• En su informe mensual el Observatorio Venezolano de Conflictividad Social reflejó que pesar de la cuarentena y las medidas sanitarias, a muchos venezolanos no les ha importado ponerse en riesgo de contagio por Covid-19 y protestan en las calles por sus derechos

La pandemia por Covid-19 y las medidas impuestas por el Estado venezolano como el cumplimiento de la cuarentena para evitar la propagación del virus no han sido suficientes para callar los gritos de denuncia de una población severamente golpeada por la crisis que atraviesa el país desde hace varios años. 

Aun ante la potente amenaza que representa la llegada del nuevo coronavirus a Venezuela, los ciudadanos han salido a la calle para exigir sus derechos más fundamentales. De acuerdo con el Observatorio Venezolano de Conflictividad Social (OVCS), durante marzo se registraron al menos 580 protestas, justamente el mes en el que inició el confinamiento y el distanciamiento social.

La crisis en los sistemas de salud, el colapso en los servicios básicos como electricidad, agua y gas doméstico; aunado a los bajos salarios que con la inflación disminuyen la capacidad de compra de los venezolanos, son dificultades que se agravan con la llegada del virus al país.

Marco Antonio Ponce, director del OVCS, explicó en exclusiva para El Diario que debido a estas dificultades, el venezolano ha preferido salir a las calles para expresar su descontento, dejando de lado la preocupación por el Covid-19.  

Prefieren salir a protestar porque les piden que cumplan un confinamiento sin agua, sin alimentos, sin luz, sin gas doméstico. Se ven obligados a salir y no solo a manifestar, sino también a buscar la manera de resolver para poder llevar comida y agua potable a sus viviendas», denunció Ponce.
Cortesía del OVCS: Total de protestas por el derecho a la alimentación

Asimismo, en el informe mensual presentado por el organismo se señala que desde que inició la cuarentena social, más de la mitad de las acciones de calle por parte de los ciudadanos estuvieron relacionadas con la escasez y control en la distribución de gasolina en todo el territorio nacional.

También exigieron que se restituyan de manera urgente los servicios básicos, se dolarice el salario y llegue una buena dotación de insumos a los hospitales del país para poder atender de manera eficaz la crisis sanitaria que ocasiona Covid-19.

Al menos 133 de esas 580 protestas documentadas ocurrieron cuando entró en vigor la cuarentena, es decir, entre el 13 y 31 de marzo. Los estados que más presentaron protestas fueron Anzoátegui y Mérida, cada uno con 53 manifestaciones. Les siguen Distrito Capital, con 46; Miranda, con 43 y Monagas, con 39.

Cortesía del OVCS: Total de manifestaciones en cada entidad del país

Del total de manifestaciones, 184 fueron en exigencia de mejoras en los servicios básicos. Los cortes prolongados y continuos del servicio de agua ocasionaron al menos 87 protestas; en estos casos los ciudadanos alegaban no poder cumplir con la prevención de lavarse las manos para evitar el contagio de Covid-19.

Entre las medidas claves en la lucha contra el contagio y propagación del Covid-19 está el lavado de las manos con agua y jabón, durante repetidas veces al día. Sin embargo, este hábito de limpieza personal que es posible en muchos países, en Venezuela es un lujo. Desde hace años el acceso al agua se ha convertido en privilegios de pocos”, se lee en el informe.

Asimismo, habitantes de pueblos y ciudades salieron a las calles 51 veces para exigir gas doméstico. Así como en otras 46 oportunidades las personas protestaron exigiendo el servicio continuo de electricidad, pues hay regiones que presentan cortes programados que pueden ir desde 6 a 12 horas diarias, de acuerdo con el OVCS.

Cortesía del OVCS: Servicios que exigía manifestantes

Desde que inició 2020 la crisis en el suministro de gasolina tuvo mayor visibilidad en el país y Táchira, Mérida y Zulia, fueron los estados más afectados por este problema. Además de la escasez de combustible, la población se ha visto obligada a pagar en divisas para poderse surtir cuando, en alguna estación de servicio, consiguen gasolina.

17 estados protestaron en al menos en 34 oportunidades exigiendo combustible, mientras que en todo el país se documentaron denuncias de largas colas, extorsiones y abuso de poder por parte de las autoridades que supervisan la carga de combustible en los vehículos.

Cortesía del OVCS: Total de protestas por combustible
Cortesía del OVCS: Estados donde hubo protestas por combustible

¿Se avecinan más protestas?

El director del OVCS aseguró que durante este mes de abril, otro periodo de confinamiento que le espera al venezolano, las protestas se van a agudizar porque las fallas en los servicios se van a agravar. Ante el aumento de manifestaciones, las represiones por parte de las fuerzas del Estado también se incrementará, ya que según afirmó Ponce, es la única respuesta que da el régimen de Nicolás Maduro. 

Lo que se puede esperar es un aumento en la cifra de las protestas y por ende, más represión por parte del régimen, porque lamentablemente esa es la respuesta que ellos siempre dan a las protestas pacíficas. Porque hay que decirlo, las protestas en Venezuela son pacíficas», aseguró Marco Antonio Ponce.

El Observatorio de Conflictividad Social aseguró en la conclusión de su informe que el principal problema de Venezuela es la ausencia de democracia. Especificó que la pandemia por el nuevo coronavirus afecta al país justo cuando pasa por su mayor estado de vulnerabilidad, una Emergencia Humanitaria Compleja y la ausencia de libertad.

El organismo hace un llamado a las autoridades para que se aboquen urgentemente en atender las necesidades sociales, ya que el incumplimiento de esto pone en riesgo la calidad de vida de las ciudadanos. Asimismo, exigieron transparencia e inmediatez en cuanto a la difusión de las estadísticas e información referente al virus Covid-19.

Noticias relacionadas