• Jesús Alejandro Loreto, abogado defensor de los empleados de la cableoperadora, contó en exclusiva para El Diario las fallas del proceso judicial en contra de sus defendidos. Federico Parra | AFP

El 19 de mayo el conglomerado estadounidense AT&T  informó sobre el cierre de las operaciones de DirecTV en Venezuela. Muchos ciudadanos calificaron esto como un acto injusto en medio del confinamiento por Covid-19. 

Pero los que han sufrido las consecuencias de esta medida son los tres ex gerentes de Directv Venezuela: Héctor Rivero Olivares, Carlos José Villamizar y Rodolfo Carrano Puglieses, a quienes este 10 de junio se les dictó privativa de libertad por parte del Tribunal 21 de Control del Circuito Judicial Penal del área Metropolitana de Caracas. 

A los tres ejecutivos se les imputaron los delitos adjudicados a los ciudadanos son: delito de coautoría, estafa agravada en concurso real, boicot, desestabilización de la economía y asociación para delinquir y se estarían enfrentando a hasta 12 años de cárcel.

Jesús Alejandro Loreto, abogado defensor de los tres ex trabajadores, indicó en exclusiva para El Diario que los hechos le parecen un error y una injusticia, ya que Olivares, Villamizar y Carrano fueron despedidos un día antes del cese de las operaciones de la empresa en Venezuela y además no tenían conocimiento de la decisión tomada por AT&T. 

“A estas tres personas les están atribuyendo una condición de directivos que no tienen. Las autoridades están asumiendo que ellos podían saber sobre lo sucedido, aun cuando no existen pruebas de que estas tres personas supieran la decisión de AT&T”, aseguró el abogado.

Indicó que las únicas pruebas que existen es que Héctor, Carlos y Rodolfo no pertenecían a la junta directiva de la compañía. Expresó que el régimen de Nicolás Maduro está convencido de que los culpables son sus defendidos a pesar de que en los documentos del registro mercantil se demuestra que no tienen ninguna condición ni facultad de directivos o ejecutivos. 

Estas tres personas eran gerentes de tercera categoría, antes de ellos estaba un primer nivel, es decir, el presidente de la compañía y luego viene un segundo nivel que lo ocupan los miembros de la junta directiva. Después están estos 3 empleados”, explicó.

Advirtió que estás acciones contra los trabajadores se ejecutan ante la necesidad de atribuir o reprocharle a alguien lo que sucedió, a pesar de que no sean las personas correctas. Indicó que los tribunales y la Fiscalía necesitaban ponerles cara a los responsables y consiguieron a estos tres empleados. Denunció que las autoridades nunca se han detenido a ver o escuchar nada. 

Directv cierra operaciones en Venezuela

De acuerdo con el comunicado emitido por Directv Venezuela, las sanciones del gobierno de los Estados Unidos sobre los canales Globovisión y Pdvsa TV prohibían la transmisión de estos medios, que son obligatorios bajo la licencia de la compañía para ofrecer su servicio en Venezuela.

“Debido a que es imposible para la unidad de Directv de AT&T cumplir con los requisitos legales de ambos países (Venezuela y EE UU), AT&T se vio obligado a cerrar sus operaciones de TV paga en Venezuela, una decisión que tomó el equipo de liderazgo de la compañía en los Estados Unidos sin ninguna participación o conocimiento previo de DirecTV Equipo de Venezuela”, explicó el texto en esa oportunidad.

Posición de Directv ante las detenciones

El abogado defensor denunció que esta compañía se desvinculó por completo de Venezuela, cortando todos los lazos, incluyendo a estos tres trabajadores. Explicó que desde que iniciaron las acciones judiciales han intentado comunicarse con los ejecutivos de la empresa en el exterior mediante llamadas o correos electrónicos, pero no han podido comunicarse. 

“Una vez despedidos, sus correos electrónicos vinculados a la empresa fueron bloqueados. Remotamente les borraron de sus computadoras y teléfonos todo lo referente a la compañía. Desde el momento en que iniciaron las acciones judiciales ha habido intentos de comunicación porque estas personas están corriendo un riesgo por las decisiones de otros. Sin embargo, lo que ha habido es hermetismo”, denunció Loreto. 

Cargos imputados a los tres empleados

Héctor Rivero Olivares, Carlos José Villamizar y Rodolfo Carrano Puglieses fueron despedidos el 18 de mayo en una asamblea de accionistas que se llevó a cabo, indicó el abogado. Añadió que al día siguiente, durante las primeras horas de la mañana fue cuando le comunicaron a los empleados que estaban despedidos y que la decisión de la compañía de interrumpir la señal ya se había ejecutado. 

Estimaciones del número de afectados por el cierre de Directv

2.300.000

de suscriptores

10.000.000

de personas

Explicó que aún no se comprende qué fue lo hicieron o dejaron de hacer los tres ciudadanos para que se les imputaran los cargos. Indicó que, si era responsabilidad de la directiva impedir el cese de operaciones, ni Rivero, ni Villamizar ni Carrano pertenecían a ella.

Reiteró que al momento del cese estos empleados ya estaban despedidos y que aún si hubiesen tenido la autoridad de hacer algo, no hubiesen podido porque ya no pertenecían a la empresa. 

“Aun si fueran miembros de la junta directiva, que repito no lo son, alguien tendría que decir cuál fue la decisión que tomaron o lo que impartieron. Cuál fue el acto que ejecutaron que derribó en la interrupción de la señal. Qué es lo que ellos tenían que hacer que no hicieron y por ello los juzgan”, cuestionó.

El.abogado resaltó que los tres cooperaron con la investigación desde que empezaron las acciones judiciales. Explicó que compartieron la información que conocían, pero ellos no tenían la capacidad ni jurídica ni material de interrumpir o no la señal de Directv en el país. 

“Porque lejos de omitir y de quedarse tranquilos sin hacer nada, ellos acudieron ante las autoridades y han suministrado información para el caso. Hay que tomar en cuenta que para el momento en el que se interrumpió la señal ya los habían despedido. Entonces ¿cómo pueden reestablecer la señal?” recalcó. 

¿Es posible que Directv restituya la señal en Venezuela?

De acuerdo con Alberto Scharffenorth, ex presidente de la Cámara de Empresas de Servicios de Telecomunicaciones (Casetel) en una entrevista para El Diario el 22 de mayo, no es posible que Directv restituya su señal en el país.

Detalló que es debido a que el sistema de televisión satelital que usa la compañía es cerrado y para que los decodificadores reciban la señal, se necesita de una autorización a la que sólo Directv tiene acceso.

De igual forma, manifestó que la señal no viene de la estación terrena sino del satélite, que no es propiedad del Estado venezolano.

Loreto aseguró no poder ofrecer mayores detalles del caso salvo que están concentrados ahora en la apelación y que confían en que pronto se entienda que todo esto se trata de un error. Sentenció que si el régimen de Nicolás Maduro mantiene su posición, estaría incurriendo en un acto de soberbia. 

Añadió que desde que los tres ciudadanos fueron detenidos han estado en la sede de El Helicoide, en Caracas, y van a permanecer allí los 45 días que dure la investigación. Comentó también que ha sido casi nula la comunicación entre los detenidos y sus familiares, quienes evidentemente se encuentran consternados y afectados por la situación. 

Este artículo de El Diario fue editado por: Yazmely Labrador | Irelis Durand | Génesis Herrera.

Noticias relacionadas