• El periodista brasileño Wilson Pimentel analizó para El Diario las razones por las que el técnico venezolano y su grupo de trabajo fueron destituidos del cuadro albinegro

Breve y decepcionante, así fue la aventura de Rafael Dudamel en el banquillo del Atlético Mineiro. Después de cumplirse un mes y tres semanas de su contratación, el técnico venezolano fue despedido por el club brasileño, al que solo dirigió en diez partidos, la mayoría de ellos en competición regional. Ni siquiera le alcanzó para debutar en el Brasileirao.

Brasileirao. Máxima categoría del sistema de ligas del fútbol brasileño y la competición más importante a nivel de clubes del país.

Sérgio Sette Camara, presidente de los “Gallos”, decidió remover del cargo al ex seleccionador de la Vinotinto luego de quedar eliminado por penales (7-6) en la segunda ronda de la Copa de Brasil ante Afogados da Ingazeira, de la Serie D (cuarta división) brasileña.

Asimismo, destituyó a toda la comisión técnica que llegó con Dudamel: Marcos Mathías (asistente técnico), Joseph Cañas (entrenador físico), Rodrigo Piñón (analista de desempeño) y Jeremías Álvarez (entrenador motivacional); así como a dos directivos albinegros.

“Rui Costa (director deportivo), Marques Batista de Abreu (gerente deportivo), Rafael Dudamel y su cuerpo técnico ya no forman parte del club”, anunció Atlético-MG la madrugada del jueves 27 de febrero en Twitter, sin dar más detalles.

Wilson Pimentel, periodista brasileño, explicó para El Diario que Dudamel llegó a Belo Horizonte en un momento en el cual las puertas del balompié brasileño están abiertas para los entrenadores extranjeros, producto del “fenómeno” que produjo el técnico portugués Jorge Jesús, campeón del Brasileirao, de la Copa Libertadores y de la Recopa Sudamericana con Flamengo.

blank
A pesar de nunca haber jugado un Mundial, Venezuela ha producido buenos jugadores para las principales ligas del mundo. Además, la Vinotinto ha estado trabajando duro en las eliminatorias, lo que demuestra que Dudamel estaba en el camino correcto; llegó como una apuesta al fútbol brasileño”, dijo Pimentel en exclusiva.

Argumentó que la incorporación del venezolano con el Atlético-MG también se dio por el apoyo de los principales medios de comunicación brasileños, especialmente porque el mercado de técnicos de ese país está “saturado”.

“Los mismos nombres siempre se especulan en los clubes principales. La nueva cosecha de entrenadores es débil. Pocos lograron algo relevante. Dudamel fue contratado precisamente porque no había técnico disponible en el mercado. Desafortunadamente, su tiempo en Brasil fue una gran decepción”, agregó.

blank
Foto: @Atletico

El encuentro ante Afogados finalizó 2-2 en Pernambuco, donde los atacantes venezolanos Rómulo Otero y Jefferson Savarino vieron acción: Otero disputó los 90 minutos, mientras que Savarino ingresó de cambio al minuto 64. Los dos tuvieron éxito en la tanda de penales.

Pese a que los “Gallos” afrontaron el cotejo con varios de sus titulares y jugaron parte del segundo tiempo con superioridad numérica, puesto que Afogados sufrió la expulsión de un jugador al minuto 66, fueron incapaces de imponerse tanto en los 90 minutos como en los 11 pasos.

“El fútbol brasileño es muy dinámico y el aficionado muy exigente, sobre todo el de Atlético Mineiro. Dudamel llegó con buenas ideas y conceptos. Sin embargo, los futbolistas no encajaban en su estilo de juego”, consideró Pimentel.

blank
Foto: @Atletico

Segundo fracaso

La eliminación en la Copa de Brasil significó el segundo traspié de Atlético-MG, puesto que cayó contra el modesto Unión Santa Fe (en ese entonces 17° en la Superliga Argentina) por la primera ronda de la Copa Sudamericana, competición en la que había sido semifinalista la campaña anterior.

375.000 dólares. El monto que dejó de percibir Atlético Mineiro por no clasificar a la segunda fase de la Copa Sudamericana.

Tras caer por goleada de 3-0 en el compromiso de ida, el Mineiro consiguió un inservible triunfo por 2-0 en la vuelta. Rómulo Otero había sido el encargado de inaugurar la pizarra en Belo Horizonte con un tiro libre.

Luego de aquella eliminación, la prensa brasileña ya especulaba sobre el despido del estratega yaracuyano, quien había comentado en rueda de prensa que se sentía ilusionado por la evolución de su plantel y que se iba a encargar de revertir la tristeza por alegría. Pero todo quedó en promesas inconclusas.

