• Más allá de lo que significa la final de la NFL en Estados Unidos, en El Diario te explicamos en qué consiste el evento que paraliza al mundo el primer domingo de febrero

Es uno de los eventos deportivos más esperados del año. Genera millardos de dólares en ganancias. Desde 2004, se celebra el primer domingo de febrero. El espectáculo de medio tiempo es su principal atractivo. Pese a que la audiencia predominantemente es la estadounidense, reporta millones de espectadores en el mundo. 

El próximo 2 de febrero de 2020 se llevará a cabo el Super Bowl LIV en el Hard Rock Stadium de Miami, donde Kansas City Chiefs (ganadores de la Conferencia Americana) y San Francisco 49ers (campeones de la Conferencia Nacional) definirán al monarca de la NFL, el campeonato de fútbol americano más importante en Estados Unidos.

Super Bowl XLIX

114.4 millones de personas

fue el punto máximo de audiencia en la final de la NFL, celebrada en 2015 entre New England Patriots y Seattle Seahawks

Más allá de lo que está en disputa, el Halftime show —espectáculo realizado durante el periodo de descanso— es el motivo principal por el que esta final es tan popular en el mundo, puesto que se difunde en más de 130 países. De hecho, es la transmisión deportiva más vista en EE UU, superando la Serie Mundial de las Grandes Ligas y las Finales de la NBA. 

A lo largo de la historia se han dado espectáculos de medio tiempo memorables, como el de Michael Jackson, quien interpretó en compañía de 3.500 niños el tema “Heal the World” en 1993; o cuando la banda irlandesa U2 homenajeó en 2002 a las víctimas del atentado del 11 de septiembre, con la canción “Where the Streets Have No Name”. Para esta edición, Jennifer López y Shakira animarán la fiesta de 30 minutos.

Cortesía

Será la final número 54 de la NFL y la número 50 de la era moderna, desde que la National Football League y la American Football League se fusionaron en 1970,  para formar una sola liga con dos conferencias y 32 franquicias. Asimismo, será el 11º “Supertazón” organizado en el sur de Florida y el sexto en el “Sun Life”, capacitado para recibir a 75.740 espectadores.

El Trofeo Vince Lombardi conmemora al mítico entrenador de Green Bay Packers. Luego ganar el Super Bowl I Y II murió tras padecer cáncer

En la actualidad, 28 equipos han participado en la final; 19 de ellos han levantado el galardón, renombrado en 1970 como Vince Lombardi y valorado en 25.000 dólares. New England Patriots y Pittsburgh Steelers son los conjuntos con más títulos en sus vitrinas, con seis en total, les siguen Dallas Cowboys y San Francisco 49ers, con cinco cada uno.

En la edición pasada, New England Patriots se coronó frente a Los Angeles Rams en el Mercedes-Benz Stadium de Atlanta. Para este año, no hay un favorito claro, aunque las casas de apuestas dan como ganador por una diferencia de 1.5 puntos a San Francisco. Se estima que la venta de taquilla, comida, bebidas, hotelería, derechos de transmisión y publicidad superen los seis millardos de dólares en ganancias.

Foto: Hard Rock Stadium Media

Los Chiefs, dominantes por su defensiva y guiados por el brazo del mariscal de campo Patrick Mahomes, disputarán su primer Super Bowl desde 1970, cuando derrotaron a Minnesota Vikings. En tanto, los 49ers vienen de una temporada dubitativa —cuatro de 12 encuentros ganados— y regresan a una final luego de siete años, cuando cayeron contra Baltimore Ravens. 

¿En qué consiste el football?

El juego no es tan complicado. Este deporte es derivado del rugby inglés y se practica en más de 60 naciones.

