Es falso. Recientemente algunos portales de noticias de varios países publicaron un artículo en el que reseñan que un grupo de científicos de la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio de Estados Unidos (NASA) manifestó haber recabado evidencia para asegurar que existe un universo paralelo. Sin embargo, la NASA no se ha pronunciado sobre estos supuestos hechos.

Aunque la existencia de este universo es una posibilidad, los hallazgos de un equipo de científicos a cargo de la Antena Antártica de Impulso Transitivo (ANITA) fueron mal interpretados por el medio especializado New Scientist.

La Antena Antártica de Impulso Transitivo (ANITA)

Fue diseñada para estudiar neutrinos cósmicos de ultra energía (UHE) al detectar los pulsos de radio emitidos por sus interacciones con la capa de hielo desde un globo científico que vuela sobre la Antártida y que está financiado por la NASA.

Durante los vuelos en diciembre de 2006 y diciembre de 2014, ANITA detectó una fuente de partículas de alta energía en erupción del hielo que se asemeja a una lluvia de rayos cósmicos al revés.

A través de una búsqueda en Google, se pudo constatar que la NASA no ha confirmado dichos estudios. Varios medios que reportaron la supuesta noticia señalaron como fuente al medio Bangladesh Dhaka Tribune, cuyo a artículo fue publicado el 18 de mayo de 2020 y cita como fuente a Daily Star.

El Daily Star  publicó su artículo el 17 de mayo y cita como fuente un reportaje de New Scientist publicado el 8 de abril de este año. 

En New Scientist reseña sobre un experimento realizado por el equipo de ANITA en 2016 y publicado en 2018, en el que detectaron neutrinos (que son unas partículas subatómicas) pero que se emitían desde el suelo y no desde el cielo como esperaban. Los científicos se sorprendieron al encontrar una posible explicación para este fenómeno que sería que los neutrinos hayan surgido de un universo paralelo.

Algunos de los portales de noticias indicaron que Peter Gorham, encargado de la investigación, era trabajador de la NASA, pero esto no es cierto. Gorham es profesor de física de la Universidad de Hawái, en Estados Unidos.

En la investigación desarrollada por la Universidad de Hawai y liderada por Gorham se indica que en la superficie de la Antártida fue descubierta evidencia que sugiere la existencia de partículas subatómicas gracias a la utilización de ANITA. 

Científicos no mencionan existencia de universo paralelo

“Lo que vimos es algo que se parecía a un rayo cósmico, como se ve en el reflejo de la capa de hielo, pero no se reflejó”, dijo Gorham en una entrevista con su universidad en 2018.

Agregó que “era como si el rayo cósmico hubiera salido del hielo mismo. Algo muy extraño. Así que publicamos un artículo sobre eso, simplemente sugerimos que esto estaba en una tensión bastante fuerte con el modelo estándar de física”.

En el texto de la entrevista se indica que los científicos analizaron la partícula y pensaron que podría ser una partícula secundaria producida por una interacción de neutrinos. Los neutrinos son partículas fundamentales del universo, nacen de la energía del Big Bang. Pueden contar todo, desde el nacimiento del universo hasta las reacciones nucleares que impulsan a las ciudades.

El científico indicó que se podría indicar que en realidad están viendo una nueva clase de partículas subatómicas que es muy penetrante. Incluso más penetrante que un neutrino, “que es bastante difícil de hacer”. Esta partícula estaría pasando por casi toda la tierra. Señaló que esto podría ser una indicación de algún nuevo tipo de física, lo que denominan “más allá del modelo estándar de física”.

No se menciona la posibilidad de un universo paralelo en la entrevista. En los comunicados recientes de la NASA tampoco se menciona nada sobre esto.

Es necesario que se realicen más detecciones de estas señales para llegar a conclusiones definitivas sobre su origen.