• La entomóloga Edith Navarro detalló para El Diario sus apreciaciones sobre la prevención de potenciales criaderos de mosquitos en el hogar | Foto principal: AFP

La propagación internacional de varias enfermedades tropicales, confinadas hasta hace pocos años en áreas geográficas muy específicas, como el chikunguña, el dengue o el mal de chagas, preocupa a la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El organismo alerta que en Venezuela las estadísticas de salud se politizaron y la experticia médica trabaja bajo la clandestinidad debido a que no existen datos actualizados sobre los casos de dengue en el país.

Esta preocupación también es compartida por Edith Navarro (entomóloga y miembro de la Dirección Nacional de Salud Ambiental en el área de control de vectores, reservorios y fauna nociva) por el aumento de la población de mosquitos en Venezuela ante la llegada de la temporada de lluvias. Un factor que, dice la especialista para El Diario, debe tomarse en cuenta porque su incidencia no se ha detenido durante la pandemia del covid-19 en el país. 

De acuerdo con cifras entregadas por el Ministerio de Salud a la Organización Panamericana de la Salud (OPS), en el 2019 se registró un total acumulado de 16.015 casos de dengue, de los cuales 864 se confirmaron mediante pruebas de laboratorio. En este período fallecieron 22 personas a causa de la enfermedad en un año.

Incidencia en el mundo. La OPS calcula que 3,9 millardos, de 128 países, están en riesgo de infección por los virus del dengue.

Los números, divulgados por la OPS, también revelaron una leve disminución de la tasa de incidencia en el país. Con los datos provisionales entregados por el Ministerio de Salud, se evidencia un ritmo de mortalidad de dos fallecimientos por mes y dos nuevos casos diariamente.

Esto implica que, aunque en el territorio venezolano se contabilizó un menor grado de transmisión comparativamente, los síntomas de la enfermedad en los infectados no se controlaron en la misma proporción durante 2019. 

“Aedes aegypti”: un mosquito doméstico

El mosquito “Aedes aegypti” vive en nuestras casas y alrededores. Es decir: no se cría en charcos, zanjas, lagos, lagunas o ríos.

Para reconocerlo, debemos prestar atención a las manchas blancas que lleva en su dorso y patas. Si bien esta especie de mosquito es transmisora del virus de dengue y zika, solo lo transmiten si antes picaron a otra persona con el virus.

Consideraciones elementales

Por otra parte, los últimos datos los reportó la Organización de las Naciones Unidas para Asuntos Humanitarios (OCHA) en su informe, publicado el pasado 8 de junio, registró 2.582 casos de dengue hasta el 28 de marzo. 

Navarro afirmó que actualmente se desconoce la densidad de Aedes albopictus en Venezuela, detectado por primera vez en 2009. La entomóloga también sostiene que, debido a la pandemia, hubo la suspensión temporal de los planes de control y vigilancia por parte del régimen.

blank
Es importante informar a la ciudadanía sobre el aumento de los criaderos de mosquitos por la temporada de lluvias. En Venezuela tenemos dos especies capaces de transmitir enfermedades no solo como el dengue, sino también el zika y el chikungunya. Sobre todo cuando, por la situación de los servicios públicos, y que el ciudadano se ve obligado a guardar agua, estos se convertirían en los principales nidos que buscan esta especie para reproducirse”, dijo Navarro.
Lo que debes saber para evitar criaderos de mosquitos en casa
Mosquito Aedes aegypti | Foto: Cedoc

Enfatizó en la necesidad de no solo cambiar el agua semanalmente y tapar de manera hermética los envases donde se esté recolectando el insumo.

Añade que es importante raspar y asear las paredes de los envases donde se almacena el agua para eliminar los huevos que se quedan adheridos a estas superficies. “Si todos aplicamos estas medidas de prevención, podemos salvar vidas”, puntualizó.

El dengue, el zika y chikungunya son transmitidos fundamentalmente por el Aedes aegypti (crecen en reservorios de agua limpia) y por el Aedes albopictus (prefieren las aguas grises y contaminadas para desarrollarse). 

