conversó con El Diario. Adicionalmente, reveló que los bancos se encuentran atados de manos debido a que están a expensas de recibir una remesa que contenga billetes que sean aptos para ser utilizados en las máquinas. En caso contrario, las mismas deben permanecer fuera de funcionamiento a la espera de que los clientes realicen depósitos por montos que permitan recargar el cajero automático de efectivo.

“Desde que salieron los nuevos billetes ocurre que algunas veces las remesas de efectivo que nos llegan son solamente de billetes de 10 mil, entonces si solamente tengo billetes de 10, ese es el monto que puedo entregar por taquilla, pero esos billetes no los podemos utilizar para los cajeros”, explicó el gerente, quien no reveló su nombre por no estar autorizado a realizar declaraciones.

En el futuro cercano no existen señales sobre la posible solución a esta problemática. Hasta el momento el gobierno no ha implementado medidas que permitan a los venezolanos contar con efectivo para realizar sus transacciones diarias. Ante esto, los ciudadanos no tienen otra opción que acudir diariamente al banco o buscar un cajero automático activo que les permita obtener el efectivo para cubrir sus necesidades básicas de alimentación y transporte.

Noticias relacionadas