• Siete jugadores de la Vinotinto vieron acción en la reanudación de la primera y segunda división de España. En El Diario te contamos cómo fue su desempeño | Foto: Granada CF

Jugar sin fanáticos es como bailar sin música, decía el fallecido periodista uruguayo Eduardo Galeano en su libro Fútbol a Sol y Sombra, publicado en 1995. A pesar de la cantidad de años que han pasado, aquella frase parece cobrar vigencia en estos tiempos de coronavirus, puesto que en algunos países se está llevando a cabo la actividad deportiva sin público. 

Luego de casi tres meses de interrupción debido a la pandemia por Covid-19, con participación de siete venezolanos, el balón volvió a rodar en la primera y segunda división del balompié español.

Vinotinto recuperado. Yangel Herrera fue diagnosticado con coronavirus el pasado 9 de mayo, cuando se reanudaron los entrenamientos, pero superó la enfermedad de forma asintomática.

El Granada de Yangel Herrera y Darwin Machís venció 2-1 al Getafe el viernes 12 de junio en el Nuevo Estadio de Los Cármenes. El Getafe se había puesto en ventaja por medio de David Timor (20’), pero un autogol de Djené (70’) y un zurdazo a quemarropa de Carlos Fernández (79’) le dieron el triunfo al cuadro nazarí.

La dupla criolla fue titular. Herrera, quien abandonó el terreno de juego al minuto 70 por Gil Dias, recibió tarjeta amarilla y se perderá el juego de este lunes 15 de junio ante el Betis; mientras que Machís participó en la jugada del empate y salió en la fracción 85 por Jesús Vallejo.

De esta forma, el Granada llegó a 41 puntos y se ubica en la novena casilla de la tabla, manteniéndose en la lucha por clasificar a la Europa League.

Otras ligas. La Bundesliga regresó el 16 de mayo. La Premier League retomará sus acciones el 17 de junio, mientras que la Serie A hará lo propio el 20 del mismo mes.

El Leganés de Roberto Rosales, que se encuentra penúltimo en la tabla con 23 unidades, perdió 1-2 frente al Valladolid el sábado 13 de junio en el Estadio Municipal de Butarque, y  complica sus aspiraciones de permanecer en la máxima categoría.

El lateral de la Vinotinto, que jugó como volante, vio acción durante 88 minutos y fue sustituido por Javier Avilés. Enes Ünal (2’) y Rubén Alcaraz (54’) marcaron los goles del Valladolid; mientras que Óscar Rodríguez, de penal, descontó por el combinado local (84’).

También hubo acción en segunda

El Málaga de Juan Pablo Añor y Mikel Villanueva cayó 1-3 frente al Huesca el 12 de junio en La Rosaleda, por la la 32° jornada de LaLiga SmartBank. Añor y Villanueva fueron titulares, pero abandonaron el terreno de juego en la fracción 69.

En la jornada sabatina, el Alcorcón de Samuel Sosa derrotó 1-3 al Real Zaragoza en el estadio Francisco Javier Fernández Díaz, y se mantiene en la pelea por los puestos clasificatorios a los playoffs de ascenso. Sosa entró de cambio al 87’.

El Deportivo La Coruña de Christian Santos, que se aloja en puestos del descenso, no pasó del empate sin goles contra el Sporting Gijón este domingo 14 de junio en el Estadio de Riazor. Santos ingresó desde el banco en la fracción 68.

El que se quedó sin la oportunidad de ver minutos fue el portero Dani Hernández, quien no ha podido jugar desde el 31 de enero debido a una lesión muscular. Su Tenerife perdió (1-0) el 12 de junio ante Fuenlabrada en condición de visitante.

Retorno del balompié italiano

Esta semana también se reanudó el fútbol en Italia, uno de los países más afectados por el Covid-19. La Juventus empató 0-0 contra el Milan en Turín el 12 de junio en la semifinal de vuelta de la Copa Italia, tras empatar 1-1 en el encuentro de ida.

El segundo clasificado a la final fue el Napoli, que igualó 1-1 contra el Inter el 13 de junio en San Paolo, tras imponerse por la mínima en San Siro. La final se llevará a cabo el miércoles 17 de junio en el Estadio Olímpico de Roma, sin la presencia de público.

Otro venezolano que tampoco pudo jugar este fin de semana fue el lateral Alexander González con el Mirandés, que se impuso 2-1 al Numancia este 14 de junio en el Estadio Municipal de Anduva, y sigue acariciando los playoff de ascenso. 

La reanudación del fútbol quedó como la prueba de sonido de un baile sin música. Da la impresión de que tendrá que pasar mucho tiempo para que el balón vuelva a rodar en medio del colorido y la algarabía que transmitían los fanáticos en las gradas. Por los momentos, toca acostumbrarse a ver los partidos con los estadios vacíos, a puertas cerradas.

Noticias relacionadas