• La psicóloga Hisvet Fernández explicó para El Diario que las mujeres son más propensas a sufrir patologías psicológicas

Uno de los trastornos mentales que más afecta a la sociedad contemporánea en el mundo es la depresión, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud—que la ha calificado como una de las principales causas globales de discapacidad—.

Según estimaciones del referido ente multilateral, más de 300 millones de personas en todo el mundo viven con depresión, y cerca de 50 millones se encuentran en América.

Foto: Referencial

La depresión, indica Hisvet Fernández –psicóloga social– para El Diario, “es una patología mental que se manifiesta en todos los aspectos de la vida. Es el resultado de las tres dimensiones que componen al ser humano: la biológica, psicológica y social. Afecta el estado de ánimo, las relaciones personales, de trabajo y amorosas”.

–¿Tristeza y depresión son lo mismo?

–No. La tristeza es una situación pasajera que le sucede a todas las personas. Por ejemplo, podemos tener duelos, pérdidas psicológicas, físicas o materiales que pueden hacernos sentir tristes. Pero eso es una condición temporal que puede ser superada. La depresión es un cuadro clínico, que está asociado a factores psicológicos,, biológicos y sociales.

Fernández refiere además que las personas no pueden sobreponerse a la depresión por sí mismas, y que deben ser diagnosticadas y tratadas de forma acertada por especialistas.

“La gente no se sobrepone a la depresión, se sobrepone a la tristeza. La depresión, como es un trastorno integral, necesita tratamiento, y eso requiere un diagnóstico adecuado. Muchos psicólogos, lamentablemente, no tienen la humildad suficiente para remitir a un paciente con depresión a un psiquiatra, para que éste le suministre un fármaco que le permita corregir los aspectos biológicos de la enfermedad, pues la depresión se trata tanto con fármacos como con psicoterapia. Y no pueden generalizarse los tratamientos, cada persona es única e irrepetible, y así es la depresión también. Hay que hacer una evaluación completa e individual de la historia y personalidad del que padece”, explica.

La depresión es un cuadro clínico, que está asociado a factores personales, biológicos o sociales. No es lo mismo que la tristeza ni deben confundirse» Hisvet Fernández

Otra de las maneras de tratar de apoyar a los pacientes con depresión, agrega Fernández, es elevando “los niveles de conciencia de la persona”, para que entienda, mediante la ayuda terapéutica, las razones por las que entró en un cuadro depresivo.

Cuáles son los síntomas de la depresión

Abre arrow_downward

La psicóloga Hisvet Fernández señaló varios de los elementos que pueden observarse en alguien que tiene un posible cuadro depresivo, entre los que se encuentran:

-Sentimientos continuos de tristeza, culpa o desesperanza.

-Pérdida de interés en cosas que antes disfrutabas.

-Cambios importantes en los patrones de sueño, como problemas para conciliar o mantener el sueño, o dormir demasiado.

-Fatiga o dolor inexplicable u otros síntomas físicos sin causa aparente
Problemas para concentrarse o para recordar.

-Cambios en el apetito que causen pérdidas o aumentos de peso importantes
Dolores y molestias físicas.

-Sentimiento de que no vale la pena vivir o pensamientos suicidas.

Cierra arrow_upward

“Por otra parte”, acota, “la pobreza y la exclusión social es un caldo de cultivo para la depresión. Esto ha sido determinado por estudios internacionales y por las voces de expertos y expertas en la materia, que han determinado que hay mayores índices de depresión en las sociedades en que la necesidad es más elevada”.

Detalla que “hay quienes dicen que los ranchos están en la cabeza, pero yo por ejemplo los veo en los cerros”. Asegura que la sociedad ha sido educada para sentirse culpable por ser pobre, cuando se trata de una circunstancia social, producto de desigualdades estructurales.

