• Los representantes deben visitar un sinfín de ferias escolares y librerías con el objetivo de encontrar los precios más accesibles para sus golpeados bolsillos

Los estragos causados por la hiperinflación en el bolsillo del venezolano no solo son apreciables al momento de comprar alimentos debido al costo de los mismos, sino que también se hacen notar en otros ámbitos como la educación.

Hasta hace pocos años comprar lo necesario para volver a clases era una tarea medianamente sencilla para la mayoría de los representantes que percibían salario mínimo ya que tenían la capacidad de ahorrar el dinero necesario con antelación para asumir dichos gastos.

El 16 de septiembre se inicia un nuevo año académico. Adquirir la lista de útiles y el uniforme que requieren los niños es ahora una tarea titánica. Padres y madres deben peregrinar por numerosas librerías y ferias escolares para hallar precios que a duras penas pueden pagar, es por ello que compran la mínima cantidad de artículos indispensables.

En un recorrido realizado por El Diario en ferias escolares del este y centro de Caracas se pudo constatar como una lista de útiles y uniforme para un estudiante de primaria puede sobrepasar los Bs 2.500.000, monto que se eleva ampliamente por encima del salario mínimo que desde el mes de abril fue fijado en Bs 40.000.

blank
El precio de una pega líquida pequeña puede variar entre Bs 40.000 y Bs 50.000 dependiendo de la marca | Foto: Cortesía

Al consultar los precios de artículos de papelería indispensables para un estudiante se encontró que el precio un cuaderno engrapado de una línea oscila entre Bs 25.000 y Bs 30.000 dependiendo de la calidad y la marca; una caja de colores tiene un costo entre Bs 40.000 y Bs 120.000; mientras que una caja de lápices puede estar en el rango de Bs 30.000 y Bs 50.000. La compra solo de estos tres artículos, que son imprescindibles para cualquier estudiante, en sus presentaciones más económicas suma un total de Bs 95.000,lo que representa más de dos salarios mínimo.

La desesperación se apodera del rostro de los padres que conocen que faltan pocos días para el inicio de clase y no han podido comprar los útiles que requieren sus hijos para afrontar el nuevo año escolar.

Eloiza Uzcátegui, madre de una niña de 8 años, señaló que el dinero que gana tanto ella como su esposo es utilizado casi en su totalidad para comprar alimentos, razón por la que no ha podido adquirir los materiales que requiere su hija para iniciar tercer grado.

“Sinceramente no sé qué hacer, el dinero no alcanza para nada y todavía me falta más de la mitad de la lista”, indicó desesperada mientras comparaba precios en una feria escolar del centro de Caracas.

La situación es aún más dramática al observar el precio de los textos escolares solicitados por los colegios debido a que estos ponen en evidencia lo pulverizado que se encuentra el salario mínimo. Una enciclopedia escolar como la Caracol Integral de 6to grado tiene un costo de entre Bs 900.000 y Bs 1.000.000, lo que es equivalente a casi dos años de sueldo.

blank
Lista de útiles escolares de 6to grado | Foto: Cortesía

Los vendedores justifican los elevados precios al indicar que gran parte de lo que comercializan es fabricado en el extranjero y su costo está calculado en dólares, razón por la que están a expensas de las fluctuaciones diarias de la tasa de cambio y cuando las divisas aumentan, los productos también.

Estos precios han ocasionado que muchos padres se refugien en los textos escolares usados cuyo valor, en algunos casos, puede llegar a ser de menos del 50%.

“Prefiero comprar un libro usado pero que esté en buenas condiciones y usar ese dinero para comprar alguno de los otros útiles que me pide el colegio para el niño”, aseguró José Espinoza luego de preguntar a un vendedor por el precio de un texto para su hijo que cursará 4to grado.

Otro mecanismo utilizado por los padres es solicitar los textos a conocidos y familiares cuyos hijos los hayan utilizado ya y no los necesiten, de esta manera pueden ahorrar tiempo y dinero.

Uniformes, otro golpe al bolsillo

En el caso de la indumentaria escolar, las chemises tienen un costo que oscila entre Bs 130.000 y Bs 180.000 de acuerdo con el color, la talla y la marca.

De igual manera ocurre con el calzado, que dependiendo si es para uso diario o deportivo puede costar entre Bs 550.000 y Bs 650.000 respectivamente, mientras que el precio de los pantalones está en el rango de Bs 80.000 y 150.000 por unidad.

Los precios de los sueters varían según el modelo, pero pueden costar entre Bs 380.000 y Bs 550.000.

Los altos costos de los útiles escolares no son una realidad desconocida para el gobierno de Nicolás Maduro pues como parte de su “política” de entrega de bonos a través del carnet de la patria, ha sido adjudicado un bono de Bs 50.000 denominado “Regreso a Clases”.

El monto del bono según afirman los representantes consultados es irrisorio debido a que esa cifra escasamente puede ser utilizada para la compra de un paquete de tres pares de medias pues en algunos lugares este tiene un precio de entre Bs 40.000 y Bs 60.000.

El drama de la compra de los útiles cobra más fuerza al analizar que en familias, cuyo ingreso mensual es el sueldo mínimo, pese a que ambos padres aporten la totalidad de sus salarios conjuntamente con el bono entregado por el gobierno, este aún sería insuficiente para la compra de una chemise.

A pocos días de que comience el nuevo año escolar, la pregunta que queda por responder es si los niños podrán iniciar sus clases con todos los implementos que requieren o si por el contrario, deberán ingeniárselas para cumplir con sus actividades sin artículos esenciales como una borra, un lápiz o bien un morral en el que puedan transportar sus útiles.

Noticias relacionadas