• El equipo dirigido por Pep Guardiola no podrá disputar las próximas dos ediciones de la Champions por dopaje financiero. En caso de conseguir «La Orejona” este año, también se quedaría sin la posibilidad de disputar la Supercopa de Europa y el Mundial de Clubes

Expulsado por dos años de las próximas competiciones internacionales y multado por 30 millones de euros. Esta es la situación que enfrenta el Manchester City, uno de los equipos más poderosos del mundo, por violar las regulaciones de licencias y los límites financieros de la Unión de Asociaciones Europeas de Fútbol (UEFA).

Fair play financiero. Protocolo por el cual lo equipos que participan en torneos UEFA no pueden gastar más de lo que generan. Busca evitar excesivos endeudamientos y vigilar las inyecciones de capital.

La Cámara de Adjudicación del Comité de Control Financiero de Clubes (CFCB) descubrió que el vigente campeón de la Premier League de Inglaterra cometió “graves delitos” en las reglas del denominado fair play financiero, adoptado en 2011. En las pruebas que el City presentó al organismo europeo, que datan de 2012 a 2016, exageró sus ingresos por patrocinio en sus cuentas.

Esta expulsión, precisa la UEFA, está sujeta a apelación ante el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS). En caso de que los “Ciudadanos” ejerzan tal derecho, la decisión tomada por la CFCB no será publicada hasta el veredicto del TAS. En tanto, la UEFA no emitiría más comentarios sobre la decisión.

Foto: Getty Images

María Viloria, abogado con máster en Derecho del Deporte, explica para El Diario que el castigo al Manchester City no tiene que ver directamente con sus gastos, sino por la procedencia del dinero invertido, en vista de que la entidad no cuenta con una equivalente cantidad de ingresos por fichajes o sponsors como para sustentar los gastos.

“Leí que el déficit del Manchester City es de más de 150 millones de euros, cuando el déficit permitido máximo es de 50 millones de euros; es decir, hablamos de un nivel tres veces superior. La cantidad de dinero es absurda”. María Viloria, abogado deportivo

Luego del anuncio emitido por el organismo europeo, el equipo celeste respondió de manera inmediata con un comunicado en el que se muestra “decepcionado, pero no sorprendido”. En el comunicado, se queja de que ha sido un caso “iniciado, procesado y juzgado” solo por la UEFA de forma “discriminatoria”:

Manchester City está decepcionado, pero no sorprendido por el anuncio de hoy (viernes 14 de febrero) de la Cámara de Juicios de la UEFA. El club siempre ha anticipado la necesidad última de buscar un organismo y un proceso independientes para considerar imparcialmente el cuerpo integral de evidencia irrefutable en apoyo de su posición.

En diciembre de 2018, el jefe investigador de la UEFA había anunciado públicamente la conclusión y la sanción que esperaba dictar contra el Manchester City, antes de que empezara ninguna investigación. El procedimiento de la UEFA que siguió a ello, sesgado y con constantes filtraciones (a la prensa), no dejaba muchas dudas sobre el resultado. El club se ha quejado formalmente ante el organismo disciplinario de la UEFA, una queja que fue validada por un fallo del TAS.

En pocas palabras, este es un caso iniciado por la UEFA, procesado por la UEFA y juzgado por la UEFA. Con este proceso discriminatorio ahora finalizado, el club tratará de conseguir un veredicto imparcial tan rápido como sea posible y va, con este objetivo y en un primer momento, a acudir al TAS en los mejores plazos”

El veto de la UEFA no afecta a la temporada actual del Manchester City, emparejado con el Real Madrid en los octavos de final de la Champions League. Sin embargo, en caso de ganar la competición este año, no podrá defender el título para el siguiente curso como campeón defensor. Por consiguiente, tampoco disputaría la Supercopa de Europa ni en el Mundial de Clubes.

Foto: Cortesía

“Creo que el City buscará una medida cautelar excepcional que suspenda la sanción para así participar la próxima temporada en la Champions. Realmente es difícil saber si el TAS lo aceptaría. La multa económica no se le cobrará hasta que haya una decisión definitiva, aunque no creo que les preocupe mucho esto”, pronostica Viloria.

