Es falso. La información difundida mediante una cadena en la plataforma de mensajería WhatsApp, hace referencia a una serie de medidas que se implementarán por el estado de emergencia, las cuales no tiene relación con Venezuela.

Se trata de un resumen de algunas medidas adoptadas en el decreto del estado de emergencia sanitaria de Bolivia a propósito de la cuarentena.

El 25 de marzo, la presidenta interina de Bolivia, Jeanine Añez, dictó una serie de medidas que coinciden casi textualmente con las expuestas en la información que está circulando.

En el texto se hace referencia al cierre total de fronteras, prohibición de circulación de vehículos, horarios para las compras, implementación de control por número de cédula y multas por incumplir, medidas que no guardan ninguna relación con las acciones que se han tomado en Venezuela para evitar la propagación del Covid-19.

Una de las versiones de la cadena de WhatsApp agrega un tuit  tergiversado de la gobernadora del estado Táchira, Laidy Gómez, para hacer creer que ella respalda dicha información. Sin embargo, la funcionaria negó ser la autora y alertó que se trata de un fake news.

Venta por terminal del número de cédula

En Venezuela, hasta el momento solo se ha aplicado una medida similar en el municipio Urdaneta del estado Miranda. La alcaldesa de la entidad, Gabriela Simoza, informó que desde el lunes 23 de marzo se aplicará la modalidad de venta por el último dígito del número de cédula en los establecimientos de alimentos de Cúa.

Otros países como Panamá y Colombia implementaron esta medida con el fin de evitar una mayor propagación del nuevo coronavirus. 

El presidente de Panamá, Laurentino Cortizo, explicó que con la cuarentena total, las personas sólo podrán salir de su casa para comprar alimentos y medicamentos, de acuerdo al último número de su cédula. Además, recientemente se estableció un reparto de días en los que podrán circular los ciudadanos en función de su sexo; mujeres lunes, miércoles y viernes y hombres martes, jueves y sábados. 

En Colombia también se implantó una especie de pico y cédula para que los ciudadanos compren el mercado y se evite un posible desabastecimiento de productos durante el aislamiento obligatorio.