• Mariela Magallanes, diputada de la Asamblea Nacional y representante del gobierno interino en Italia, conversó con El Diario sobre el reconocimiento del gobierno italiano a la presidencia interina. Admitió conversaciones con el Movimiento 5 estrellas, así como intereses de la petrolera ENI en reunirse con su delegación

Mariela Magallanes arribó a Italia a finales de 2019 por la persecución del régimen de Nicolás Maduro. Su exilio, sin embargo, le ha traído una responsabilidad mayor. Representante de la Asamblea Nacional (AN) en Italia desde marzo de este año, tiene una tarea no muy fácil: lograr el reconocimiento de país europeo a Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela. 

Italia y Chipre son los únicos países de la Unión Europea que no han reconocido su legitimidad. Magallanes, en entrevista para El Diario, lo acredita a la falta de información; algo que, por otra parte, dice estar contrarrestando. No obstante, en sus respuestas va dejando rastros de un motivo ya conocido: dentro del Movimiento 5 Estrellas (M5E) el partido que lidera la coalición de gobierno italiano, hay sectores que apoyan al chavismo. Sabe que las alianzas son la clave para destrabar el apoyo, por eso su discurso se centra en ello. No es rotunda; quizás sea porque dice que prefiere “construir”. En diplomacia, dicen, a veces es preferible la cautela, el trabajo de hormiga. Quizás sea el caso. La diputada confía: “Vamos con muy buen paso”.

Pero los intereses no quedan solo en la política. También reconoce acercamientos de la petrolera italiana ENI, la cual todavía opera en Venezuela, de conversar con el gobierno interino. “Estamos abriendo camino para formar esas relaciones”, dijo.

Foto: Cortesía

— Luego del reconocimiento de Eslovaquia a la presidencia interina de Juan Guaidó, Italia es, junto con Chipe, los únicos países de la Unión Europea que hasta ahora no lo reconoce. ¿A qué se debe la indiferencia del gobierno italiano?

— En este caso, la presión internacional está dando pasos importantes. Evidentemente en Italia no existe el reconocimiento a Juan Guaidó como el presidente interino, pero hay reconocimiento a la Asamblea Nacional y me tocó la responsabilidad de asumir esa representación. Parte de lo que estamos haciendo es contrarrestar lo que en Italia no existía; no había unas relaciones institucionales que hicieran seguimiento a todo lo que significa la situación en Venezuela. Hoy podemos decir que hemos avanzado bastante, y nuestro objetivo es lograr el reconocimiento al gobierno interino, y lograr desde Italia, con nuestra presencia, esas alianzas tan importantes que inclusive están dentro de la coalición del gobierno italiano.

¿Qué los está prácticamente paralizando? Creo que la falta de información real. El hecho de que aquí no se contrarrestara esa información de lo que pasaba en Venezuela, eso formaba parte. Lo que queremos es que Venezuela, como de hecho lo es ahora, sea de interés para Italia y que sea parte de su política exterior. Nosotros hemos mantenido información constante con los colegas parlamentarios desde la Comisión de Política Exterior del Parlamento, y con los partidos políticos de todas las tendencias, y hemos construido una base de relaciones con muchísimos sectores e individualidades que están a favor de la democracia en Venezuela. Vamos con muy buen paso, pero estamos construyendo que Italia dé el paso definitivo para reconocer a Guaidó.

(…) nuestro objetivo es lograr desde Italia, con nuestra presencia, esas alianzas tan importantes que inclusive están dentro de la coalición del gobierno italiano» Mariela Magallanes

— Pero, ¿con quiénes son, específicamente, esas conversaciones dentro de la coalición del gobierno? Porque la coalición la lidera el Movimiento 5 Estrellas y algunos de sus líderes han manifestado su apoyo al chavismo. Además, recientemente el medio español ABC publicó un documento del año 2010 que refleja un supuesto financiamiento de 3.500.000 de euros del gobierno de Hugo Chávez.