Si el conjunto ciudadano finaliza este y los próximos dos cursos entre los cuatro primeros clasificados de la Premier League, su cupo para la Champions quedaría en manos del quinto clasificado, de acuerdo con lo establecido en el artículo 3.02 y 4.01 del reglamento del certamen continental.

El castigo de la UEFA podría llevar consigo otra sanción: pérdida de puntos en liga, debido a que la normativa exige a todos los equipos que entreguen información veraz sobre sus finanzas para poder competir. Según el diario británico The Independent, no se descarta un descenso administrativo en el peor de los casos, aunque el mismo medio ve poco probable que esto ocurra.

“Sobre la posible sanción en Premier, dependerá si el órgano correspondiente a esa jurisdicción tiene los mismos resultados que la UEFA, que yo creo que así será, aunque no sabremos aún esa decisión”, estima la abogado.

Foto: dpa  

¿Cómo llegó la sanción?

En el punto de partida de la investigación que hizo la UEFA aparecen los “Football Leaks”, un consorcio de diarios europeos que revelaron que los ingresos declarados por el Manchester City, entre otras prácticas, no cumplían con las reglas establecidas.

Mansour bin Zayed. Es el hombre más rico del balompié británico. Es viceprimer ministro de los Emiratos Árabes, ministro de asuntos presidenciales y miembro de la Familia Real de Abu Dhabi.

Asimismo, un reportaje del diario alemán Der Spiegel deja al descubierto unos correos confidenciales del jeque Mansour bin Zayed Al-Nahyan, propietario del Manchester City, en los cuales se mostraba que financiaba los patrocinios de la camiseta del club, el estadio y la academia por medio de su aerolínea Etihad.

Uno de esos correos, reseñó la agencia de noticias AFP, reveló que solo una parte de la financiación provenía de la aerolínea, mientras que el resto la aportaba otra de las empresas del empresario emiratí, la Abu Dhabi United Group. Estas operaciones atentaron contra el fair play financiero.

“Debemos recordar que la UEFA cuenta con cámaras o comités independientes, como es el caso del tema financiero. No creo cuestionable el proceso; aunque, obvio, con más detalles sería interesante estudiarlo”, aclara Viloria.

Foto: EFE

Un artículo de Javier Rodríguez Ten, abogado especializado en derecho deportivo, explica que las fuentes y los recursos económicos admitidos del equipos estaban sobreestimados a través de millonarias aportaciones efectuadas no por sus patrocinadores, sino por terceras entidades vinculadas al máximo accionista del City y a un Estado determinado.

Manchester City: ¿Y ahora qué?

Artículo de Javier Rodríguez Ten

Abre arrow_downward

(…) En su recurso, el club británico puede argumentar razones formales y de fondo para intentar que se anule o reduzca la sanción (la reconducción a multa sería bien admitida con total seguridad); defectos de forma consistentes en vicios procesales (omisión de trámites, incumplimiento de plazos, etcétera), pero también en alegar que algunas pruebas no eran utilizables por su origen irregular (Wiki Leaks, filtraciones) y la ‘parcialidad’ aludida en su comunicado. Argumentos de fondo que deberán desvirtuar los hechos probados y su calificación jurídica; es decir, demostrar que la resolución sancionadora es errónea porque no se han producido (o no se han podido demostrar fehacientemente) las conductas determinantes de la sanción, no lo han sido en las circunstancias que se indican, se encuentran amparadas por una norma de cobertura o que la sanción impuesta es desproporcionada.

El recurso culminará en un laudo que podría dictarse antes de comenzar la próxima edición de las competiciones europeas, pero en una fecha incierta que genera la consiguiente inseguridad jurídica tanto para el club como para la entidad que le sustituya en la competición y para la propia UEFA, que la organiza. Es de desear que así sea, pero nada lo garantiza. Por ello lo normal es que el club solicite al TAS la suspensión cautelar de la ejecución de la sanción impuesta, que de acordarse garantizaría su posible participación en la próxima edición en tanto no exista resolución sobre el fondo del asunto, que podría dictarse… a mitad de la próxima edición, obligando a UEFA a optar por la exclusión inmediata o por aplazar la ejecución a la temporada siguiente”.

