• A pocos días de que finalice el año, en El Diario recopilamos cinco hazañas que seguramente permanecen en la mente de muchos fanáticos venezolanos y conocedores del mejor beisbol del mundo

Las hojas del calendario están a solo días de extinguirse para los amantes y conocedores del deporte. Es por eso que, para esta ocasión, en El Diario elegimos cinco momentos que marcaron la Major League Baseball (MLB) en 2019, donde los venezolanos fueron protagonistas:

1. Regreso de Carlos Carrasco

Foto: Getty Images

Luego de haber sido diagnosticado en junio con un tipo de leucemia, causándole que estuviera alejado de los montículos por tres meses en la temporada, Carlos Carrasco fue premiado como el Regreso del Año de la Liga Americana, en reconocimiento a su lucha contra la enfermedad y su vuelta a la acción.

El lanzador de los Indios de Cleveland tuvo algunas presentaciones de rehabilitación en las sucursales de ligas menores de Cleveland, hasta que el 1° de septiembre regresó a Las Mayores en el Tropicana Field, casa de los Rays de Tampa Bay, donde fue recibido con cariño y emoción.

Carrasco, de 32 años de edad, es el segundo venezolano en obtener el galardón. Su único antecedente es Andrés Galarraga, quien recibió el Regreso del Año en 1993 con los Rockies de Colorado y en 2000 con los Bravos de Atlanta, casualmente tras superar un cáncer linfático en 1999.

Desde que retornó a los terrenos de juego, el abridor derecho solo pudo desempeñarse como relevista. Sus números no fueron los mejores en comparación con sus otras 10 campañas —seis victorias y siete derrotas, efectividad de 5.29 y 96 fusilados en 23 apariciones— aunque su regreso es un ejemplo de vida y superación.

Pero “Cookie” no solo fue condecorado con el Regreso del Año en la Liga Americana, sino que en octubre también se convirtió en el primer venezolano en ganar el Premio Roberto Clemente, el cual es otorgado al jugador que destaca por su “carácter admirable y sus contribuciones caritativas a la sociedad”. 

El barquisimetano fue seleccionado entre entre 30 beisbolistas, uno por cada equipo de la MLB, gracias a sus acciones para ayudar a pacientes que padecen cáncer. Entre sus labores benéficas, aparecen donaciones a venezolanos migrantes en Cúcuta, así como a más de 70.000 familias de bajos recursos en África, continente al que viajó para ayudar de manera presencial. 

2. Astros en el ojo del Huracán

Foto: USA Today Sports

En medio de una tormenta se vieron los Astros de Houston cuando finalizó la temporada. No solo porque perdieron la Serie Mundial en el séptimo juego frente a los Nacionales de Washington, sino que también fueron acusados de espionaje.

De acuerdo con un reportaje publicado por el periódico The Athletic, los actuales subcampeones de las Grandes Ligas robaron las señas de sus rivales a través de un mecanismo electrónico en 2017, año en el que conquistaron su primer y único Clásico de Otoño.

La investigación indica que los Astros usaron una cámara ubicada en el jardín central del Minute Maid Park para captar las señas que los receptores rivales daban a sus lanzadores. Las imágenes eran proyectadas en un monitor ubicado entre el dugout y el clubhouse de la novena tejana.

Mike Fiers, lanzador de los Atléticos de Oakland que vistió el uniforme de Houston desde 2015 hasta 2017, confesó al medio deportivo que robó señas durante los compromisos de aquella campaña. Y eso que usar artefactos electrónicos para espiar señas va en contra del  reglamento de Las Mayores.

Luego de las acusaciones, la organización en la que militan los venezolanos José Altuve, Róbinson Chirinos y Héctor Rondón indicó que había iniciado una investigación en cooperación con la MLB, quien previamente había fortalecido las reglas sobre el robo de señales antes de 2019.

Según fuentes cercanas a la investigación, miembros de la institución afirmaron que el combinado tenía acceso a una transmisión en vivo con la toma del jardín central, situación que ayudaría al robo de señas en 2017. No obstante, negaron que se haya instalado una cámara especial con ese propósito.

3. Eugenio Suárez superó a Galarraga

Foto: Getty Images

Sobresaliente, de esta forma se podría calificar el desempeño de Eugenio Suárez con los Rojos de Cincinnati. Se convirtió en el venezolano con más vuelacercas en la temporada, con 49 en total, dejando atrás el récord de Andrés Galarraga, quien conectó 47 en 1996 con los Rockies.

El guayanés también se convirtió en el tercera base con más jonrones en una temporada del Viejo Circuito, y quedó a tres bambinazos del récord de los Rojos, en manos de George Foster (52 en 1977). El récord para un antesalista en la Gran Carpa pertenece a Alex Rodríguez, quien sacó 52 en 2007 con los Yanquis de Nueva York.

