• El mandatario estadounidense aseguró que la única reunión que sostendría con el dirigente chavista sería la de su salida del poder. La secretaría de Prensa de la Casa Blanca detalló que la postura del gobierno de EE UU no ha cambiado y que Trump mantiene su respaldo a Guaidó. Foto principal: Reuters

Este 22 de junio el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aclaró que la única reunión que sostendría con Nicolás Maduro –a quien desconoce como gobernante– sería para discutir su salida del poder en Venezuela.

“A diferencia de la izquierda radical, SIEMPRE estaré en contra del socialismo y con el pueblo de Venezuela. ¡Mi administración siempre se ha puesto del lado de la LIBERTAD y en contra del opresivo régimen de Maduro! Solo me reuniría con Maduro para discutir una cosa: ¡una salida pacífica del poder!”, dice el tuit.

El mandatario estadounidense escribió el mensaje, de 49 palabras, en su cuenta de Twitter luego de que un día antes el sitio web Axios publicara una entrevista que le hizo el periodista Jonathan Swan en el Despacho Oval de la Casa Blanca, el 19 de junio.

Entrevista de Axios a Trump

Las declaraciones de Trump en esa entrevista fueron descontextualizadas por diversos medios, donde daban por sentado que el gobierno de Estados Unidos estaba reconsiderando su decisión de reconocer a Juan Guaidó como el legítimo presidente encargado de Venezuela y evaluaba, en cambio, reunirse con Nicolás Maduro.

Después de que se publicara la entrevista, Joe Biden, el candidato a la presidencia de EE UU por el Partido Demócrata, dijo que “Trump habla fuerte sobre Venezuela, pero admira a matones y dictadores como Nicolás Maduro. Como presidente, apoyaré al pueblo venezolano y a la democracia”.

Sin embargo, en la entrevista con Axios, Swan le pregunta a Trump sobre una reunión con Maduro y este respondió “podría pensar en algo así. A Maduro le gustaría reunirse conmigo. Y yo nunca me opongo a reunirme con nadie. ¿Sabes? Rara vez me opongo. Yo siempre digo: pierdes muy poco reuniéndote con alguien. Pero en este momento, yo he rechazado esas peticiones”.

Al consultarle si lamentaba su decisión de seguir el consejo de su exasesor de Seguridad Nacional, John Bolton, de apoyar a Guaidó en 2019 durante su juramentación, Trump dijo: “Seguí el consejo como también he podido seguir lo contrario, pero estaba decididamente opuesto a lo que estaba pasando en Venezuela”. Cuando reconocí a Guaidó, dije: “Guaidó fue electo. Creo que no necesariamente estaba a favor, a algunos les gustaba la idea, a otros no. A mí me pareció bien. No creo, sabes, que fue muy relevante de una manera o la otra”.

El mandatario estadounidense dijo que en el momento en que sopesó y reconoció al presidente interino que «Guaidó fue elegido. Creo que no estaba necesariamente a favor, pero dije: a algunos les gustó, a otros no. Yo estaba de acuerdo con eso. No creo que fuera, ya sabes, no creo que fuera muy significativo de una manera u otra».

El gobierno de Estados Unidos fue el primero en reconocer la juramentación de Guaidó, el 23 de enero, como presidente interino de Venezuela. De hecho, la adminsitración de Trump ha emitido duras sanciones en diferentes niveles contra el régimen de Maduro y sus altos funcionarios.

Trump y su apreciación sobre Bolton

Durante la entrevista con Axios, Trump describió a John Bolton, su exasesor de Seguridad Nacional, como un «loco» que puede ser el «ser humano más tonto de la Tierra» por apoyar persistentemente la guerra de Irak.

El 23 de junio se hará público el libro La habitación donde ocurrió: memorias de la Casa Blanca, donde Bolton realiza una serie de afirmaciones polémicas sobre el mandatario estadounidense, a quien acusa de querer –a toda costa– buscar su reelección para el próximo período presidencial.

EE UU mantiene respaldo a Guaidó

Durante una rueda de prensa realizada este 22 de junio, Kayleigh McEnany –secretaria de prensa de la Casa Blanca– detalló que la posición de Trump no ha cambiado. “Sigue reconociendo a Juan Guaidó como líder de Venezuela”.

“No se ha perdido ningún tipo de confianza en Guaidó. El presidente Trump ha sido muy duro contra Maduro. Si lo comparamos con la administración Obama hemos sido muy duros, a diferencia de Joe Biden, que de hecho sí se reunió con Maduro y le dijo que, si tuviese su cabello, sería presidente de EE UU”, aseguró la funcionaria.

A propósito de Bolton, McEnany dijo que “se ha desacreditado a sí mismo y sus mentiras han sido expuestas”.

Sobre el libro La habitación donde ocurrió –que se publicará el 23 de junio– la secretaria de prensa de la Casa Blanca dijo que se trata de un texto “aburrido y ególatra” y que todos los funcionarios vinculados por Bolton “han desmentido las acusaciones y lo han expuesto”.

Las declaraciones de McEnany se producen luego del tuit que publicó el mandatario estadounidense sobre su apreciación de Venezuela y del régimen de Maduro.

Otras reacciones

Carlos Vecchio, embajador de Venezuela en Estados Unidos, manifestó su agradecimiento a Trump por “el apoyo irrestricto y consecuente de su administración y de todas las instituciones” del país norteamericano “a la lucha del gobierno interino del presidente Guaidó por la restitución de la democracia y la libertad de Venezuela”.

Dos horas antes del tuit de Trump, el senador por el estado de Florida, Marco Rubio, mencionó en su cuenta de Twitter que “el objetivo central de la política estadounidense en Venezuela es el regreso de la democracia” basados en una “transición pacífica”.

Aunque aclaró que EE UU continuará “rechazando cualquier esfuerzo para mantener al régimen de Maduro en el poder o para usar las conversaciones como una táctica de demora”.

El pasado 26 de marzo el fiscal general de EE UU, William Barr, ofreció una recompensa de 15.000.000 de dólares por Maduro y 10.000.000 de dólares por Diosdado Cabello, considerado como el número dos del chavismo, por supuestos delitos de “conspiración para el narcoterrorismo, conspiración para la importación de cocaína y tenencia de armas y otros artefactos destructivos”.

Estados Unidos busca la extradición del empresario colombiano Alex Saab, a quien acusa de ser el testaferro principal de Nicolás Maduro, y quien se encuentra detenido desde el 12 de junio en el archipiélago africano Cabo Verde, luego de que se hiciera efectiva una circular roja de la Interpol.

Noticias relacionadas