• Wosmer Villamizar tuvo que optar por trabajar con una empresa que desinfecta calles en la ciudad de Lima a propósito de la pandemia del Covid-19. Pese al riesgo que esto implica, lo hace para poder comer y pagar sus cuentas, según contó en exclusiva para El Diario

Miles de venezolanos han salido del país en busca de una mejor calidad de vida. Han llegado a diferentes naciones del mundo, pero la mayoría de los migrantes se han asentado en los países de Latinoamérica, como es el caso de Perú. De acuerdo con informes del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), para finales de 2019 la población venezolana en Perú alcanzaba la cifra de 539.673 ciudadanos. 

Uno de ellos es Wosmer Villamizar, un comunicador social de 27 años que vive en Lima desde hace dos años. Antes de que se activara la cuarentena por los contagios de Covid-19 en ese país, Wosmer trabajaba en una empresa que ofrecía traslados en automóvil; sin embargo, debido a la pandemia tuvo que cambiar su ropa por un traje de protección para desinfectar las calles de la capital peruana. Este es el trabajo que realiza actualmente para poder ganarse la vida en Perú. 

Foto cortesía

“Yo trabajaba en servicio ejecutivo manejando un carro. Hacíamos traslados de los empleados de la empresa, pero eso quedó suspendido hasta nuevo aviso. Estuve un mes sin hacer nada y luego se me presentó la oportunidad debido a contactos que tengo, de trabajar en esta empresa que ofrece servicios para desinfectar casas, locales, oficinas y farmacias”, explicó Villamizar. 

La compañía se llama Dexifex 6, realiza desinfecciones ecológicas, limpiezas y fumigaciones. Para el saneamiento utilizan un producto llamado “amonio cuaternario”, un derivado del amoníaco usado en la industria alimenticia para hacer desinfecciones. 

Wosmer comentó que este empleo no es algo fijo, todo va a depender de las contrataciones que le hagan a la compañía. Generalmente, desde hace casi un mes, le hacen llamados cada dos o cuatro días a la semana para que salga a trabajar. El resto del tiempo está en casa, con su hermano, con quien se comparte las tareas del hogar. 

“Hay tres o cuatro días de la semana en los que me llaman y me dicen que tenemos un cliente y paso casi todo el día en la calle, trabajando con mi traje de protección, pero todo depende de la jornada (…). Si no debo ir a trabajar, estoy en la casa y lavo mi ropa o cocino. Un día lo hago yo y otro día lo hace mi hermano. Y bueno, a veces me canso de descansar”, indicó.

Covid-19 en Perú

136.500+

Casos de contagio

56.169

Personas recuperadas

3.983

Muertes

Este empleo, aunque conlleva sus riesgos, es el que le ha permitido a Wosmer llevar comida a su mesa en Perú y enviar dinero a la casa de sus padres, en Venezuela. Familia que, aunque preocupada por los peligros que esto conlleva, está orgullosa de que su hijo no se rinde ante las circunstancias y sigue saliendo adelante en cualquier camino que deba cruzar. 

“Este trabajo me ayuda mucho a ganarme la vida acá en Perú en estas circunstancias. Con este trabajo es que he podido salir adelante (…) Mis padres están emocionados porque sigo echando para adelante con otra cosa nueva que hacer. Sabemos que hay riesgo pero se limita bastante porque estamos con todas las medidas de protección”, aseguró Villamizar.

Sin temor al trabajo 

Wosmer utiliza traje protector, lentes, botas de seguridad, guantes, alcohol líquido y en gel. Indicó que poseen todas las medidas de protección pertinentes para realizar el trabajo y que por eso se siente despreocupado y puede trabajar tranquilo, no solo porque corre menos riesgo de contagiarse, sino porque no le ha tocado lidiar con dificultades para el pago de su vivienda.

Foto cortesía

Su estabilidad la ha conseguido con su trabajo y gracias a que la persona que le alquila su vivienda no le ha puesto trabas en los pagos. Mucho menos le ha insinuado alguna intención de desalojarlo, como sí ha ocurrido con otros venezolanos en Perú.

“No he tenido problemas con el alquiler, donde yo vivo el señor no ha hecho presiones ni nada. Los primeros quince días de la pandemia mi hermano y yo los pagamos pero ahorita debo mes y medio, no he podido pagar pero no hay presión”, señaló. 

Villamizar indicó que entiende que a las personas que presionan para que cancelen los alquileres es porque lo poco que obtienen lo necesitan para sobrevivir en medio de la situación generada por el Covid-19 en ese país.

Desalojos en Perú

En una encuesta realizada por teléfono el 18 de abril por Equilibrium Centro para el Desarrollo Económico en Perú a 426 migrantes venezolanos, se evidenció que 68 de ellos corrían un riesgo alto de ser desalojados mientras que unos 97 manifestaron correr un riesgo medio.

El equipo jurídico de Derechos Humanos de la Embajada de Venezuela en Perú ha atendido cerca de 740 casos de desalojos a migrantes venezolanos. Carlos Scull, el representante diplomático designado por el presidente Interino, Juan Guaidó, aseguró que sus proyecciones estiman que 55.000 familias venezolanas están en alto riesgo de ser desalojadas de sus viviendas por no poder pagar los costos de alquiler.

A Wosmer lo motivan las ganas de superarse y sobrevivir. Aseguró que no volverá a Venezuela cuando termine la cuarentena, pues piensa que nada mejorará hasta que las condiciones políticas y económicas cambien. 

“Tengo que trabajar, subsistir y sobrevivir. Tengo cero miedo, no le veo el temor al trabajo (…). Yo no vuelvo a Venezuela hasta que las condiciones cambien o mejoren y eso va a pasar cuando el sistema (del régimen de Nicolás Maduro) caiga”, expresó.

Así como Wosmer, hay cientos de venezolanos en el mundo haciendo lo necesario para salir adelante a pesar de las circunstancias. Otros, sin importar los riesgos, aportan su grano de arena en medio del contexto de la pandemia que vive la humanidad. Prefieren vivir entre estos dos escenarios que volver a Venezuela por el momento, un país que todavía carece de las condiciones propicias que alguna vez pudo brindar a quienes emigraban a este territorio. 

Este artículo de El Diario fue editado por: José Gregorio Silva | Génesis Herrera.

Noticias relacionadas