• “Black Mamba”, como era conocido, falleció este 26 de enero en un accidente de helicóptero en Calabasas, localidad del estado de California. En el siniestro también falleció su hija Gianna, de 13 años de edad

Ídolo de varias generaciones. Embajador de la NBA. Un artista con el balón. Determinante en momentos decisivos. Jugador de carácter fuerte y competitivo. Lo más parecido a Michael Jordan en el tabloncillo. Carrera intachable. Ser humano ejemplar. Cualquier frase se queda corta para describir lo que representa Kobe Bryant.

Kobe Bryant era primo de John Cox, basquetbolista venezolano que se bañó de gloria con la Vinotinto de las alturas en el FIBA Américas de 2015

De tristeza, conmoción y luto está envuelto no solo el baloncesto, sino también el deporte mundial, porque esta leyenda partió de este mundo de una forma trágica. Las luces de su vida se apagaron este domingo 26 de enero en un accidente de helicóptero en Calabasas, California (EE UU).

La aeronave se estrelló contra unas montañas y no hubo sobrevivientes. El ex basquetbolista viajaba en su helicóptero personal con ocho tripulantes. Entre ellos, se encontraba Gianna, su hija de 13 años, quien lo acompañaba a varios partidos de baloncesto y también practicaba esta disciplina deportiva.

Foto: Getty Images
El baloncesto es más grande que anotar puntos y ganar campeonatos. Es más de si uno ha sido capaz de inspirar a la gente por un instante a que quieran ser una mejor versión de sí mismos. Yo he hecho eso y los fans también lo hicieron conmigo: me inspiraron para ser la mejor versión de mí mismo. Los trofeos quedan para la posteridad, pero realmente quieres crear algo que vaya más allá que eso». Kobe Bryant (1978-2020)

Más allá de este lamentable acontecimiento, la biografía de Kobe Bryant es apasionante. La ciudad de Filadelfia, en Pensilvania, lo vio nacer el 23 de agosto de 1978. Hijo del también enebeísta Joe Bryant, el ícono de Los Angeles Lakers vivió en Italia desde los seis años, donde aprendió italiano y español.

A pesar de que su sueño era convertirse en basquetbolista profesional, también le gustaba el fútbol. De hecho, en varias entrevistas afirmó que se habría convertido en futbolista profesional si no se hubiera marchado de Italia. Además, se hizo fanático del AC Milan y del FC Barcelona, donde llegó a compartir con Ronaldinho, Lionel Messi, Andrés Iniesta y compañía.

Foto: Cortesía

En 1991, tras el retiro de su padre como profesional, retornó a Estados Unidos y empezó a formarse como basquetbolista. Michael Jordan era su principal fuente de inspiración. De niño lo veía por la televisión e imitaba sus movimientos. Su camino en la NBA inició en 1996, mismo año en el que se estrenó la película protagonizada por su ídolo: Space Jam.

Los Charlotte Hornets lo eligieron en la posición número 13 del Draft, pero el novel escolta había manifestado su deseo de recalar en otro combinado. Bastaron dos semanas para que fuese traspasado a Los Angeles Lakers, institución en la que duró 20 años, hasta su retiro. Allí se hizo un nombre entre los mejores basquetbolistas que han pisado el Staples Center. 

Nacimiento de una figura

En su temporada de novato, participó en el Concurso de Mates de 1997, disputado en Cleveland, y con solo 18 años se convirtió en el ganador más joven de la historia del evento. En su segunda campaña ya era el basquetbolista más joven en disputar un Juego de Estrellas, y eso que no era titular en su equipo.

Palmarés de Kobe Bryant

5

Anillos de NBA

2

MVP en Finales

1

MVP en temporada regular

Con la contratación de Phil Jackson para el banquillo californiano, Bryant se ganó un puesto en el quinteto titular en 1999 y sufrió una metamorfosis en su manera de jugar, al punto de transformarse en uno de los mejores escoltas de la liga. Inclusive, era apodado “Black Mamba”, debido a que cada vez que encestaba la pelota lo hacía de forma letal, como si se tratase de la picadura de una serpiente venenosa.

