• El deterioro de la industria petrolera nacional ha llevado a una crisis de combustible en el país que alcanzó su punto más álgido en medio de la pandemia de coronavirus de Wuhan

Durante el mes de marzo se ha agudizado la escasez de gasolina en el país, lo que ha dificultado el traslado de personal de salud, de servicios básicos e incluso de pacientes que requieren atención médica en medio de la cuarentena por la pandemia del Covid-19. 

Aunque la baja oferta de combustible en el país coincidió con la llegada del coronavirus de Wuhan, la afección no es el motivo principal por el surgió el déficit de este servicio.

Iván Freites, secretario de Profesionales y Técnicos de la Federación Unitaria de trabajadores Petroleros de Venezuela, explicó que la crisis de la gasolina iba a ocurrir tarde o temprano, debido a que las políticas que se han manejado en Petróleos de Venezuela (Pdvsa) en los últimos 20 años han deteriorado la industria y la distribución de gasolina. 

La falta de mantenimiento e inversión en las refinerías ha perjudicado la producción y prácticamente nos ha obligado a depender de las importaciones de gasolina. El problema es que desde la primera semana de marzo no ha entrado más combustible al país”, indicó Freites en una entrevista para El Diario.

El sindicalista aseguró que la única información que manejan los trabajadores sobre la llegada de más combustible es que un barco con gasolina está en Aruba esperando un pago para poder abastecer al país. Sin embargo, desconocen de cuánto combustible se trata y para cuántos días podría alcanzar. 

Freites aclaró que el país todavía no se ha quedado sin gasolina, porque en los llenadores existe una reserva, pero admitió que el nivel es muy bajo y no cumpliría con la demanda interna, que es de aproximadamente 170.000 barriles diarios.

El trabajador petrolero tachó de preocupante que esta situación no haya sido comunicada por el régimen, a pesar de que los sindicatos lo habían denunciado anteriormente. Considera que se le debe hablar con claridad a la ciudadanía para que tomen sus previsiones sin caer en el alarmismo. 

La recomendación es que quien tenga gasolina sepa cómo administrarla para los siguientes días, porque podemos llegar al punto en el que solo haya para los vehículos oficiales y para emergencias” Iván Freites, secretario de Profesionales y Técnicos de la Federación Unitaria de Trabajadores Petroleros de Venezuela.

Estaciones de servicio colapsadas

El desabastecimiento de combustible en las estaciones de servicio ha causado largas colas de vehículos en sus alrededores. En años anteriores estas escenas eran típicas en regiones del interior del país. Sin embargo, la crisis ya llegó a la ciudad de Caracas.

“El Distrito Capital, que es la localidad con mayor demanda de gasolina, cuenta con muy pocas estaciones de servicio operativas, que son abastecidas una vez a la semana”, indicó Freites. 

En el resto del país hay menos combustible para cada estado. Cuando pueden abastecer una sola estación, esta solo tiene capacidad para surtir a 600 vehículos.

Los venezolanos han manifestado su preocupación por la falta de combustible en las redes sociales, que se han llenado de vídeos de las estaciones de servicio colapsadas. 

Otras denuncias que llegaron a las redes fueron las de la venta de combustible en dólares.

De acuerdo con el sindicalista, el deterioro de la industria está compuesto por varios factores que van desde la falta de inversiones, los despidos del personal calificado y las políticas de negociación con Cuba hasta las mafias internacionales que trafican la poca gasolina que existe en el país. 

El trabajador petrolero aseguró que en esta ocasión la crisis del combustible ha afectado a todo el país sin excepción y que episodios como la llegada del Covid-19, la caída del precio del petróleo y la acusación en contra de Nicolás Maduro y otros funcionarios del régimen por parte del Departamento de Justicia de EE UU, pueden seguir empeorando la situación. 

Sector salud en riesgo

Mientras la mayoría de los ciudadanos deben quedarse en sus casas, hay un grupo de profesionales de la salud que deben salir a diario para garantizar el derecho a la vida a los venezolanos.

El personal médico y de enfermería no ha sido ajeno a la falta de gasolina, pues muchos de ellos deben trasladarse largas distancias en vehículos particulares o públicos.

Este domingo, el personal médico de Barinas realizó una protesta para expresar su descontento ante la imposibilidad de abastecerse de combustible para llegar a sus puestos de trabajo.

Otros profesionales han utilizado las redes sociales para denunciar los obstaculos que han encontrado a la hora surtirse de gasolina.

“Impresionante el mal trato que recibimos los médicos al momento de echar gasolina, ayer en tres bombas que custodia el Ejército me dijeron «no hay preferencia a ningún médico» a pesar de presentar mis credenciales. Difícil nuestra situación y ¿cómo ayudarte así?”, escribió en Twitter Asdrubal Alfonzo, médico cardiólogo e internista.

Recuperación de la industria 

Aunque las causas históricas del deterioro de Pdvsa y las tensiones internacionales que enfrenta el régimen se han juntado para llevar al declive a la industria petrolera, Freites asegura que existen caminos para recuperarla. 

El sindicalista insiste en que lo primero que se debe hacer es comprar suficiente combustible para combatir la crisis interna. Agregó que si Nicolás Maduro es incapaz de hacer esa negociación por las condiciones en las que se encuentra, lo podría hacer otra institución legítima como la Asamblea Nacional (AN). 

Luego de esto se deben cambiar las políticas con Cuba e invertir en mantenimiento y profesionales, pero esta recuperación debe ir de la mano también con la del sector eléctrico y el sector gasífero, no se puede reestructurar una industria sin la otra”, añadió

Con la cuarentena total y la atención del régimen y otros sectores en la epidemia causada por el Covid-19, la escasez de la gasolina parece ser un problema menor. Sin embargo, las estimaciones de los trabajadores indican que la falta de combustible podría paralizar sectores como el de la salud y la alimentación y generar una crisis aún mayor en el país.

Noticias relacionadas