• Expertos explicaron en exclusiva para El Diario que la llegada de la pandemia a Venezuela puede disminuir la producción y distribución de productos. Sin embargo, aseguraron que con las medidas necesarias se puede continuar con los mecanismos correspondientes para evitar la falta de alimentos en los mercados

Las compras nerviosas de los ciudadanos ante la llegada del coronavirus de Wuhan (Covid-19) a Venezuela se empezaron a registrar tras el primer anuncio por parte de Nicolás Maduro de suspender los vuelos desde Colombia y países europeos hacia el país. La preocupación de los ciudadanos ante un posible escenario de escasez se transformó en colas en supermercados y farmacias.

Cuarentena social. Comprende la suspensión de actividades escolares y laborales, excepto servicios esenciales como distribución de alimentos, salud y seguridad.

El 13 de marzo Delcy Rodríguez informó sobre los dos primeros casos de Covid-19 en Venezuela. Sin embargo, no fue hasta el domingo 15 de marzo que declararon la cuarentena social-colectiva para algunas entidades del país, pero luego se extendió a todo el territorio. 

Mercados con largas filas en las cajas para pagar y carritos llenos de alimentos fue el panorama que se observaba, mientras que otras personas compraban lo que podían para el día a día. Un padre de familia que reside en Guatire, quien prefirió no revelar su identidad, contó para El Diario que, desde el primer anuncio del régimen, tomó previsiones y compró algunos productos como la pasta, la harina de maíz y el arroz, pero confesó que “siempre queda algo que comprar”. 

Relató que tras el primer día de la cuarentena acudió a un supermercado no muy lejos de su casa, con todas las medidas de prevención (ante esta pandemia), para poder comprar algunos enseres esenciales que le permitiera durar al menos unos días en casa sin salir por el miedo a contagiarse. Vio largas colas para ingresar a los locales y estaba nervioso de no poder conseguir nada para él y su familia, sin embargo, el escenario fue opuesto a lo esperado. Su primera impresión fue que todavía había productos en los anaqueles, pero revela que sigue el temor de que llegue el día en el que estén vacíos. 

Henkel García, director de Ecométrica, aseguró que las grandes redes de supermercados han presentado en el último año buenos índices de abastecimiento y que solo se han presentado escasez de algunos productos, pero luego de un período vuelve a aparecer.

Creo que en esta oportunidad ha habido más capacidad de inventarios que en ocasiones pasadas, pero el problema de fondo ante esta situación será la oferta y qué tanto se puede cortar la cadena de producción y distribución. Por lo menos, hasta los momentos hemos visto que no han tenido que limitar la cantidad de productos, pero pudiese llegar ese punto”, dijo en exclusiva para El Diario.

Señaló que las problemáticas que pueden presentar las industrias de alimentos son: la dificultad del personal para llegar hasta su lugar de trabajo o la falta de personal por la cuarentena y la gasolina para cumplir con la distribución de los productos. 

Foto: Cortesía

Armando Chacín, presidente de la Federación Nacional de Ganaderos de Venezuela (Fedenaga), aseguró Para El Diario que mientras el Estado les entregue las herramientas de trabajo, el combustible y les permitan llegar a los mercados, “harán un gran esfuerzo porque entendemos que aquí nadie tiene previsiones para 40, 60 o 90 días de cuarentena”. 

Hasta los momentos tenemos prioridad para poder llevar el mercado, pero si no hay combustible no se puede llevar. 95% de los vehículos funcionan por hidrocarburos y de ese porcentaje 90% utiliza gasolina. Las autoridades tienen que hacer su mayor esfuerzo para suministrarlo. El sector está organizado y dispuesto a colaborar para que los objetivos se lleven a cabo”, afirmó.

Explicó que ante la llegada del coronavirus al país se necesita un buen plan económico para sostener el impacto de la paralización de las empresas. Chacín expresó que el tema de la producción de alimentos no se puede seguir manejando con ideologías ni con nada que debilite al país. 