Foto: Referencial

La especialista asevera que la crisis económica y social que vive Venezuela, con hiperinflación y un éxodo de ciudadanos que roza los cinco millones de personas de acuerdo con estimaciones de la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados, ha provocado cuadros depresivos en la población.

La tasa más alta. El Observatorio Venezolano de Violencia ha asegurado que Venezuela es el país con mayor cantidad de suicidios en América Latina.

“La crisis que está viviendo Venezuela es profunda, y en una dictadura como la que vivimos, absolutamente indolente e inhumana, se generan cuadros depresivos en la gente. Por ejemplo, se ha elevado el nivel de suicido, que es el nivel último, fatal, de la depresión”.

El índice de suicidios ha aumentado de manera exorbitante en el país, en personas de todas las edades por problemas sociales y económicos, de acuerdo con la especialista.

“Es una evidencia, como es una evidencia la migración, que la crisis está afectando la estructura de la personalidad de toda la sociedad venezolana”, asegura.

Desde el año 2014, los organismos del Estado venezolano dejaron de publicar datos oficiales sobre este flagelo, provocando un desconocimiento en la estadística sobre los casos de suicidio.

Depresión en las mujeres

Para Fernández, las mujeres son más vulnerables de sufrir cuadros depresivos debido a varios factores.

Ilustración: Betania Palacios

“El primero de ellos es de carácter biológico. Las mujeres tenemos condiciones cíclicas como la pre-menstruación, la menstruación, la menopausia o la post-menopausia que refieren directamente a las hormonas. Los hombres carecen de estas situaciones, y somos propensas a ser maltratadas y reprimidas duramente por los hombres, que nos tratan de neuróticas, pues no entienden que se trata de nuestro cuerpo y no de nuestra voluntad”, señala la psicóloga.

Otro de los aspectos es el de el abuso sexual que, según Fernández, es más frecuente en las mujeres que en los hombres.

“Por último, las mujeres tienen un poder desigual en relación con los hombres, que se incrementa cuando son pobres.  Eso afecta el autoestima, y aumenta la dependencia, que hace que las mujeres seamos controladas por nuestros padres, maridos o incluso nuestros hijos. De esto también se deriva la sobrecarga laboral que tenemos, pues la mujer realiza un trabajo doméstico no remunerado pero muy duro, que es asumido a la par del trabajo laboral regular, al que las mujeres nos hemos ido incorporando a lo largo de este siglo”.

De acuerdo con Fernández, todos los factores referidos han hecho que se concluya que las mujeres tienen 50% más de probabilidades de sufrir trastornos depresivos.

A quién acudir en caso de depresión

Entre las organizaciones a las que la gente puede acudir para ser diagnosticados por posibles cuadros depresivos, se encuentra Psicólogos Sin Fronteras –cuyo correo es psfvenezuela@gmail.com; redes sociales en Instagram y Twitter: @psfvenezuela; Facebook: Psicólogos Sin Fronteras Venezuela –. 

Esta organización no gubernamental, aliada con el grupo social Cesap, atiende por citas concertadas a través de los números telefónicos (0424) 2925604 y (0212) 8603885. 

Las mujeres tienen 50% más de probabilidades de sufrir de trastornos mentales como la depresión» Hisvet Fernández, psicóloga.

Las personas podrán optar por cinco sesiones gratuitas para tratar procesos de depresión, ansiedad, nostalgia y duelo migratorio.

Datos globales sobre el suicidio. La OMS estableció, a propósito de este fenómeno, que cerca de 800.000 personas se suicidan cada año y 79% de esta cifra incluye habitantes de países con bajo poder adquisitivo y alto nivel de miseria.

También pueden comunicarse con el servicio de asistencia telefónico de la Federación de Psicólogos de Venezuela, de lunes a viernes, de 8:00 am a 12:00 m y de 2:00 pm a 5:00 pm, por el (0414) 321.9557.

La psicóloga Hisvet Fernández atiende por el número +1 (317) 486 3809.

Noticias relacionadas