— Con respecto a esa información, nosotros hemos sido claros que preferimos no opinar, porque eso forma parte de una investigación que deben abrir las instancias autorizadas. Nosotros lo que queremos es seguir consolidando esas relaciones y, aparte de eso, que Venezuela se convierta en un consenso en la política italiana para poder lograr el reconocimiento de Guaidó, que es la lucha de los demócratas. Nuestra posición en Italia es simplemente la de mantenernos al margen en cuanto a esa información que, por cierto, siempre lo hemos dicho, la noticia como tal no nos cae de sorpresa porque no es la primera vez que se dice que el régimen ha financiado a partidos políticos en campañas presidenciales para lograr un movimiento, pero estando aquí en Italia, no nos corresponde. Obviamente, lo que sí nos ponemos es a la orden para cualquier investigación que se pueda abrir y nosotros estar allí para cualquier información que nos quieran solicitar.

(…) Obviamente, lo que sí nos ponemos es a la orden para cualquier investigación que se pueda abrir…» Mariela Magallanes

— La justicia italiana ya está investigando ese presunto financiamiento, y ha dicho usted que estarían dispuestos a colaborar con la investigación. ¿No cree que el gobierno interino debería hacer lo propio, e iniciar una investigación? Es dinero venezolano que el chavismo habría regalado con intenciones partidistas.

— Como te decía, nosotros no queremos entrometernos en los asuntos internos. Pero en el documento, y en el artículo de opinión, si bien nombran lo del régimen de Chávez y el presunto financiamiento al 5 Estrellas en 2010, también se menciona a un personaje que ese sí es nuestro, que es (Gian Carlo) Di Martino, quien es cónsul de Venezuela en Milán. Nosotros sabemos cómo se utilizan en Venezuela las sedes consulares para manejar recursos de la manera como se dice allá. Ahora, en ese sentido, como diputados y desde la Comisión de Política Exterior, nosotros estamos obligados a abrir una investigación y estamos también trabajando en eso, porque tenemos que demostrar cómo han sido utilizados las sedes consulares de los corruptos del régimen en Venezuela, que han sido premiados para vivir sus exilios dorados, a manejar los recursos de los venezolanos en el exterior, y no hacer lo que les compete. Entonces, en ese sentido, estamos trabajando, y ya estoy en contacto con el presidente de la Comisión de Política Exterior, Armando Armas, porque nosotros ante esa noticia tenemos que apoyar la denuncia. Pero, en este caso, demostrar cómo son utilizadas las sedes consulares, y poner a disposición el resultado de la denuncia. En este caso, si viene algún resultado de que, si es cierto o no lo del financiamiento a 5 Estrellas, eso ya le correspondería a la justicia italiana, no a nosotros.

Sin recursos: “heroísmo” o desventaja?

Al igual que el resto de embajadores o representantes diplomáticos del gobierno interino, Mariela Magallanes trabaja sin recursos económicos oficiales. Tampoco cuenta con una embajada. Durante los primeros meses de su estadía en Italia, comentó para El Diario, vivió en casa de su cuñado. Los recursos con los que cuenta son los que puede conseguir su esposo -de origen italiano- y su hijo, quien por ser adolescente ya puede conseguir trabajo.

“Mi familia siempre ha sido comerciante, y somos gente de trabajo y de bien”, asegura. Lucha individual al margen, sabe que la situación de no tener recursos oficiales, es una desventaja ante los diplomáticos del chavismo. Pero ella insiste en lo heroico, lo romántico. Lo hace “desde la verdadera convicción del amor por Venezuela”.

— ¿Y las conversaciones?