Pimentel explicó que el Mineiro comenzó 2020 con mucha presión y un presupuesto más corto, debido a la falta de títulos en 2019. Por ende, terminó haciendo inversiones más modestas en comparación con otros años.

“El equipo enfrenta problemas financieros. Tampoco hizo buenos fichajes al comienzo de la temporada. Se contrataron varios jugadores y pocos dieron el rendimiento deportivo que se esperaba. Además, tiene un plantel envejecido. Para presentar un buen fútbol, Dudamel necesitaba al menos seis meses, pero las eliminaciones en Copa Sudamericana y Copa de Brasil fueron sorprendentes y vergonzosas”, añadió el periodista.

blank
Foto: Agencias

13 DT en seis años

Desde que Atlético Mineiro salió campeón de la Copa Libertadores de 2013, con Ronaldinho como figura y Cuca de director técnico, 13 entrenadores han sido cesanteados del puesto en los últimos seis años:

Paulo Autuori (diciembre 2013 – abril 2014)
Levir Culpi (abril 2014 – noviembre 2015)
Diego Aguirre (diciembre 2015 – mayo 2016)
Marcelo Oliveira (mayo 2016 – noviembre 2016)
Diogo Giacomini (interino, noviembre 2016)
Roger Machado (enero 2017 – julio 2017)
Rogério Micale (julio 2017 – septiembre 2017)
Oswaldo de Oliveira (septiembre 2017 – febrero 2018)
Thiago Larghi (interino, junio 2018 – octubre 2018)
Levir Culpi (octubre 2018 – abril 2019)
Rodrigo Santana (interino, abril 2019 – octubre 2019)
Vágner Mancini (octubre 2019 – diciembre 2019)
Rafael Dudamel (diciembre 2019 – febrero 2020)

Pimentel relató que Sérgio Sette Camara ha sido criticado por la prensa, fanáticos y gerentes, debido a la forma en la que preside la institución. 

“El equipo ha tenido entrenadores jóvenes, experimentados e interinos. Ninguno de ellos funcionó. Inclusive, el presidente garantizó la continuidad de Dudamel, independientemente del resultado en la Copa de Brasil. Más tarde, terminó cambiando de opinión. Esto demuestra que no tiene dirección y sigue sin poder tomar el rumbo correcto”, declaró el periodista. 

blank
Foto: Agencias

Dudamel en números

Desde que empezó a dirigir a los “Gallos”, el ex portero fue pitado por su propia afición ante la irregularidad de la plantilla. Dejó al combinado en la cuarta posición del campeonato regional de Minas Gerais, donde sumó tres lauros, dos empates y un revés, con nueve goles a favor y dos en contra.

Campeonato de Minas Gerais. Torneo en el que Atlético Mineiro es el único participante de primera división y no sale campeón desde 2017.

Si se incluyen todas las competiciones, el entrenador de 41 años de edad dejó registro de cuatro victorias, tres empates y tres derrotas. Es decir, tan solo triunfó en 40% de los duelos que dirigió.

blank
En la Copa Sudamericana, se esperaba que el club volviera a alcanzar las semifinales. En la Copa de Brasil, lo lógico era que avanzara a los octavos de final. Además de la vergüenza histórica, Atlético-MG dejó de recaudar más de 5.000.000 de reales (más de 1.114.000 de dólares) entre premios y cuotas por televisión. Ahora, tiene una pérdida financiera histórica e incalculable”, consideró Pimentel.

Dudamel llegó al Mineiro para cubrir la vacante que dejó Vágner Mancini, y así vivir su primera experiencia como entrenador de un conjunto internacional, tras manejar el banquillo de Estudiantes de Mérida (2010-2011) y Deportivo Lara (2013-2015).

blank
Foto: @Atletico

También fue técnico de las selecciones sub-17 (2012-2013), sub-20 (2015-2019) y absoluta (2016-2020) de Venezuela. A la sub-17 la clasificó por primera vez a un Mundial de la categoría, mientras que a la sub-20 la hizo subcampeona del mundo. 

Su deteriorada relación con los directivos de la Federación Venezolana de Fútbol (FVF) lo motivó a dejar la deriva a la Vinotinto a meses de iniciar las eliminatorias mundialistas —puesto que ocupará el portugués Jose Peseiro —, para convertirse en el primer criollo que dirige en territorio amazónico. No obstante, sus números no alcanzaron para disputar el clásico de  Minas Gerais contra Cruzeiro (7 de marzo), ni mucho menos debutar en el Brasileirao.

Noticias relacionadas