Es verdadero. Varios portales de noticias han reseñado que un estudio de un equipo de investigadores chinos determinó que los cerdos de varias zonas de ese país se están infectando con más frecuencia de una cepa de influenza denominada G4, que tiene el potencial de saltar a humanos.

blank

En El Diario verificamos que el estudio fue publicado por la revista oficial de la Academia Nacional de Ciencias de los Estados Unidos, Procedimientos de la Academia Nacional de Ciencias (PNAS, siglas en inglés). La investigación fue realizada en China por un equipo de investigadores dirigido por Liu Jinhua, de la Universidad Agrícola de China (CAU).

El estudio se basó en la vigilancia de la circulación del virus de la gripe en cerdos, desde 2011 hasta 2018, en China. Esto con el fin de detectar posibles cepas con la capacidad de generar una pandemia.

“Los cerdos se consideran anfitriones importantes para la generación de virus de influenza pandémica. La vigilancia sistemática de los virus de la influenza en los cerdos es esencial para la alerta temprana y la preparación para la próxima pandemia potencial”, reseñó la revista PNAS.

Con el estudio, los científicos detectaron la circulación de un genotipo del virus de influenza denominado G4 EA H1N1, desde 2016 . Es decir, no se trata de un virus nuevo, sino de una nueva cepa emparentada genéticamente con el virus de la gripe H1N1, causante de la epidemia de 2009.

Cerdos analizados

Se analizaron cerca de 30.000 hisopados nasales tomados de cerdos en mataderos de 10 provincias chinas, y otros 1.000 de cerdos con síntomas respiratorios, según detalló la revista científica Science.

Como resultado, los estudios arrojaron 179 virus de la gripe porcina, la gran mayoría de los cuales eran G4 o una de las otras cinco cepas G del linaje aviar de Eurasia. “El virus G4 ha mostrado un fuerte aumento desde 2016, y es el genotipo predominante en circulación en cerdos detectados en al menos 10 provincias”, sostiene el paper.

El estudio publicado por PNAS indicó que la vigilancia serológica adicional entre la población con exposición ocupacional mostró que 10.4% (35/338) de los trabajadores porcinos fueron positivos para el virus G4 EA H1N1. Sobre todo los participantes de 18 a 35 años, que tenían tasas seropositivas de 20.5% (9/44), lo que indica que el virus predominante G4 ha adquirido una mayor infectividad humana. 

“Dicha infectividad aumenta en gran medida la oportunidad de adaptación del virus en humanos y genera preocupación por la posible generación de virus pandémicos”, señalan los científicos.

La OMS colaborará en los hallazgos

El portavoz de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Christian Lindmeier, indicó que leerá cuidadosamente el estudio chino y que es importante colaborar en los hallazgos y vigilar las poblaciones de animales, de acuerdo con la agencia de noticias Reuters.

«También destaca que no podemos bajar la guardia sobre la gripe y debemos estar atentos y continuar la vigilancia incluso en la pandemia de coronavirus», agregó.

El portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Zhao Lijian, dijo en una conferencia de prensa que el país asiático estaba siguiendo de cerca los acontecimientos. 

«Tomaremos todas las medidas necesarias para prevenir la propagación y el brote de cualquier virus», dijo Lijian.

No hay evidencias de que se transmita entre humanos

Sin embargo, Carl Bergstrom, biólogo de la Universidad de Washington, señaló que si bien el G4 es capaz de infectar a los humanos, no existe un riesgo inminente de una nueva pandemia.

«No hay evidencia de que G4 esté circulando entre humanos, a pesar de cinco años de exposición prolongada. Ese es el contexto clave a tener en cuenta», indicó en la red social Twitter.