• Según un informe presentado por la FAO en el año 2018, el país se erige como el territorio con más inseguridad alimentaria en la región. El nutriólogo Pablo Hernández aseguró que los venezolanos no consumen los nutrientes necesarios para tener un buen desarrollo

La población mundial que sufre de hambruna lleva varias décadas sin disminuir. En la actualidad alcanza la cifra de 920 millones de personas, es por ello que, desde 1979, cada 16 de octubre se conmemora el Día Mundial de la Alimentación, una iniciativa promovida por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) con el propósito de crear conciencia sobre el problema alimentario en el mundo y también para fortalecer la solidaridad en la lucha contra el hambre, la desnutrición y la pobreza.

Para este año 2019 el lema de la campaña del organismo es “Una alimentación sana para un mundo hambre cero”. En numerosos países se organizan diversos eventos para analizar los problemas en el suministro y la distribución de alimentos, así como para recaudar fondos que apoyen proyectos que contribuyan con esta causa.

La ONU puntualizó los objetivos de esta celebración de la siguiente manera:

– Estimular una mayor atención a la producción agrícola en todos los países y un mayor esfuerzo nacional, bilateral, multilateral y no gubernamental para este fin.

– Promover la participación de las poblaciones rurales, especialmente de las mujeres y los grupos menos privilegiados, en las decisiones y actividades que afectan sus condiciones de vida.

– Estimular la cooperación económica y técnica entre países en desarrollo.
Aumentar la conciencia pública de la naturaleza del problema del hambre en el mundo.

– Promover la transferencia de tecnologías al mundo en desarrollo.

– Fomentar aún más el sentido de solidaridad nacional e internacional en la lucha contra el hambre, la desnutrición y la pobreza.

Foto: ONU

Crisis alimentaria

En Venezuela la situación alimentaria está en crisis. La organización de acción social Cáritas de Venezuela realizó un informe a mediados de este año en el que reveló que 9 de cada 10 hogares presenta una alimentación insuficiente y que, además, 73% de los niños menores de 5 años de edad que viven en el país presentan algún tipo de déficit nutricional.

Igualmente, el reporte de Cáritas registró 35% de desnutrición crónica en los niños y niñas menores de 5 años de edad que atendieron en junio pasado en las zonas más pobres de 18 estados del país, esto según citó la alta comisionada de los Derechos Humanos de la ONU, Michelle Bachelet, en su informe sobre la visita a Venezuela.

Marianella Herrera, médico nutriólogo integrante de la Fundación Bengoa, organización que promueve estrategias para mejorar la nutrición de las personas, afirmó para El Diario que las consecuencias de la escasez de alimentos que vive la población venezolana son devastadoras para la salud.

Y es que, según afirma la especialista, desde principios de 2019 los niños de 6 meses de edad están pesando incluso menos que cuando nacieron. Explicó que esto quiere decir que “la cronicidad de la disposición de la exposición a falta de alimentos ya está haciendo estragos en las madres desnutridas, cuya leche no tiene la calidad suficiente para amamantar bien a los niños”.

Indicó también que es evidente que hay una correlación entre la falta de ingesta de nutrientes durante el embarazo y la desnutrición que actualmente presentan los niños. Alertó que los niños recién nacidos que están expuestos a deficiencia de hierro van a tener un desarrollo cerebral comprometido, generando un pobre desempeño escolar a futuro.

Foto cortesía

En otros datos, la ONG Transparencia Venezuela afirma que, desde el año 2015, en el análisis de la Memoria y Cuenta del Ministerio para la Alimentación se refleja una planificación inadecuada debido a la existencia de presupuestos deficitarios en 10 de los 15 entes adscritos a este ministerio.

La ONG específica que se evidencia el incumplimiento de las metas previstas, tanto que el ministerio solo alcanzó 38% de de esos objetivos, y a esto se le suma la falta de información y ausencia de detalles en la ejecución del resto de los planteamientos, cumpliendo solo con 8% de los 25 proyectos previstos.

El hambre, una realidad difícil de superar

Transparencia Venezuela señaló en su sitio oficial que la situación alimentaria y nutricional en el país se caracteriza por la crítica falta de rubros, especialmente los que componen la canasta básica. Las restricciones para adquirir alimentos son cada vez mayores, tanto por su inexistencia como por la hiperinflación que ha destruido la capacidad de compra de los venezolanos.

El médico nutriólogo Pablo Hernández aseguró para El Diario que la situación alimentaria actual de Venezuela es muy complicada, pues esta problemática ocasiona que los venezolanos no puedan cubrir los nutrientes diarios necesarios para un buen desarrollo.

Resaltó que no hay cifras oficiales sobre las muertes por desnutrición en el país y alertó de que en “muchos hospitales se está dejando de colocar a la desnutrición como una causa de muerte”, mientras explicó que esa medida es para dar cumplimiento a órdenes impuestas a los centros asistenciales.

El médico aclaró que el Instituto Nacional de Estadísticas de Venezuela (INE) y el Instituto Nacional de Nutrición (INN) continúan con sus planes de medidas sobre el consumo de alimentos y nutrición de los niños, pero no los publican porque trabajan bajo la premisa de “si existe, que no lo noten o que no se vea”.

En cuanto a la situación alimentaria de Venezuela en relación con el mundo, el especialista indicó que “estamos bastante mal”. Citó el informe de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO por sus siglas en inglés) de 2018, en el que se indica que Venezuela es la nación con mayor inseguridad alimentaria. “9 de cada 10 personas en el mundo con inseguridad alimentaria son venezolanos. Un número absolutamente alto”, aseguró Hernández.

Los problemas para obtener alimentos y la calidad de los insumos que se consiguen en Venezuela ponen en riesgo a la población, que carece de motivos para celebrar en el Día Mundial de la Alimentación. La desnutrición y la pobreza son los protagonistas de la crisis en un país que lucha por sobrevivir cada día.

Noticias relacionadas