— Parte de las conversaciones, y nosotros la semana que viene vamos a estar en Roma, es con el Parlamento. Estamos tratando de consolidar relaciones con la Cancillería, para poder mantenerlos al día de lo que está sucediendo en Venezuela. Cuando el régimen de Maduro expulsó (a Isabel Brilhante, embajadora de la UE en Venezuela) y después tuvo que devolverse en la decisión, uno de los principales países que se pronunció fue Italia; la vicecanciller de exteriores del Partido Demócrata Marina Sereni, con quien hemos estado en contacto, al igual que con miembros del Partido Demócrata que, junto con el Movimiento 5 Estrellas, hacen la coalición. No es fácil, pero tampoco imposible. Pero forma parte de lo que estamos haciendo. Por supuesto, todo lo que suceda en Venezuela genera presión para que tanto los partidos aliados como para los que de alguna manera todavía no han tomado la decisión, tengan entonces más argumentos válidos para hacerlo. El hecho de que Eslovaquia haya reconocido al presidente Guaidó, eso presiona también a Italia para que dé ese paso tan importante por la democracia de Venezuela, por sus italo-venezolanos; dentro de los presos políticos hay ciudadanos italianos.

Foto: Cortesía

— Habla usted de representantes del Partido Demócrata, pero insisto con la pregunta, ¿tienen conversaciones con representantes del Movimiento 5 Estrellas?

— Nosotros hemos tenido con ellos también, lo que pasa es que recuerda que la pandemia (hizo que) por cinco meses Italia estuviera dentro de lo que es la actividad política interna. No había otro tema que no fuera resolver la situación del covid-19. Pero en esta semana que vamos a ir a Roma, vamos a tener también reuniones con todos los sectores, y con gente que está dentro del gobierno y que forma parte del Movimiento 5 Estrellas, que son aliados, que están en contra de lo que está sucediendo en Venezuela, y que apoyan la causa democrática. Pero la idea es esa, construirla. No podemos decretarla. El hecho de que sea el gobierno del M5E con el PD, quiere decir que no es algo tan unitario. Obviamente hay diferencias, como te decía, y nuestra misión es construir relaciones institucionales y políticas con todas las fuerzas que hacen vida en Italia en el Parlamento y lograr ir más allá, porque nuestro objetivo, insisto, es reconocer el reconocimiento de Juan Guaidó, como lo es también para muchos italianos. La idea es que Venezuela no sea punto de división sino de consenso.

(…) vamos a tener también reuniones con todos los sectores, y con gente que está dentro del gobierno y que forma parte del Movimiento 5 Estrellas…»

— El régimen de Maduro convocó a las elecciones parlamentarias el próximo 6 de diciembre, hecho que ya rechazó la UE por no contar con garantías. ¿Ha hablado usted con el gobierno italiano sobre la legitimidad de esas elecciones? ¿Reconocerían ellos esos comicios?

— Eso te lo podría decir después de las reuniones. Lo que sí te puedo decir es que, con esas noticias, nuestros aliados desde la oposición en Italia, están generando presión al gobierno para que de verdad se tome una decisión con respecto a Venezuela. La Unión Europea, y esa es una decisión unánime, independientemente de que Italia reconozca o no a Maduro, es que no reconoce al Consejo Nacional Electoral, y también rechaza las decisiones del Tribunal Supremo de Justicia. Tenemos que seguir peleando y defendiendo nuestros espacios porque más allá de que rechazan la medida, intrínsecamente reconocen unas instancias que son ilegítimas, entonces tenemos que seguir hablando y denunciando con muchos argumentos y con mucha diplomacia, para que desde Europa y desde Italia se rechacen las decisiones, pero que también se rechacen esas instancias como el TSJ, como la asamblea nacional constituyente, y como la de un CNE que es perverso y que al final no es tal. Pronto nosotros vamos a tener una gira política de alto nivel en Roma, donde nos van a recibir de manera oficial y de manera institucional como Asamblea Nacional, y como la única instancia legítima que hay en Venezuela.

— ¿A quiénes se refiere usted cuando dice “nuestros aliados”?

