• El congresista ecuatoriano Juan Fernando Flores explicó para El Diario que el ex mandatario Rafael Correa estaría en territorio venezolano, en donde presume que tiene un centro de operaciones para difundir noticias falsas con respecto a lo que acontece en Ecuador

Rafael Correa arribó al Aeropuerto Internacional de Maiquetía este 7 de octubre. Lo hizo a bordo de un avión de la estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa) con un objetivo claro: monitorear y coordinar un plan para desestabilizar al gobierno del presidente de Ecuador, Lenín Moreno, con el apoyo del régimen de Nicolás Maduro, según explicó para El Diario de Caracas, el congresista ecuatoriano Juan Fernando Flores.

No es la primera vez que Correa pisa territorio venezolano empleando este método de transporte. De hecho, desde hace tres meses es la única forma que tiene el ex presidente ecuatoriano para viajar por el territorio nacional, o para dirigirse hacia algunos países de América y Europa, siempre con regreso a Venezuela. Lo ha hecho entre seis y siete veces durante en las últimas semanas, afirma Flores. Este martes su destino estaría entre los estados Barinas y Falcón, desde donde estaría siguiendo lo que acontece en Ecuador.

La última vez que el ex mandatario ecuatoriano fue visto en el aeropuerto de Maiquetía fue el pasado 27 de agosto, cuando permaneció durante algunas horas en un salón VIP. La fotografía fue compartida por el periodista Sergio Novelli. Días antes, Paola Pabón y Virgilio Hernández, integrantes del Movimiento Revolución Ciudadana (MRC) — el cual preside Correa — también fueron vistos en Maiquetía. Desde entonces, los dirigentes habrían mantenido encuentros en Barquisimeto, estado Lara. De regresar a Ecuador, el ex mandatario sería detenido por la justicia local por el caso de corrupción con el cual está relacionado.

“Las acciones que han realizado no solo son de monitoreo y seguimiento a los hechos que se están dando en Ecuador, sino que también tienen allí instalado un centro de operación a través del cual están emitiendo noticias o informaciones falsas a través de redes sociales, con el fin de confundir y tergiversar la información”, comentó Flores, quien sostiene que sus informantes son dirigentes venezolanos que no están de acuerdo con la situación.

El mismo Hernández confesó el pasado 3 de septiembre que mantuvo encuentros con Correa en Venezuela. En una entrevista con el medio ecuatoriano Radio Atalaya, el dirigente del MRC dijo que el ex mandatario pidió formar una coalición para enfrentar a Moreno.

“Sí, estuvo en Caracas, sí lo fui a visitar, pudimos conversar (…) él dice que tenemos que construir una gran coalición”, dijo, y añadió que “con Rafael Correa trabajamos, miramos lo que es la situación del país lo que puede ser el futuro del país, y sobre todo que tenemos que construir una gran coalición que permita recomponer el desastre que han causado”.

Flores afirmó que el movimiento es coordinado con Maduro y otros dirigentes chavistas, y no descarta que sea financiado por los mismos. Además, un grupo de ciudadanos ecuatorianos estarían por arribar a Ecuador, procedentes de Venezuela, en donde se encontraron con el ex mandatario y quienes habrían estado previamente en Aruba. Hasta el momento desconoce la cantidad y la función que tendrían estas personas, pero la información ya está en manos de la ministra de gobierno María Paula Rojas.

“Ellos están coordinando todo esto directamente con el MRC, con el respaldo de Nicolás Maduro y dirigentes del PSUV, y se está buscando a través de la protesta social, o es lo que se ha vendido, el que se puedan infiltrar en distintas instituciones como el caso de ayer que intentaron tomarse la Asamblea Nacional (AN) del Ecuador y la Contraloría, donde en esta última institución restan documentos de la denuncia que tiene que presentar en juicio Rafael Correa la próxima semana por el caso sobornos 2012–2016”, comentó el congresista.

La denuncia va en concordancia con las declaraciones que emitió el presidente Moreno este lunes, cuando anunció el traslado de la sede del Ejecutivo de ese país a Guayaquil por las manifestaciones que desde hace una semana se llevan a cabo en las calles de Quito.

“Los saqueos, el vandalismo y la violencia demuestran que aquí hay una intención política organizada para desestabilizar el gobierno y romper el orden constituido”, y apuntó que “el sátrapa de Maduro ha activado junto con Correa su plan de desestabilización (…). Ellos son quienes están detrás de este intento de golpe de Estado y están usando (…) e instrumentalizando algunos sectores indígenas”, aseguró Moreno. Correa negó las acusaciones.

Juan Guaidó, presidente interino de Venezuela, sostuvo este martes que se encuentran tratando de activar mecanismos de información que permitan dar con el paradero exacto de Correa y manifestó su apoyo a Moreno y al ex candidato presidencial de ese país, el líder opositor Guillermo Lasso.

“No es la primera vez que desde Venezuela se financian no solo este tipo de acciones, sino también campañas. Es una tragedia que Maduro utilice dinero de venezolanos para simplemente tratar de desestabilizar la región”, comentó el también presidente de la AN venezolana.

Las manifestaciones en Ecuador persisten, y la sombra de Rafael Correa se asoma para retomar un poder que la justicia de ese país no le permite. Mientras, en el panorama también aparece el régimen de Nicolás Maduro, una versión que, visto el apoyo de grupos de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en el territorio nacional, toma fuerza en el gobierno ecuatoriano.

Noticias relacionadas