• Mediante una encuesta se constató que desde la llegada del virus, la mayoría de los venezolanos que se encuentran en el exterior no han podido enviar remesas a sus familiares que siguen en el país

Migrar no era una decisión sencilla para algunos venezolanos, pero poder ayudar económicamente a sus familiares desde el exterior era uno de los tantos motivos que los impulsaba a guardar sus sueños en una maleta y buscar un futuro estable. Con la llegada del coronavirus de Wuhan esta ilusión se ha visto truncada.

Miles de personas han sido despedidas de sus empleos en todo el mundo, incluyendo a los inmigrantes que por no contar con ingresos han dejado de enviar dinero a sus familias que siguen en Venezuela. Algunos connacionales se han visto obligados a retornar por encontrarse en situaciones económicas muy críticas.

blank
Foto: EFE

De acuerdo con una encuesta realizada por el equipo de El Diario, se conoció que 118 de los 188 encuestados no han podido enviar dinero a sus familiares, mientras que 43 de las personas respondieron que sí. 26 indicaron que se han visto en la obligación de reducir el monto de las remesas.

Algunos de estos envíos están dirigidos para la mantención de niños en Venezuela, como es el caso del venezolano Williams Carpio, quien tiene más de un año en Perú y se sacrifica todos los días para poder enviarle dinero a su hijo de apenas 3 años de edad.

Aseguró que a pesar de la situación ha podido seguir enviando dinero a su mamá y a su hijo. Esto gracias a que sigue trabajando, aunque solo genere dinero por comisión.

blank
Trabajo en una tienda de rines y cauchos. Por la situación estamos trabajando a puerta cerrada y con todas las medidas de precaución. No estoy cobrando mi sueldo, solo genero dinero por comisión ahorita”, contó en entrevista para El Diario.

Mencionó que el dinero que envía a su hijo va dirigido al pago del colegio en Venezuela, su comida y sus gastos personales. También expresó que luego de que pase la crisis sanitaria ha planificado volver a su país para estar con su familia.

Casas de cambio

El equipo de El Diario se comunicó con algunas empresas encargadas de hacer los envíos de remesas a Venezuela, que explicaron cómo la llegada del coronavirus de Wuhan ha afectado en los envíos.

Un representante de la agencia Cambios Al Toque —que realiza envíos de dinero desde Chile y Perú— contó que cuando se confirmaron los primeros casos de Covid-19 en Venezuela, hubo un incremento de las remesas. Sin embargo, para la fecha se ha notado cómo los estragos de la pandemia ha afectado a los ciudadanos.

blank
Se ha notado que el tema de la pandemia ha afectado a muchos de nuestros clientes, pero es importante resaltar que muchos venezolanos en el extranjero se preocupan por sus familiares en Venezuela y no han cesado de mandar remesas”, dijo la persona, que prefirió no dar su nombre por seguridad.

Resaltó que los primeros cinco días de cada mes es cuando mayor flujo de envíos realizan las personas, pero a raíz de la pandemia esta cantidad de movimientos se está observando todos los días.

Acotó que la empresa implementó una nueva modalidad, que es el envío de dinero desde Venezuela a Chile o Perú, lo que ha tomado un auge en medio de la crisis sanitaria.

“Entre uno a dos clientes semanales envían remesas a sus familiares en Perú o Chile”, indicó.

Por su parte, desde la casa de cambio Cash Now Chile indicaron que han disminuido los envíos, pero que se sigue percibiendo en sus clientes la necesidad de continuar ayudando a sus familiares en Venezuela.

“Lo que hemos podido observar es que las personas tienen la necesidad de ayudar a sus familias en Venezuela. Pero también hay que tomar en cuenta que muchos de nuestros clientes se han quedado sin trabajo”, comentaron.

Desempleo en la región

La rápida propagación del Covid-19 ha obligado que los gobiernos implementen cuarentenas en sus ciudades. Por ende, muchas empresas y comercios han cerrado sus puertas y con ello, el despido de sus trabajadores por no poder pagar los sueldos.

blank
Foto: AFP

De acuerdo con el informe de la Comisión Económica Para América Latina y el Caribe (Cepal), la economía en la región latinoamericana caerá 5.3% durante 2020, como consecuencia de la pandemia. En ese sentido, 11.600.000 personas quedarían desempleadas.

“Se prevé un fuerte aumento del desempleo, con efectos muy negativos en la pobreza y la desigualdad. Esto es lo que más nos preocupa”, indicó Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la Cepal.

Ante esta situación, cientos de migrantes venezolanos que se encontraban en países de la región —como Chile, Perú, Ecuador y Colombia— han solicitado vuelos humanitarios al régimen de Nicolás Maduro para retornar a Venezuela, mientras que otros han iniciado su marcha a pie para reencontrarse con sus seres amados e intentar hallar un mejor futuro dentro de su tierra, pese a la crisis social, humanitaria y política que sigue enfrentando el país. 

Noticias relacionadas