• Especialistas coinciden en que estas sanciones no causarán efectos directos en la población, tampoco un cambio de régimen

Pasadas las 9:00 pm del lunes 5 de agosto, Donald Trump, presidente de Estados Unidos, subió un peldaño más en su camino por presionar la salida del régimen de Nicolás Maduro de Venezuela.

El mandatario firmó una orden ejecutiva para bloquear todas las propiedades y activos de Venezuela en territorio estadounidense, lo que evita que puedan transferirse o negociarse. También prohibió que cualquier empresa haga transacciones con el régimen, en caso de hacerlo la compañía corre el riesgo de ser sancionada.

Trump también restringió la entrada a Estados Unidos de las personas cercanas a Maduro que han sido sancionadas (ya van más de 100 funcionarios).

La medida remitida a la titular de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, presentó algunas excepciones, como el caso del sector privado, el envío de alimentos, medicinas, ropa y la licencia emitida por el Departamento del Tesoro de EE UU a 13 empresas para que sigan sus operaciones, entre ellas, destaca Chevron.

La decisión, que entró en vigencia de inmediato, se aplica por primera vez en América Latina en tres décadas. Venezuela es apenas el segundo país del continente en caer en la lista, solo lo precede Cuba, que en octubre de 1960 sufrió un embargo más drástico que ha intensificado su crisis pero no ha producido un cambio de régimen.

Es así como la administración de Trump propinó uno de sus golpes más contundentes para aumentar la presión a Nicolás Maduro. Con estas sanciones las interrogantes sobre el destino del país resurgen ¿Logrará esto la salida de Maduro o la crisis se intensificará?

¿Qué busca Estados Unidos con esta sanción?

Para Mariano de Alba, especialista en Derecho Internacional, es importante destacar primero el trasfondo de la orden emitida desde Washington. Se trata de un embargo económico y no total en el que se ven afectados el Estado venezolano y las personas o empresas con las que mantenga relaciones comerciales.

El especialista comenta que el gobierno de Trump busca dos aspectos básicos con esta medida: ratificar que cualquier bien o propiedad del gobierno de Venezuela en EE UU permanecerá congelado y advertir con sanciones a cualquier empresa estadounidense o extranjera que brinde asistencia material, tecnológica o financiera al régimen de Maduro.

“Una empresa que tenga importantes relaciones en EE UU y que tenga que decidir, probablemente va a decidir preservar sus actividades comerciales en ese país y no con el régimen de Maduro, pero pudiesen haber empresas chinas o rusas que no operen en territorio estadounidense y por lo tanto sigan normalmente las actividades que tienen”, explica de Alba para El Diario.

El internacionalista Carlos Luna destaca otros puntos importantes de la medida: proteger los activos venezolanos mientras Nicolás Maduro siga en el poder y generar desconfianza en el régimen.

“Lo que espera Trump es quitarle margen de maniobra al régimen y generar una desconfianza generalizada frente a las empresas, esto lo que hace es ahuyentar a aquellos que puedan financiar el régimen de Maduro a través de negocios”, agrega Luna.

¿El bloqueo afecta a los venezolanos?

Las sanciones han sido una de la excusas más expuestas por representantes del régimen venezolano para justificar la escasez de alimentos, medicinas y la crisis en general. Sin embargo, para el especialista de Alba el bloqueo impuesto por EE UU no va a impactar directamente al ciudadano venezolano, aunque alerta que sí podría haber una afectación indirecta.

“Digamos que hay una empresa de cualquier país que usted piense que tenía un contrato para venderle alimentos a Venezuela, que el gobierno distribuía al venezolano de a pie. Sabemos que la orden ejecutiva de Trump en teoría no prohibiría ese contrato pero a lo mejor esa empresa decide que mejor es no correr el riesgo y por lo tanto deja de vender esos alimentos, en consecuencia, el gobierno debe buscar otro proveedor que no le será fácil conseguir y eso puede generar mayor escasez de la que hay”, explica.

