• La diputada Kelly Perfecto de la Asamblea Nacional explica para El Diario de Caracas que los cuerpos policiales y las bandas criminales mantienen en jaque a los pobladores de varias zonas mirandinas

Una soleada tarde de Barlovento, en el estado Miranda, fue testigo de un crimen sangriento que atemorizó a los pobladores y los llenó de zozobra.

La plaza Bolívar del sector El Peñón de la parroquia Aragüita se tiñó de sangre casi en su totalidad. Fue el lugar escogido por los antisociales para enviar un mensaje: una cabeza humana fue colocada justo al lado del rostro del busto del Libertador a las 2:30 pm del jueves 26 de octubre.

Adicionalmente, alrededor de la plaza colocaron los restos del cuerpo desmembrado al igual que el cadáver de otro sujeto, también descuartizado.

Plaza Simón Bolívar de El Peñón donde aparecieron los restos de los sujetos asesinados. Foto: Kelly Perfecto

El terror apenas comenzaba. Comisiones del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) llegaron al lugar para levantar los cadáveres e investigar el suceso.

Esta situación es apenas un ápice de lo que atraviesan los barloventeños, quienes se encuentran sumidos en una permanente angustia ocasionada por los constantes enfrentamientos entre bandas en la zona y las cuestionables actuaciones de funcionarios de distintos cuerpos policiales.

Leer más  ¿El Sebin es el órgano de cobranzas de Cashea?

La diputada a la Asamblea Nacional (AN) Kelly Perfecto, oriunda de Barlovento, denuncia en exclusiva para El Diario de Caracas que la comunidad “está en jaque” debido a los constantes enfrentamientos entre bandas y sus represalias en contra de los habitantes del lugar. A menudo los funcionarios policiales también se enfrentan con presuntos delincuentes.

Diputada Kelly Perfecto. Foto: Infobae

Explica que cuando los efectivos de seguridad aprehenden a alguien para investigarlo, sin importar el motivo de la detención, el hampa arremete contra el entorno o los familiares del detenido; los efectivos de seguridad actúan de la misma forma.

“Los parámetros que usan las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES) y el Cicpc ponen en riesgo a toda una población. No llegan a sitios precisos, hacen allanamientos y revisan todas las casas. Mujeres, niños, adultos mayores. Así no tengan parentesco con antisociales, igual son tratados como delincuentes”, detalla la parlamentaria, al tiempo que califica estos operativos como una violación a los derechos humanos.

Leer más  ¿El Sebin es el órgano de cobranzas de Cashea?

Si bien los procedimientos policiales en Barlovento causan temor en la población, las bandas delictivas controlan gran parte de la zona. La diputada destaca que existen muchos grupos criminales en Barlovento, y uno de ellos es la banda de “El Maikel” que presuntamente estuvo involucrada en otro crimen perpetrado recientemente: la muerte de Rian Carlos, funcionario del Cicpc, y José Navas, de Polimiranda.

Rian Carlos y José Navas, efectivos asesinados. Foto: El Carabobeño

El hecho ocurrió el domingo 20 de octubre. Los funcionarios viajaban en una moto por la vía Madre Vieja de Barlovento cuando los antisociales los interceptaron para despojarlos del vehículo. Los sujetos se llevaron a los efectivos de seguridad a una zona boscosa donde los asesinaron y luego huyeron del sitio.

Cinco días después de ese crimen, apareció el cuerpo desmembrado de Deivis Rebolledo, de 20 años de edad, y de Jesús Rico, de 23 años de edad, en la plaza Bolívar de El Peñón.

Bajo el poder de la violencia

En su informe anual de 2018, el Observatorio Venezolano de Violencia (OVV) indicó que 20 municipios del país superan la tasa de 200 homicidios por cada 100.000 habitantes. Barlovento, municipio Acevedo, arrojó una tasa de 341,8 homicidios; el municipio Brión, 244,1; el municipio Buroz, 243,6; el municipio Andrés Bello, 209,3 y el municipio Páez, 204,5.

Leer más  ¿El Sebin es el órgano de cobranzas de Cashea?

Según cifras del organismo, en 2018 Miranda fue el segundo estado del país con mayor tasa de muertes violentas con 124,4 homicidios, solo superado por el estado Aragua con una cifra de 168 muertes por cada 100.000 habitantes.

El aumento en el índice de violencia ha obligado a muchos habitantes a migrar a zonas más tranquilas. La diputada Kelly Perfecto, quien perteneció al partido político Tupamaro del Gran Polo Patriótico (GPP), pero que ahora es disidente del chavismo, comenta que en Barlovento las personas salen lo menos posible de sus casas, mientras otras abandonan sus viviendas o emigran del país.

Foto cortesía

“Aquí todos estamos viendo para dónde nos vamos. Lo único que se escucha es que no podemos quedarnos”, asegura la parlamentaria cuya vivienda y la de su madre han sido asediadas por funcionarios policiales al menos dos veces este año.

Leer más  ¿El Sebin es el órgano de cobranzas de Cashea?

Un poblado fantasma

La realidad de algunos pueblos de Barlovento es la soledad. Lugares como Cumbo, Las Maravillas, El Manguito y parte de Aragüita actualmente están casi deshabitados.

“Hay pueblos que se han quedado sin habitantes y que en su momento fueron emblemáticos por la fuerte producción de cacao, pero las ‘zonas de paz’ hicieron el túnel para desatar la delincuencia en Barlovento”, añade.

Los barloventeños perdieron la confianza en las autoridades y se encuentran sumidos en incertidumbre y temor a diario. Los crímenes violentos entre bandas organizadas y extorsión policial convirtieron a los pueblos de esa región mirandina en una zona sin ley.

Ni mujeres, niños o ancianos se salvan de las represalias por parte de la delincuencia. Esto ha obligado a los pobladores a tomar una decisión: irse definitivamente de su hogar en busca de tranquilidad o quedarse en su pueblo a merced de la violencia y la duda constante sobre quién será la próxima víctima.

Noticias relacionadas