• Durante sus 60 años en el ejercicio de su profesión se hizo acreedor de siete premios de periodismo y se ganó el respeto del gremio en América Latina. Su muerte representa el luto de toda la prensa latinoamericana

El periodista colombiano Javier Darío Restrepo, referente de la ética periodística en toda Iberoamérica, falleció este 6 de octubre, a los 87 años de edad, dejando una pérdida incalculable dentro del gremio.

Dos días antes de su muerte, participó en un conversatorio del Festival Gabo en Medellín donde presentó su libro La constelación ética, que forma parte de una prolífica obra de al menos 22 textos y que es una de sus pocos escritos no dirigidas exclusivamente a periodistas.

En el texto “reflexiono sobre el mensaje inspirador de los atletas olímpicos que en cada nueva prueba llevan la ilusión de batir las marcas anteriores porque saben que todo récord puede ser superado. La ética transmite un mensaje parecido: nacimos para la excelencia y el reto no es llegar a ser excelentes, sino progresar todos los días en el propósito de ser excelentes”, comentó el maestro durante una entrevista reproducida en 2018 por la Fundación Gabo, de la cual formaba parte desde 1995.

Leer más  Murió el cantautor Omar Geles, uno de los pioneros del folclor vallenato en Colombia

El periodista e investigador académico venezolano de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB), Andrés Cañizalez, quién además participó en un curso dictado por Restrepo hace al menos 10 años, comentó para El Diario de Caracas que Javier Darío Restrepo fue una persona muy atenta y que siempre estuvo al pendiente de lo que ocurría en Venezuela, esto a través del consultorio ético mediante la página web de la Fundación Gabo.

“Javier Darío, a lo largo de todos estos años, en muy diversas oportunidades, tocó el tema de Venezuela, el rol del periodismo en las distintas etapas que ha tenido esta larga crisis que estamos viviendo en el país”, aseguró Cañizalez.

Comentó que en su experiencia en el curso que dictaba Restrepo, la dinámica siempre se trató con un enfoque muy práctico para los periodistas sobre lo que significaba la ética en el periodismo. También señaló que “fue para muchos periodistas en América Latina, sin duda, una gran referencia. Fue el gran maestro de la ética periodística”.

Destacó que en el gremio periodístico de América Latina, “hemos perdido a un maestro, a una persona que además era sumamente solidaria y atenta con el tema venezolano (…) Yo podría decir que el periodismo latinoamericano está de luto con su fallecimiento”.

Leer más  Murió el cantautor Omar Geles, uno de los pioneros del folclor vallenato en Colombia

Una labor destacada

De su amplia labor se destacan las respuestas a problemas de ética que enfrentan los periodistas en la actualidad.

Javier Darío Restrepo nació en 1932 en Jericó, Antioquia, y durante 60 años ejerció el periodismo en diferentes medios. También fue columnista de diarios neogranadinos de renombre como El Tiempo, El Espectador, El Colombiano y El Heraldo. Se hizo acreedor en dos años consecutivos del Premio Nacional de Periodismo Simón Bolívar (1985 y 1986) y en 1993 recibió el Premio Nacional del Círculo de Periodistas de Bogotá en la categoría de prensa.

También obtuvo los premios San Gabriel del Episcopado Colombiano en 1994, el de Germán Arciniegas de la Editorial Planeta en 1995 y el Premio latinoamericano a la Ética Periodística, que le fue otorgado por el Centro Latinoamericano de Periodismo, también en el año 1995.

El reconocimiento más reciente que recibió fue el premio a la excelencia periodística del Premio Gabriel García Márquez de periodismo Iberoamericano en la ciudad de Medellín, en el 2014.

Leer más  Murió el cantautor Omar Geles, uno de los pioneros del folclor vallenato en Colombia
Foto: El Espectador

Luego de recibir este premio, Javier Darío Restrepo explicó en una entrevista a EFE que la clave de este galardón radica en el hecho de que hacía énfasis “en la importancia que en este momento tiene la ética para los periodistas teniendo en cuenta esa especie de terror-ambiente que hay frente a todo lo de la tecnología digital”.

Asimismo, el periodista afirmaba que “en ética nadie es juez de nadie, salvo de uno mismo, porque solo uno sabe las motivaciones y circunstancias de sus acciones”.

Tras su muerte, la Fundación Gabo calificó a Restrepo en un comunicado como “un pilar y guía en el ejercicio del periodismo ético en Iberoamérica”.

COMUNICADO DE LA FUNDACIÓN GABO

El consejo rector, la junta directiva y el equipo de la Fundación Gabo, en cabeza de Jaime Abello Banfi, lamentan profundamente el fallecimiento del maestro Javier Darío Restrepo, un pilar y guía en el ejercicio del periodismo ético en Iberoamérica. Extendemos sentidas condolencias a familiares, amigos y colegas del maestro Javier Darío Restrepo, un pilar insustituible de la Fundación Gabo y sin duda uno de los máximos expertos en ética periodística del mundo.

Desde el año 2000, y hasta su fallecimiento, el maestro Javier Darío Restrepo dirigió el Consultorio de ética periodística de la Fundación Gabo, un espacio semanal y en línea en el que periodistas, docentes y estudiantes de periodismo compartían con el maestro sus dudas y dilemas en el ejercicio periodístico y recibían guía y consejo.

Javier Darío acompañó a la Fundación Gabo por 24 años como maestro de talleres, miembro del consejo rector, director del consultorio ético y consejero y guía. Nos despidió el pasado jueves en el Festival Gabo, donde presentó el último libro ‘La constelación ética’. Nos deja huérfanos de su bonhomía y sabiduría. Descanse en paz.

Foto: EFE

El periodista colombiano siempre intentó hablarle a un público más allá del de su gremio, y le inquietaba la corrupción y las mentiras en la política, tal como lo expresó en su última columna escrita para El Heraldo, además, fue insistente en la necesidad de hacer periodismo por la esperanza.

Leer más  Murió el cantautor Omar Geles, uno de los pioneros del folclor vallenato en Colombia
Foto: EFE

Entre sus tantas enseñanzas destaca la frase, a modo de interrogación, que expresa lo siguiente “¿qué tal si empezamos a contar las historias de por qué alguien honesto es honesto en lugar de darles voz a quienes promueven el odio?”.

Noticias relacionadas