• 13 costureras se reúnen diariamente en un taller del centro médico para elaborar insumos que no reciben del Ministerio de Salud. Hasta ahora han confeccionado más de 10.000 mascarillas para el personal. Foto: Provea

Había temor. El 13 de marzo, cuando el régimen de Nicolás Maduro anunció los dos primeros casos de Covid-19 en Venezuela, en los centros hospitalarios del país se instaló el miedo ¿cómo un sistema colapsado hará frente a la pandemia? ¿cómo garantizarán la salud e integridad del personal médico? 

El personal de muchos hospitales se hacía la misma pregunta. En la Maternidad Concepción Palacios– que otrora fue reconocida como uno de los servicios de salud referentes de América Latina– también había cierta incertidumbre, ya que la población que reciben diariamente es vulnerable: mujeres embarazadas y niños recién nacidos. 

En el centro temían que el Ministerio de Salud no los dotara con los insumos necesarios para evitar un contagio por Covid-19. No estaban equivocados. La ayuda no llegó.

La falta de atención encendió aún más las alarmas de médicos y enfermeras, quienes están acostumbrados a trabajar entre carencias desde hace varios años cuando se acentuó la crisis y la escasez de recursos para los hospitales. 

Con este panorama, Silvia Bolívar, trabajadora de la institución y representante sindical, inició un proyecto para brindar tranquilidad a los profesionales que ahora expuestos a la pandemia. 

Se trata de la confección de mascarillas, batas y otros artículos de protección para los empleados de la institución. Una iniciativa con la que han logrado trabajar y sentirse más seguros, aún en medio de la emergencia. 

Foto: Cortesía

Un proyecto que beneficia a todos los centros

En un taller pequeño de la Maternidad Concepción Palacios se reúnen todos los días 13 costureras. Las primeras ocho trabajan en el horario de 7:00 am a 2:00 pm. El resto labora de 2:00 pm a 8:00 pm.

Este grupo usa una pequeña máquina de coser que fue reparada recientemente para esta labor. Mientras una cose con el equipo, otras hacen lo mismo pero a mano. Otras van doblando las mascarillas, alistando los pedidos.

Las costureras fueron contratadas exclusivamente para elaborar los tapabocas, batas, entre otros artículos. Sin embargo, el personal médico se ha sumado a esta labor. Silvia lidera el proyecto. Comenta en exclusiva para El Diario que los recursos para llevarlo adelante salen de su propio bolsillo y gracias al apoyo que reciben del Sindicato de Hospitales y Clínicas. 

Aunque tienen poco más de un mes con la confección de estos insumos, han logrado beneficiar a todo el personal. Hasta ahora han elaborado más de 10.000 mascarillas de tela y desechables. 

Foto: Cortesía

Además de la entrega de mascarillas, la sindicalista explica que gracias a donaciones de algunas ONG y organismos internacionales han logrado armar kits de protección para los médicos y enfermeras. Estos incluyen: tapabocas, guantes, batas y lentes de bioseguridad.

Foto: Cortesía

La operatividad del taller de la Maternidad Concepción Palacio ha permitido llevar donaciones a otros centros médicos como el Hospital General Dr. José Ignacio Baldó «El Algodonal», el Periférico de Catia y el Hospital José Maria Vargas.  

Se trata de centros de salud que han reportado una alta carencia de insumos desde el inicio de la pandemia. De acuerdo con el balance de Mauro Zambrano, dirigente sindical de Hospitales y clínicas en Caracas, la mayoría de los establecimientos presenta carencia de tapabocas y otros servicios tan necesarios como el agua, desinfectante  y cloro.

Sin protección por parte del Estado 

Recientemente Nicolás Maduro criticó que haya miembros del personal de salud positivos por Covid-19, pues aseguró que su Administración está garantizando todo el equipamiento necesario para que los profesionales realicen su labor y atiendan a los pacientes afectados por el virus. 

Es inaceptable que el personal sanitario se contamine porque están los protocolos de seguridad y hay equipos suficientes. No hay explicación de por qué se contaminan. No acepto ese tipo de debilidades en la disciplina de la aplicación de los protocolos, debemos proteger a los médicos. Se debe velar personalmente por cada trabajador sanitario del país. Están los guantes, batas, tapabocas, lentes, entre otras», dijo el líder chavista el miércoles 20 de mayo tras ofrecer un balance de contagios en el que cuatro médicos dieron positivo.

Ante esto, muchos miembros del sector salieron a responder. Entre ellos el infectólogo Julio Castro, quien aseguró que las razones del contagio de médicos y enfermeras se debe a múltiples carencias. Entre ellas: falta de protección, escasez de agua y falta de reparación del personal. 

Dos meses de Covid-19

35

Trabajadores del personal salud han dado positivo

Por su parte, el diputado ante la Asamblea Nacional José Manuel Olivares coincidió en varios puntos con Castro y agregó que la tardanza en las pruebas también influye en más contagios.

Pese a esta situación hay centros que intentan armar su propia planificación de prevención. Como la Maternidad Concepción Palacios que no solo brinda protección a sus empleados, también envía donativos a los centros más afectados. 

Foto: Cortesía

Una apuesta para hacer frente a la pandemia y generar tranquilidad en el personal que batalla para evitar la propagación del virus pese a las carencias. 

Noticias relacionadas