• Carlos Vecchio, embajador de Venezuela en Estados Unidos, se reunió con la presidente de la Cámara de Representantes de Estados Unidos para rechazar el régimen de Nicolás Maduro. No obstante, el encuentro no fue bien visto por algunos críticos, debido a que la líder del Partido Demócrata lidera el juicio político contra el presidente norteamericano

Nancy Pelosi ingresó a un salón del Bonaventure Town Center Club, en Weston, Florida. Como ya es usual en las últimas semanas, los flashes de las cámaras hacen seguimiento a cada paso de la mujer más influyente de la política de Estados Unidos. Sus palabras también resuenan en el mundo.

Hace una semana, la presidente de la Cámara de Representantes de ese país dio inicio a un procedimiento que podría acabar en la destitución del presidente Donald Trump, el principal aliado del gobierno interino de Juan Guaidó y líder de las sanciones al régimen de Nicolás Maduro. Ahora, Pelosi lidera un encuentro con venezolanos en ese país, junto a Carlos Vecchio y otros delegados de Guaidó en EE UU.

“Es muy claro, Maduro debe irse y nosotros no nos vamos a retirar. Mucha gente está sufriendo y muchas oportunidades se han perdido para los venezolanos”, dijo Pelosi durante el encuentro, y posteriormente aprovechó para cuestionar a Trump: “está minando nuestra seguridad nacional”, comentó a la prensa.

El conversatorio, en el que también participaron congresistas y senadores del Partido Demócrata, sirvió para manifestar su apoyo a la causa venezolana. No obstante, el liderar el proceso de destitución de Trump, y ser la cara más visible de un partido con posiciones ambiguas respecto a Venezuela, generó las críticas de la relación entre el gobierno de Guaidó y la principal opositora a Trump.

Para el internacionalista Alejandro Martínez, lejos de ser un problema para la presidencia interina de Venezuela, la postura de Pelosi resalta el hecho de que la situación del país es percibida por todos los actores políticos de EE UU.

“Es importante mantener contacto con el Partido Demócrata porque eso expande las posiciones de Venezuela. La importancia fundamental de esos encuentros es, primero, el mantener y fortalecer el apoyo de los demócratas a Venezuela; y segundo, hay una serie de situaciones que pasan por la Cámara de Representantes, que está en control de los demócratas, y que afecta a los venezolanos que están solicitando diversas figuras para que les permitan estar en EE UU. De modo que el mantenimiento de estos contactos es parte de las iniciativas que ha tomado el gobierno interino para proteger a la diáspora venezolana”, analizó Martínez para El Diario de Caracas.

Pelosi manifestó en Weston que mientras Maduro permanezca en el poder, es necesario que los venezolanos que residen en EE UU obtengan un estatus legal migratorio que les brinde estabilidad y seguridad.

Vecchio agradeció a Pelosi su postura a favor de la democracia venezolana | Foto: Cortesía

“Es urgente que aprobemos de manera bipartidista un TPS para los venezolanos y hemos llamados a nuestros colegas en el Senado para aprobar esta legislación. Este proyecto de ley protegería de verdad a los venezolanos, no a expensas de otros y no por un corto período de tiempo”, dijo la presidente de la Cámara baja.

¿Problemas con Trump?

En la salida del evento, Vecchio aseguró que cuentan con el respaldo del Ejecutivo estadounidense, y que el apoyo del Congreso “manda un mensaje muy claro de que EE UU está unido para derrocar la dictadura de Nicolás Maduro”. Para el embajador de Venezuela en ese país, es fundamental el apoyo bipartidista.

De acuerdo con Martínez, la reunión entre Vecchio y los representantes del Partido Demócrata no pone en peligro las políticas contundentes del presidente Trump contra el régimen chavista.

“De ninguna manera puede ser negativo un encuentro con uno de los dos partidos políticos más importantes de uno de nuestros principales aliados. Pensar que el presidente Trump puede revertir su apoyo a Venezuela por una reunión de este tipo, creo que es menospreciarlo. Es evidente que la posición de EE UU es bipartidista, es del interés nuestro que sea una posición compartida de todos los actores políticos”, dijo el internacionalista.

Desde el partido republicano no han emitido ningún comentario respecto al evento. Sin embargo, el senador Rick Scott criticó al partido de Pelosi por bloquear en el Senado un proyecto de enmienda que según él brindaría el TPS de inmediato a los venezolanos.

“Los demócratas dicen que quieren respaldar a los venezolanos que escapan del cruel régimen de Maduro, pero como muchos temas ante nosotros, ellos solo hablan y no actúan. La semana pasada, cuando presenté mi enmienda que le otorgaría el TPS a los venezolanos y reformaría el programa de TPS, los demócratas salieron a bloquearlo”, dijo Scott en un comunicado.

Para Martínez, la problemática trasciende de un problema de izquierda o derecha, por lo que considera como fundamental cualquier apoyo que pueda sumar el gobierno interino de Guaidó. Incluso Bernie Sanders y Elizabeth Warren, principales precandidatos demócratas para las elecciones presidenciales de 2020, y el ala más izquierdista del partido, han manifestado su rechazo a Maduro. Sin embargo, estos no se han reunido con los delegados de Guaidó hasta el momento.

A pesar de la crisis interna entre los principales partidos de ese país, Estados Unidos refuerza el cerco al régimen chavista y ratifica su apoyo al gobierno interino de Venezuela y a la Asamblea Nacional, quienes siguen estrechando lazos que ratifiquen su legitimidad.

Noticias relacionadas