“Este tema de salud como lo es esta pandemia llevará a todos a una gran reflexión. Básicamente debilitar al sector económico es poner en jaque al país en un escenario como el que estamos enfrentando, entonces (las autoridades) tienen que ser más visionarios y responsables los que toman las medidas”, apuntó. 

Propuestas económicas

La Federación de Cámaras y Asociaciones de Comercio y Producción de Venezuela (Fedecámaras) instó al régimen de Nicolás Maduro a dar las condiciones mínimas de operatividad que permitan el funcionamiento adecuado del sector productivo en medio del estado de alarma por el Covid-19.

Ante la emergencia sanitaria por la propagación del virus en el país, Fedecámaras elaboró un plan de propuestas transversales y sectoriales durante el lapso que dure la cuarentena social-colectiva para garantizar la cantidad de bienes y servicios suficientes con la poca producción que tiene el país.

El sector empresarial representado en Fedecámaras pone al servicio del país sus mejores esfuerzos y capacidades, a pesar de las dificultades presentes en el entorno, para atender las necesidades de la población en términos de producción y distribución de los bienes y servicios que requiere para retomar, cuanto antes, la normalidad en todo el territorio nacional, con el compromiso certero de cumplir las responsabilidades que implica la prevención y la lucha ante el Covid-19”, dijo la organización en un comunicado.

Señaló que también consideran el trabajo en conjunto del Estado, el sector privado y los trabajadores, así como también de los actores sociales, políticos y económicos, para cumplir los intereses de la nación y el progreso y el bienestar de la población. Para realizar las propuestas tomaron como referencia algunas medidas preventivas tomadas por diversas naciones afectadas por la pandemia. 

Propuestas de medidas transversales

  • Garantizar el abastecimiento alimentario, medicinas e insumos médicos.
  • Garantizar el empleo y la seguridad sanitaria de los trabajadores.
  • Prestación de servicio públicos y suministro de combustible.
  • Establecimiento de condiciones financieras de emergencia.
  • Flexibilización tributaria.
  • Plan comunicacional para la prevención y control de la enfermedad.
  • Aplazamiento de nuevas regulaciones legislativas o administrativas.

El economista Aarón Olmos aseguró para El Diario que Nicolás Maduro no le ha prestado atención a las propuestas de Fedecámaras y ha asumido unas medidas “que están lejos de ayudar y pueden generar esa escasez en los anaqueles”. 

“Esta situación de pandemia y de cuarentena se suma a la poca producción que se pueda estar generando en el país. Es muy probable que si no se adelanta un proceso junto con el sector privado, se generará ese desabastecimiento en los anaqueles”, expresó. 

Propuestas de medidas Sectoriales

Abre arrow_downward

Agrícola: 

  • Apoyo y facilitadores de movilización de cosechas y alimentos a través de las alcabalas de la GNB, PNB y policía municipal. 
  • Facilitar el libre tránsito de los agricultores desde los centros poblados hasta las unidades de producción y viceversa. 

Alimentos: 

  • Garantizar suministro eléctrico en los ejes de productivos e industriales para asegurar el procesamiento y transformación de los alimentos.

Industria y comercio: 

  • Ejecución de un plan de acciones especiales que permitan en las aduanas la nacionalización expedita de la materia prima y productos esenciales. 
  • Establecimiento de cooperación con empresas privadas para implementar plan de acción rápido para refaccionar y equipar la infraestructura básica.

Ganadería: 

  • Incentivar el sostenimiento de la inversión en el sector primario con exoneraciones fiscales.

Telecomunicaciones: 

  • Suministro de gasoil suficiente para la continuidad del respaldo para el funcionamiento de las plantas ubicadas en las estaciones radiobases y demás cabeceras y poder hacer frente a las eventuales contingencias eléctricas. 

