• El segunda base de los Astros de Houston superó a Pete Rose como el jugador de la franquicia en alcanzar el millar y medio de imparables y el criollo 17 en alcanzar esa cifra en el mejor beisbol del mundo

La ciencia ha desarrollado una teoría en la que los astros se alinean con respecto al Sol cada 1.000 años, causando grandes fenómenos en el planeta. Sin estar dedicado a la astronomía, José Altuve desarrolló un método para alcanzar los 1.500 imparables de por vida en las Grandes Ligas (MLB).

Tan solo bastaron 1.190 juegos para que el segunda base se convirtiera en el criollo número 17 en sumar 1.500 cohetes, además de superar al histórico Pete Rose como el “astro” que más rápido alcanzó esa marca. Y eso que las lesiones en la rodilla lo mantuvieron alejado del diamante durante el primer cuarto de la temporada.

Altuve, quien actualmente registra 41 remolques, 16 cuadrangulares y 16 dobles en la presente campaña, conectó el pasado domingo un jonrón de tres carreras en la victoria (6–2) de Astros de Houston sobre Cardenales de San Luis, en el partido de interligas que se desarrolló en el Busch Stadium.

“Solo estaba pensando en ganar el juego. Cuando lo alcancé, me alegré de poder ayudar a mi equipo y anotar esas tres carreras. Entonces, piensas en todo lo que has estado haciendo para llegar a este momento. Estoy agradecido a Dios y a mi familia y a todos mis compañeros de equipo. Estoy muy feliz de ser parte de este maravilloso conjunto”, declaró el camarero al portal de la MLB.

Pese a su baja estatura (1.65 metros), la grandeza de “Astroboy” se resume en una Serie Mundial, un MVP en la Liga Americana, tres títulos de bateo, seis llamados al Juego de Estrellas, un Guante de Oro, seis Bates de Plata y varios reconocimientos de parte de la prensa especializada.

Asimismo, es el sexto jugador de Houston que supera el millar y medio de hits, por detrás de Craig Biggio (3.060), Jeff Bagwell (2.314), el puertorriqueño José “Cheo” Cruz (1.937), el dominicano César Cedeño (1.659) y Lance Berkman (1.648).

“Es un día especial para él”, expresó su compañero de equipo George Springer. “Es muy, muy difícil batear así en esta liga. Solo ha estado jugando por un corto período de tiempo y ya tiene 1.500 hits. Eso es notable”, agregó.

blank
Foto: AFP

Ahora es probable que el jugador de 29 años de edad forme parte del club de los 2.000 hits, integrado por ocho criollos: Víctor Martínez (2.153), Magglio Ordóñez (2.156), David Concepción (2.326), Andrés Galarraga (2.333), Bob Abreu (2.470), Luis Aparicio (2.677) Miguel Cabrera (actualmente con 2767) y Omar Vizquel (2.877).

De acuerdo con BeisbolPlay, en los casi 150 años de historia del mejor beisbol del mundo, solo 32 peloteros han conquistado los 3.000 batazos a “tierra de nadie”, una cifra que, hasta ahora, ningún venezolano ha podido alcanzar. A sus 36 años de edad, Cabrera necesita 233 hits para completar la hazaña.

El periodista venezolano Efraín Ruiz Pantin reseñó en Las Mayores que apenas seis hombres han sumado más inatrapables en la misma cantidad de juegos que Altuve en los últimos 50 años. Según Baseball-Reference, ellos son: el japonés Ichiro Suzuki (1.674), Wade Boggs (1.605), Kirby Puckett (1.564), Nomar Garciaparra (1.531), Tony Gwynn (1.517) y Derek Jeter (1.514).

A excepción de Puckett y Garciaparra, el resto de los bateadores concretaron 3.000 incogibles en el “Big Show”. Con nueve temporadas en la Gran Carpa, Altuve ya está a la mitad del camino para lograr ese dígito. De mantener su promedio y consistencia, existe un 32% de posibilidades que pueda obtenerlo dentro de otros nueve años. ¿Lo conseguirá? Parece difícil, pero no imposible.

Noticias relacionadas