— Los partidos aliados y los dirigentes que aparentemente no lo son, pero que sí existen. Aquí están todas las fuerzas, esto es un país democrático…

— Claro, pero en Italia hay muchos partidos políticos…

— Están todos. Con todos nos hemos reunido. Con Fratelli d’Italia; Forza Italia; Italia Viva; Partido Democrático; con dirigentes del Movimiento 5 Estrellas, porque no te puedo decir que nos hemos reunido con el partido, pero sí nos hemos reunido con ellos, hemos hablado, y en la próxima gira nos vamos a reunir a nivel de partido y con colegas diputados que están trabajando y han sido de gran apoyo también, porque no hay que olvidar que muchos de ellos han alzado la voz en el Parlamento. Pero precisamente por la mayoría que no reconoce la lucha democrática, no se ha logrado el reconocimiento. Pero yo estoy convencida de que eso va a ser así.

— No mencionó usted a otro partido importante, pero también me gustaría saber si han tenido comunicaciones con ellos: La Liga, el partido de ultraderecha de Mateo Salvini.

— ¡Claro, La Liga también! Claro que sí. Son todos partidos aliados. Fratelli d’Italia, Forza Italia… (Antonio) Tajani, qué decir aliado, él es como un venezolano más. Italia Viva con (Matteo) Renzi, que fue Premier de Italia, que está al tanto, y que nos hemos reunido con diputados de la bancada de Italia Viva, y también, como te dije, con diputados muy cercanos al gobierno. Pero es importante que se entienda: es construcción, yo de aquí no lo puedo decretar. Las relaciones institucionales se construyen, y si en algo hoy hemos avanzado es en el reconocimiento de la Asamblea Nacional y yo como diputada electa en el exilio, reconocida como representante. Ha sido muy importante y oportuna nuestra presencia aquí.

— Desde el gobierno interino ya se habla de una eventual extensión del mandato de la Asamblea Nacional hasta que ocurra lo que ustedes llaman el “cese la usurpación”. ¿Presentará esta posibilidad en esa reunión en Roma?

— Sí, todo, porque nos lo van a preguntar. A dónde nosotros vamos, saben toda la información y todas las posibilidades que existen. Si bien nosotros queremos que Italia reconozca, como reconoció la Unión Europea la estrategia de la conformación del gobierno de la emergencia nacional, tenemos que decir que no podemos poner fecha límite a nuestro mandato porque en Venezuela hay jurisprudencia. No es algo tampoco que nos tiene que acomplejar, y nosotros tenemos que defender lo que nos queda de democracia. Independientemente de lo que pueda pasar de aquí a diciembre, nosotros tenemos que estar pensando en el hoy. De aquí a diciembre pueden pasar muchas cosas. La semana pasada fue muy movida, y fue un triunfo para Venezuela y para los venezolanos. Sería mezquino no reconocer que forma parte de esa estrategia del gobierno interino, de la Asamblea Nacional, y de todos esos embajadores y comisionados que han hecho un trabajo impecable, de hormiguita, ad honorem. Cuando vengan los recursos, que vengan si van a venir, de lo contrario, te puedo decir que la libertad no tiene precio.  

(…) tenemos que decir que no podemos poner fecha límite a nuestro mandato porque en Venezuela hay jurisprudencia.» Mariela Magallanes

— Además del tema político, ¿también tienen planeado hablar sobre la petrolera italiana ENI? Ellos todavía operan en Venezuela.

— Es un tema álgido aquí en Italia. ENI es un poder dentro del poder, y obviamente allí también estamos intentando abrir relaciones. Hay intereses de tener reuniones con nosotros, pero como te digo, la pandemia paralizó muchas cosas. Pero allí estamos abriendo camino para formar esas relaciones que son tan importantes tanto como de parte de Italia, como para nosotros los venezolanos.

— Entonces, ¿hay intereses del gobierno interino de que ENI deje de seguir operando en Venezuela?

— No. Hay intereses de ENI de reunirse con nosotros. Eso es importante también. Eso es un buen paso. 

Noticias relacionadas