Cierra arrow_upward

En este sentido, Viloria comenta que, probablemente, el TAS hará uso de su decisión ‘de novo’: estudiando el caso desde cero, y que el principal enemigo del Manchester City no es la sanción económica, sino el poco tiempo con el que cuenta.

“Con esto, considero que la sanción cambiaría, pero me gustaría que se continúe con la línea de UEFA, porque si los clubes no cumplen con los protocolos o programas, ya sean financieros o no, ¿a qué estamos jugando? ¿Practicamos el fair play?”, argumenta.

Foto: Reuters

Con más de un siglo de fundación, la historia del Manchester City no es tan grande como su billetera. Todo cambió en 2008, cuando fue adquirido por el grupo inversor Abu Dhabi United Group for Development and Investment. A golpe de chequera, la institución se convirtió en uno de los equipos más temidos y poderosos no solo del Reino Unido, sino también de todo el viejo continente.

Más de 700 millones en fichajes

En el período en el que se basó la UEFA para emitir la sanción, los “Ciudadanos” gastaron más de 700 millones de euros en fichajes, un valor que multiplica casi cuatro veces lo que obtuvo por la venta de jugadores entre 2012 y 2016.

— 2012: 61,95 M€ en fichajes y 44,3 M€ en ventas

— 2013: 116 M€ en fichajes y 11,3 M€ en ventas

— 2014: 102,8 M€ en fichajes y 30,53 M€ en ventas

— 2015: 208,2 M€ en fichajes y 67,44 M€ en ventas

— 2016: 213,6 M€ en fichajes y 35,35 M€ en ventas

Fuente: As.com*

“En definitiva, el City es justamente sancionado. Es importante hacer cumplir lo que se regula. Quizás la sanción sea muy grande, pero ya eso dependerá del TAS, y de la fuerza que quiera quitarle a la UEFA o no. Yo solo deseo que tengamos algún tipo de acceso a los fundamentos de cada parte, tanto de UEFA como del City, así como la decisión del TAS. Es un caso  histórico del fútbol mundial que servirá de ejemplo para otros”, afirma Viloria.

Antecedentes. El Manchester City había sido sancionado en 2014 con una multa de 60 millones de euros por haber contravenido las reglas del fair play financiero.

Se presume que el TAS emitirá su fallo en el verano europeo, pero no solo se mantiene en peligro la continuidad de Pep Guardiola en sus filas, sino también la de sus futbolistas. Y vaya que los Sky Blue cuentan con un puñado de estrellas en sus plantilla: Sergio Agüero, Kevin De Bruyne, Raheem Sterling, Gabriel Jesús, Aymeric Laporte, Bernardo Silva, Leroy Sané, entre otros.

En este caso, la abogado considera que los futbolistas podrían objetar al club una actuación desmedida que afecta la profesión y la finalidad de sus respectivas contrataciones, puesto que quedarse sin competiciones internacionales.

Foto: Getty Images

“Si los jugadores reclaman al club que, a pesar de haber conseguido el derecho a participar, no pueden jugar la Champions por culpa de la institución. ¿Suficiente para rescindir un contrato por “justa causa”? Lamentablemente, esta definición es muy ambigua, ya que la FIFA es el santo y Dios de la continuidad laboral-contractual. Es muy poco común que los jugadores puedan rescindir sin alguna compensación económica para el club”, esgrime.

No obstante, el abogado deportivo Víctor Ocando advierte en su cuenta de Twitter que así haya habido una mala gestión que afecte los objetivos de la temporada, los contratos de los futbolistas no están atados para clasificar a torneos europeos. 

Si los jugadores tienen un bono por clasificar, pueden solicitar el resarcimiento. Si la UEFA no acepta el procedimiento expedito, se aumentan, teóricamente, las posibilidades del otorgamiento de una medida de suspensión de efectos”. Víctor Ocando, abogado deportivo

En la fase cumbre de esta temporada, este castigo deja en grandes aprietos al club en cuanto a sus aspiraciones para los próximos dos años debido a que causaría una considerable pérdida económica en sus arcas. Además, se quedaría sin la posibilidad de cumplir su mayor deseo: conquistar su primera Champions League.

Noticias relacionadas