Suárez, de 28 años de edad, finalizó en el segundo peldaño como líder jonronero de la Liga Nacional, por detrás de Pete Alonso, quien ligó 53 cuadrangulares con los Mets de Nueva York y fue electo Novato del Año.

El toletero derecho promedió .271 de average, con 156 imparables, 103 remolques, 87 anotadas y tres bases robadas en 159 juegos. Asimismo, ganó el premio Luis Aparicio como el beisbolista venezolano más destacado del año en las Grandes Ligas, superando a Ronald Acuña Jr (Bravos) y a Gleyber Torres (Yankees).

4. Ronald Acuña al club de los 30-30

Foto: Getty Images

En su segunda temporada en la Gran Carpa, Ronald Acuña Jr. se convirtió en el latinoamericano más joven en pegar más de 30 cuadrangulares y robarse 30 o más bases en Las Mayores, y se unió a Bob Abreu (2001 y 2004  con los Phillies de Philadelphia) como únicos venezolanos en concretar la hazaña. 

Con 21 años y 249 días de vida, el patrullero varguense alcanzó la hazaña en 129 encuentros. Es apenas el cuarto pelotero de los Bravos de Atlanta en conseguir el “30-30”, siguiendo los pasos del Salón de la Fama Hank Aaron (1963), Dale Murphy (1983) y Ron Gant (1990 y 1991). 

A su vez, es el segundo pelotero en completar el hito antes de cumplir los 22 años edad. El más joven en conseguirlo es Mike Trout, quien a los 20 años de edad despachó 30 bambinazos y sumó 49 bases robadas en su segunda zafra con los Angelinos de Los Ángeles.

Su próximo objetivo era alcanzar el “40-40”, pero una lesión en parte izquierda de la cadera, mientras afrontaba la recta final de la campaña regular, causó que se quedara a la orilla de unirse al selecto grupo.

Solo tres estafas lo separaron de culminar la gesta, puesto que cerró la ronda regular con 41 cuadrangulares y 37 almohadillas robadas. Aun así, dejó .280 de promedio, 101 carreras impulsadas, 127 anotadas y 175 imparables. También fue electo Atleta del Año en Venezuela, junto con Yulimar Rojas.

Queda la sensación de que Acuña tiene futuro y le restan más oportunidades para unirse al club del “40-40”, el cual está conformado por cuatro peloteros: José Canseco (1988), Barry Bonds (1996), Alex Rodríguez (1998) y Alfonso Soriano (2006).

5. Washington y su primera Serie Mundial

Foto: Getty Images

Si la pregunta es cuál es el momento más importante y emotivo en el “Big Show” en 2019, sin duda que se debe mencionar al campeón del Clásico de Otoño, los Nacionales de Washington, quienes contra todo pronóstico saborearon las mieles de la gloria por primera vez en su historia.

Los Nacionales tuvieron que remar contra la corriente durante todo el año: Bryce Harper, su jugador franquicia, se marchó en marzo a Filadelfia por 13 años y 330 millones de dólares, su manager, Dave Martínez, estuvo al borde del despido por los malos resultados en el primer tramo de la fase regular y estuvieron al borde de la eliminación en la fase regular.

Stephen Strasburg fue nombrado el Jugador Más Valioso del Clásico de Otoño, al llevarse las dos victorias en sus 14.1 episodios, en los cuales permitió 12 incogibles, cuatro carreras, dos vuelacercas, dio tres bases por bola y 14 ponches, para una efectividad de 2.55.

En el juego de Comodín superaron contra todo pronóstico a los Cerveceros de Milwaukee. En la Serie Divisional remontaron y dejaron en el camino a los Dodgers de Los Ángeles, los favoritos a llevarse el título, y en la Serie de Campeonato barrieron a los Cardenales de San Luis. 

La Serie Mundial fue un homenaje a la dinámica de lo inesperado. A pesar de que perdió los tres juegos decisivos en su parque, la organización de la capital estadounidense se impuso en los cuatro compromisos que disputó en Houston como visitante, un hecho peculiar y sin precedentes. 

Entre los venezolanos que se bañaron de gloria en el Minute Maid Park aparecen Henry Blanco (como coach de bullpen), Asdrúbal Cabrera, Aníbal y Adrián Sánchez, y Gerardo Parra, quien con su “Baby Shark” dejó una huella imborrable en el corazón de la fanaticada capitalina. Es probable que 2020 también estará recargado de grandes vivencias en el mejor beisbol del mundo.

Noticias relacionadas