El Super Bowl I se disputó el 15 de enero de 1967 en Los Angeles Memorial Coliseum, donde Green Bay Packers venció 35-10 a Kansas City Chiefs

Cuatro cuartos de 15 minutos cada uno es la duración reglamentaria de un partido de football, es decir, una hora. Pero los compromisos suelen prolongarse por los avances, retrocesos e infracciones que se producen durante el transcurso del mismo.

La cancha está conformada por 120 yardas —109 metros de longitud— y se juega con dos combinados: 11 jugadores ofensivos y 11 defensivos, igual que en el fútbol. El objetivo es llevar o acercar el ovoide a la zona final del campo del contrincante y conseguir puntos.

Foto: Getty Images

Antes de empezar el encuentro, se lanza una moneda al aire para decidir quién realizará el kickoff (saque inicial) y el lado en el que se iniciará la jugada. La oncena que empieza defendiendo patea el balón desde la yarda 30 hacia la otra zona del emparrillado, y el contrario inicia la ofensiva.

El juego comienza en la línea de scrimmage (línea de golpeo), en la que el centro pasa el balón al quarterback (mariscal de campo) a través de un snap (pase inicial). Este último recibe directamente las instrucciones del head coach (entrenador en jefe) y cuenta con 45 segundos para sacar la jugada.

La Scrimmage separa transversalmente la cancha entre ofensiva y defensiva a través de una línea imaginaria

Una vez con el instrumento de juego en mano, el mariscal de campo solo puede hacer tres acciones: correr con el balón, ponerlo directamente en las manos de un running back (corredor) o realizar un pase al receptor para lograr un touchdown. La misión es avanzar 10 o más yardas en cuatro intentos.

Foto: AP

El equipo que defiende tiene la tarea de evitar que el rival llegue a la línea de anotación en esas cuatro oportunidades, mediante un tacle. Se requiere una intercepción o un fumble (balón suelto) para generar el cambio de posesión en el mismo punto donde el primer equipo finalizó una serie ofensiva .

Sistema de anotaciones

Touchdown: 6 puntos
Gol de campo: 3 puntos
Conversión: 2 puntos
Safety (auto-anotación): 2 puntos
Punto extra: 1 punto

Infracciones: También conocidas como penalizaciones, ocurren cuando se incumple con el reglamento del juego. Uno de los siete árbitros lanzan al rectángulo verde un pañuelo amarillo. El equipo que recibió la falta puede declinar o rechazarla si la cantidad de yardas es menor a la avanzada.

Chgallenge o desafío: En caso de que ocurra una penalización o una decisión controvertida, el entrenador del equipo presuntamente afectado lanza un pañuelo rojo al terreno de juego, siempre y cuando sea antes de la pausa de dos minutos.

Pausa de dos minutos: Interrupción del partido en cada cuarto, cuando al reloj le resta esa misma cantidad de tiempo

Tiempo muerto: También conocido como time out, es solicitado por el equipo que ataca o defiende en tres oportunidades de detener el reloj. Solamente puede ser pedido antes de la pausa de dos minutos por el entrenador y el mariscal de campo.

¿Y si la partida queda empatada?: Si el último cuarto cierra el telón y ambos elencos están igualados en el marcador, se disputa un tiempo extra de 10 minutos. Previamente se lanza una moneda para decidir el volado. El combinado que recibe el balón tiene la oportunidad de ganar (solo si marca un touchdown).

Foto: Cortesía

En caso de que siga el empate, se vuelve a jugar otra prórroga de 10 minutos. De mantenerse la igualdad en la pizarra, el cotejo queda empatado. No obstante, como en el Super Bowl LIV tiene que haber un campeón entre Kansas City y San Francisco, se llevaría a cabo otro tiempo extra hasta que salga un vencedor.

Ya la mesa está servida. El 2 de febrero Kansas City Chiefs y San Francisco 49ers pelearán por el Trofeo Vince Lombardi en Miami, a partir de las 7:30 pm (hora de Venezuela), para definir al campeón de la campaña 2019 de la NFL.

Noticias relacionadas