En este sentido, la Oficina de Control de Activos Extranjero (OFAC, por sus siglas en inglés) del Departamento del Tesoro, publicó lineamientos con los que buscan que el flujo de ayuda humanitaria continúe y no se vea afectado por estas nuevas medidas.

A través de un comunicado detallan que la crisis es resultado de “los malos manejos y la corrupción” del régimen de Maduro por lo que apoyan “al pueblo venezolano y al presidente interino Juan Guaidó en sus esfuerzos para garantizar que los alimentos, la ayuda y recursos internacionales lleguen a los venezolanos en condición de vulnerabilidad”, indicó Sigal Mandelker, subsecretaria de Terrorismo e Inteligencia Financiera.

Las consecuencias de estas nuevas sanciones no serán inmediatas porque se respetan los contratos ya existentes, así que el impacto que puedan producir va a tardar.

blank
Foto: AFP.

¿El bloqueo dinamita las negociaciones auspiciadas por Noruega?

El embargo económico ordenado por Trump se produce justo cuando los que representantes del chavismo y del presidente interino, Juan Guaidó, mantienen una serie de conversaciones en Barbados, las cuales fueron impulsadas por el gobierno de Noruega con el fin de generar acuerdos para que se efectúen elecciones libres en el país.

Ante este escenario muchos apuntan que las sanciones podrían generar el fin del diálogo, aunque parece ser todo lo contrario. El internacionalista Carlos Luna asegura que ambas partes continuarán con el proceso, aunque no descarta que se genere presión para el chavismo de cara a obtener resultados favorables.

Mariano de Alba coincide en que las negociaciones en Barbados continuarán aunque no cree probable que Maduro se vea presionado a tal punto de mostrar verdaderas señales para que haya elecciones libre en Venezuela.

blank
Foto: Getty Images.

¿Venezuela igual a Cuba e Irak?

Aunque la nueva sanción contra el régimen venezolano no supone un bloqueo total se ha comparado la similitud que presenta con otros países sancionados como Irak, Corea del Norte y Cuba, naciones que continúan con un régimen dictatorial al mando a pesar de este tipo de bloqueos impulsados por EE UU.

Mariano de Alba pide no comparar el caso de estos países con Venezuela. Pone de ejemplo el caso de Cuba, donde se prohibió incluso a los ciudadanos estadounidenses hacer negocios con La Habana. En Venezuela apenas se están limitando las relaciones comerciales con el Estado venezolano, no con la empresa privada.

Sin embargo, el internacionalista reconoce que esta medida no sacará a Maduro del poder.

“Esto es una presión adicional, si uno revisa la historia y este tipo de regímenes pareciera que no habrá un cambio, porque ellos hacen lo que sea para mantenerse en el poder. Las sanciones contra Venezuela no son nuevas, ya hemos visto como con las sanciones petroleras ha decaído la producción pero el régimen ha conseguido la manera de seguir enviando petróleo a India a través de empresas rusas, también exporta más petróleo a Rusia, entonces hay alternativas para tratar de mantenerse en el poder” afirma.

El siguiente paso ¿la intervención?

La reciente medida de la administración de Trump solo confirma que su política contra Venezuela es económica y busca que el sector militar abandone a Maduro.

“La intervención sigue siendo poco probable, inclusive se hace menos probable a medida que nos acercamos a las elecciones presidenciales de EE UU en noviembre de 2020. Si la comparamos la medida con la sanciones a Cuba, Irak todavía hay espacio para seguir presionando a Venezuela, entonces creo que la estrategia es buscar aumentar la presión económica”, agrega de Alba.

Desde hace dos años el gobierno de Donald Trump inició las acciones contra el régimen de Maduro, hasta la fecha ya suman 30 rondas de sanciones dirigidas a unas 200 personas y entidades de su entorno. Todo con la finalidad de lograr que el régimen abandone el poder y permita que el presidente interino, Juan Guaidó asuma oficialmente el ejecutivo para convocar unas elecciones libres y acabar así con la grave crisis que afecta al país.

Noticias relacionadas