El oriundo de Filadelfia formó dupla con Shaquille O’Neal y alcanzaron la consecución de tres campeonatos (threepeat) de la NBA, entre 2000 y 2002, luego de que la franquicia angelina esperara 12 años para levantar el máximo galardón.  

Foto: AFP

“Shaq” se había marchado al Miami Heat; pero Bryant ya era un emblema, hacía poner de pie a pabellones enteros. En enero de 2006 logró ante los Toronto Raptors la segunda mejor marca anotadora de la historia de la liga: 81 puntos, una cifra que solo es superada por los 100 contables que consiguió Wilt Chamberlain en 1962.

Del 8 al 24

En verano de ese año decidió cambiar el dorsal 8 de su camiseta por el 24, el cual lucía en su etapa de estudiante. Posteriormente, fue premiado como el Jugador Más Valioso (MVP) del curso 2007-2008.

Otros Reconocimientos

2 oros

en Juegos Olímpicos

1 oro

en el Torneo de las Américas

18 apariciones

en el Juego de Estrellas

Después de perder las Finales ante los Boston Celtics, los Lakers contrataron al español Pau Gasol, quien ayudó a Bryant para conquistar dos anillos consecutivos (2009 y 2010) y el MVP de ambas Finales. 

Una rotura del tendón de Aquiles en abril de 2013 y una lesión en el hombro derecho en enero de 2015 mermaron su rendimiento. Ya no era la misma estrella de antaño, así que decidió cerrar el telón de su exitosa carrera en 2016, año en el que su equipo ni siquiera clasificó a los Playoff. 

Su última noche fue memorable. El Staples Center lo recibió como una leyenda. “Black Mamba” concretó 60 puntos ante los Utah Jazz (23 de ellos en el último cuarto) y se retiró por todo lo alto. Ese mismo año, la ciudad de Los Ángeles proclamó el 24 de agosto el Día de Kobe Bryant. En diciembre de 2017, los Lakers retiraron los dos números con los que jugó.

Estrella fuera de las canchas

Además de que fue un exitoso basquetbolista, Bryant conquistó el corazón de sus fanáticos. En 2007 creó junto con su esposa la Fundación VIVO —hoy conocida como Kobe Bryant & Vanessa Family Foundation—  con el objetivo de mejorar las vidas de jóvenes y familias de escasos recursos.

Asimismo, fue Embajador Nacional del After-School All-Stars, un programa de apoyo educativo para jóvenes en situación de riesgo, y formó parte de otras organizaciones de carácter social.

Su grandeza trascendió fuera de los tabloncillos cuando la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas lo premió en 2018 con un Oscar por su cortometraje Dear Basketball (Querido Basquetbol), en el que narra, mediante imágenes animadas, la carta que escribió cuando colgó los botines.

Hasta el último día de su vida, el estadounidense demostró la clase de deportista y ser humano que fue. La noche del 25 de enero felicitó en las redes sociales a LeBron James, quien, con el uniforme púrpura y dorado, lo destronó como el tercer máximo anotador de todos los tiempos en la NBA. 

El legado de Kobe Bryant va más allá de los anillos, los récords y los reconocimientos que cosechó en su prodigiosa carrera. El vacío y el dolor que causa su partida física es inminente, pero su figura se enaltece más que nunca. Y es que “los héroes van y vienen, pero las leyendas son para siempre”, frase que lo inmortalizó cuando se despidió del deporte.

Récords

– Máximo anotador de la historia de los Lakers

– Máximo anotador de la historia del Juego de Estrellas (2012)

– Jugador más joven en llegar a los 28.000 puntos

– Jugador más joven en llegar a los 30.000 puntos

– Jugador más joven en ser incluido en el mejor quinteto defensivo (1999-00)

– Jugador más joven en ganar el concurso de mates (18 años, 175 días) en 1997

Noticias relacionadas