• Más de 700 protestas fueron registradas durante el mes de agosto. Es decir, unos 20 conflictos diarios 

La pandemia no detiene las manifestaciones de los venezolanos que exigen respeto hacia sus derechos sociales. El Observatorio Venezolano de Conflictividad Social (OVCS) registró 748 protestas durante agosto, solo 35 menos en comparación con el mismo lapso en 2019. Esta cifra equivale a un promedio de 25 conflictos sociales diarios, de acuerdo con el organismo.

94% de las protestas fueron para exigir Derechos Económicos, Sociales, Culturales y Ambientales (Desca, siglas dadas por el OVCS).

Principalmente los ciudadanos rechazaron el colapso de los servicios básicos, pidieron reivindicaciones laborales, acceso a la salud y a la alimentación.

Cortesía OVCS

Asimismo, 46 de las protestas fueron por Derechos Civiles y Políticos (DCP, siglas dadas por el OVCS), vinculadas a denuncias de detenciones arbitrarias y abuso de poder por parte de las autoridades.

Así como el uso excesivo de la fuerza que aplican los cuerpos de seguridad cuando las personas incumplen el decreto de cuarentena decretado por el régimen de Nicolás Maduro.

Cortesía OVCS – Nueva Esparta protagoniza el mayor número de manifestaciones en agosto, seguido de Monagas, Bolívar, Lara y Sucre.
Los saqueos e intentos de saqueos.

2

en Bolívar

2

en Sucre

1

en Monagas

“La escasez de gas trasciende a redes de corrupción y discrecionalidad de quienes controlan la distribución y cobran altos precios en dólares. Las recurrentes fallas eléctricas afectan a equipos de refrigeración y almacenamiento de alimentos, así como el servicio de Internet y telefonía. El sector transporte, entre paros y reclamos, exige aumento de tarifas, mientras que los usuarios rechazan el cobro excesivo del pasaje”, sentencia el OVCS en su informe mensual.

Protestas más frecuentes

Al menos 330 de los 748 conflictos en todo el territorio nacional fueron combinados, es decir, se exigía más de un derecho social.

El OVCS afirma que la protesta continúa siendo la fórmula para alzar la voz y rechazar políticas públicas ineficientes, en este sentido, 356 de las manifestaciones fueron cierre de calles o avenidas. Mientras que 251 fueron concentraciones.

“Las restricciones del libre tránsito y circulación, medidas de distanciamiento social y el confinamiento obligatorio entre semanas intercaladas no impidieron que los venezolanos exigieran enérgicamente la garantía de sus derechos”, se lee en la misiva.

Cortesía OVCS

Protestas por la gasolina

315 de 748 de las manifestaciones registradas en agosto se vinculan a la exigencia de combustible.

Las mismas dejaron un saldo de 33 detenidos y cuatro heridos, debido a los atropellos y abusos perpetrados por funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB). Responsables del control y venta de gasolina.

“Las protestas y denuncias persisten debido a la mala distribución, ventas irregulares, dolarización del precio e incumplimiento en la venta a los sectores priorizados como salud y alimentos. Todo esto en un momento de gran complejidad con una cuarentena colectiva y social en todo el territorio nacional”, argumentó el OVCS en su informe.

Cortesía OVCS – Nueva Esparta lidera el índice de protestas por escasez de combustible, seguido de los estados Lara, Monagas, Bolívar y Portuguesa.

La institución resalta que la falta de gasolina afecta la prestación del servicio de transporte, específicamente en el interior del país donde los ciudadanos se ven obligados a caminar kilómetros para llegar a sus destinos. Agregó que agosto es el mes con mayor número de protestas por combustible en lo que va de año. 

“La distribución no está garantizada ni a los grupos prioritarios, entre ellos, el personal médico que enfrenta el aumento progresivo de contagios por covid-19. La represión y abuso de poder por parte de la GNB dejó detenidos y heridos en ocho estados del país”, indicó el observatorio en el texto. 

Otros puntos importantes que resalta el informe

  • Por segundo mes consecutivo, jubilados y pensionados en el territorio nacional se movilizan para exigir pensiones dignas y suficientes, mientras denuncian dificultades para retirar el dinero en entidades bancarias y ser objeto de maltrato y vejaciones.
  • Garantizar los alimentos diarios es un reto para la familia venezolana, que debe sortear controles de movilización ciudadana, carestía de productos, inestabilidad y alza de precios.
  • Privados de libertad denuncian que mueren de hambre y enfermedades como neumonía, tuberculosis, temiendo el contagio letal por covid-19. Mientras familiares exigen la revisión y liberación de los casos de sus familiares. 

Actualmente Venezuela registra más de 60.500 casos confirmados de covid-19 y casi 500 fallecidos a causa del virus. Sin embargo, el incremento no ha disminuido la molestia de quienes salen a las calles a protestar para exigir que se respeten sus derechos humanos.

Noticias relacionadas