• Los venezolanos han adoptado esta tradición desde hace décadas. Se reúnen en familia para agradecer y para pedir paz y bienestar por el año nuevo que llega

La llegada de la Navidad no solo es una época de regalos, celebración y fiesta, sino que también es un espacio para distintas tradiciones y costumbres que tienen lugar en distintas partes del mundo.

El Espíritu de la Navidad es una de ellas. Una celebración que resalta la solidaridad, el compartir y la magia que, muchos aseguran, tienen las fechas decembrinas.

¿Pero qué es el Espíritu de la Navidad?

Esta tradición tiene su origen en el mundo celta que celebraba la llegada del Invierno, una fecha que tiene lugar en el Hemisferio Norte cada 21 de diciembre.

Se dice que esta fecha, cada año, el Espíritu de la Navidad baja a la Tierra y visita a todas aquellas personas de buena voluntad por la noche, específicamente entre las 10:00 pm y las 12:00 am, un espacio propicio para hacer peticiones y agradecimientos, de acuerdo con quienes celebran esta tradición.

Se cree que con esta celebración , el Espíritu de la Navidad retribuye paz, abundancia riqueza y amor a quienes practican su tradición y ponen en práctica los rituales pautados para esta fecha.

Estos rituales pueden variar, pero la verdad es que la mayoría comparten el mismo ejercicio que consiste en tener la casa limpia para recibir al Espíritu sin malas energías, por lo que suele dedicarse el día anterior solo a la limpieza del hogar.

Posteriormente, el mismo 21 de diciembre, se encienden velas que pueden ser anaranjadas, rojas y doradas, acompañas de aromas cítricos como limón o mandarina, para finalmente pasar a la fase en la que escriben sus agradecimientos y deseos para el año próximo.

Foto cortesía

Estos deseos suelen escribirse con un orden específico que cumplen quienes están más apegados a esta tradición navideña. Las peticiones de mayor prioridad se hacen primero y se recomienda siempre pedir por el bienestar y la paz del mundo para luego llegar a los deseos más personales.

Una vez ya escritos los deseos, se guardan y en la visita del año siguiente se queman solo los que se hayan cumplido.

Este es un ritual que puede celebrarse en grupo, bien sea con familia y amigos, y se recibe con las ventanas abiertas para que la energía del Espíritu navideño entre al hogar.

El Espíritu de la Navidad en Venezuela

Cada 21 de diciembre es muy común que la familia venezolana se reúna para cumplir con esta tradición que se ha logrado esparcir por distintos países del mundo, asentándose en medio de las costumbres particulares que cada cultura pueda tener dispuesta para estas fechas.

A pesar de que esta es una celebración que no encaja dentro de los cánones religiosos, es una oportunidad que aprovechan los venezolanos para abocar por la unión, la paz y el bienestar de todo el país.

Si bien los rituales se mantienen en casi su totalidad, hay quienes se reúnen alrededor de una torta navideña y hacen de este encuentro una celebración acompañada de música y brindis, eso sí, propósito sigue siendo el mismo: agradecer y elevar las peticiones para el año siguiente.

Durante algunos minutos se hace silencio, aseguran que mientras se recibe la energía del espíritu navideño, y luego se sigue el compartir grupal. Listos para encarar un año nuevo, listos para nuevos agradecimientos.

Noticias relacionadas