Cierra arrow_upward

Desde el primer día de la declaración de la cuarentena para evitar la propagación del Covid-19, Maduro aseguró que estableció contacto con Fedecámaras para asegurar la cadena productiva del país. Sin embargo, ninguna de las partes informó acerca de alguna reunión para posibles soluciones ante esta crisis. 

“Una cosa es decir que estableció contacto y otra cosa es formalmente sentarte a trabajar con Fedecámaras, que tiene propuestas para mantener la actividad económica, revitalizar el aparato productivo y durante la cuarentena trabajar de manera organizada para lograr los objetivos de mediano y largo plazo de producción y de mercado”, dijo Olmos. 

El economista explicó que Maduro se ha reunido con algunos sectores y representantes de la economía nacional para garantizar el suministro de algunos productos. Sin embargo, dijo que eso no asegura que la propuesta realizada desde Fedecámaras sea escuchada. 

Maduro está asumiendo una postura de más generación de dinero inorgánico sin respaldo, una postura de castigar al sector productivo. Hay una propuesta formal por parte del sector privado, Maduro no necesariamente se ha sentado en los mejores términos con ellos para lograr los objetivos”, reiteró.

El presidente de Fedenaga indicó que el régimen de Maduro debe buscar con qué enfrentar la llegada de esta pandemia al país, hacer grandes esfuerzos y de alguna forma negociar. 

Aseguró que se aproximan tiempos de «mucha reflexión» para entender que se deben hacer esfuerzos con todos los líderes que hay en el país para trazar las mejores condiciones que permitan hacer frente a la crisis.

Consecuencias de la cuarentena

Con la declaración del aislamiento social decretada por el régimen, no solo la población entró en una severa preocupación, las empresas productivas se encuentran en una incertidumbre total ante la posibilidad de grandes pérdidas debido al estado de alarma y la falta de herramientas para cumplir sus operaciones.

Armando Chacín aseguró que podrán presentarse graves pérdidas en el sector productivo y que esto dependerá de si se cuenta o no con los elementos imprescindibles como el combustible, la seguridad y la capacidad de distribución a los mercadosde la comida que se produce en el país. 

“Nosotros vamos a hacer el trabajo y vamos a responder al ciudadano porque creemos que ese es nuestro aporte aun arriesgando nuestras vidas, pero entendemos que un país sin alimentos no puede estar preparado para un tema de salud como este. Si no podemos comer pues tendremos dos problemas: la pandemia y el desabastecimiento”, dijo.

El economista Aarón Olmos señaló que el hecho de no tener el personal 100% operativo en las industrias hace que la poca producción disminuya más y sea mucho más lenta, esto causaría que las cadenas de distribución no necesariamente se surtan completamente y se genere una escasez en la oferta de bienes y servicios. “Evidentemente las empresas verán mermada su generación de ingreso porque si produces menos y vendes menos, generas menor cantidad de ingresos en tu flujo de caja”.

La dinámica económica de Venezuela no permite que todos los que quedan en el país puedan mantenerse en casa sin hacer nada, esto hace que tengamos unas consecuencias que ya estamos comenzando a ver como, por ejemplo, los negocios que se habían reinventado para iniciar 2020 y ahora están cerrados por al menos 30 días sin producir”, explicó.

Olmos agregó que es decisión de los dueños de las empresas si mantener o no su operatividad debido a que ni el régimen ni el sector privado está en condiciones de tomar posturas ante la pandemia. “Maduro parece que se le olvida que estamos hablando de la conservación de las vidas de las personas debido a que sigue con la política de intervención y la política de direccionamiento de impuestos”, acotó.

Los expertos indicaron que todavía el panorama del abastecimiento de la producción y distribución de productos durante la cuarentena es muy incierto, debido a que los contagios por Covid-19 apenas están iniciando.

Aún es temprano para establecer el verdadero impacto y qué tanto se han paralizado las industrias. Sin embargo, los economistas aseguran que puede ser similar al de otros países del mundo y que la afectación al abastecimiento será grave. 

Noticias relacionadas