En la opinión de la especialista, el coronavirus se puede diferenciar con el dengue cuando el paciente presenta complicaciones respiratorias.

Lo que debes saber para evitar criaderos de mosquitos en casa
Foto: Getty Images

Una disminución de los glóbulos blancos y la alteración en las plaquetas se asocia con un diagnóstico del dengue. La misma es capaz de incubarse de cinco a siete días. Posteriormente, empieza un primer proceso febril que está acompañado de dolor de cabeza, dolores musculares, ojos rojos o con dolor. Además, la piel adopta una “coloración camarón” por eritrodermia.

La experta señaló que ambas enfermedades deben ser diagnosticadas por un médico para determinar si su recuperación será en casa o si se le dará manejo hospitalario con el personal médico indicado.

—¿Cuáles son los síntomas del dengue?

—El dengue afecta a bebés, niños pequeños y adultos. Los síntomas más frecuentes son fiebre alta (40º C), dolor de cabeza muy intenso, dolor detrás de los globos oculares y dolores articulares y musculares. Si se presentaran esos síntomas es preciso acudir al médico. El dengue grave es potencialmente mortal, ya que se puede producir una acumulación de líquidos, hemorragias graves y fallas en los órganos. Si bien no hay un tratamiento específico para este mal, la detección temprana, los cuidados médicos y el asesoramiento médico es vital.

—¿Cuáles son los lugares que potencialmente pueden servir de nido para el mosquito?

—Se reproducen mayormente en la vegetación, en las malezas y en plantas como la bromelia o en conchas de algunos frutos que tienen cortezas duras. Toda planta que tenga frutos con superficies que puedan almacenar agua pueden convertirse en un nido para esta especie. En las casas vemos mucho en las inspecciones que en los patios hay muchos objetos como botellas que, cuando llueve, se llenan de agua. Lo recomendable es quitarlos o voltearlos para garantizar de que el mosquito no se pueda reproducir.

—¿Cuáles son las medidas que se deben tomar con los niños?

—Hay que mantener limpio permanentemente los espacios del hogar. Reitero también la importancia de raspar las superficies donde almacenamos el agua y tapar herméticamente todos los envases, incluso los bebederos de las mascotas. Muchas veces no cambiamos el agua y esto es un error. Es importante el uso de mosquiteros sobre todo para la prevención de que los niños puedan contraer esta enfermedad. Los bebés deben utilizar ropa que le pueda cubrir la mayor parte del cuerpo para garantizar su protección.

—¿Se puede preparar un repelente casero?

—Una planta muy efectiva para preparar un repelente casero es la citronela. En algún producto de aceite para bebé se puede introducir un extracto de citronela y se deja actuar por al menos siete días. Al momento de colocar el repelente, eviten su aplicación en manos o en partes de la piel que se encuentren maltratadas o heridas.

Otra epidemia a ciegas

En Venezuela, afecciones como la malaria, chagas, leishmaniasis, dengue, chikungunya y zika forman parte de las enfermedades que actualmente alcanzan cifras alarmantes de afectados, pero los datos precios se desconocen por la ausencia de información epidemiológica.

El Observatorio Venezolano de la Salud (OVS) recuerda que para atender las enfermedades transmisibles es necesario registrar cifras epidemiológicas y publicarlas semanalmente, además de desarrollar estrategias para luchar contra los vectores transmisores y fortalecer las redes internas de vigilancia de las enfermedades infecciosas.

Asimismo, consideran que el mejorar el acceso a servicios de agua y saneamiento ambiental puede lograr el control y la eliminación de este tipo de enfermedades, así como dar orientación a la población para que sepa qué hacer ante los brotes de estas enfermedades.

Desde 2017 Venezuela está a ciegas sobre su mapa de enfermedades. El boletín epidemiológico no se publica y es lo que exigen ahora la comunidad científica. Los expertos señalan la importancia de retomar las campañas de prevención, sobre todo, en temporada de lluvias. Piden no abandonar la problemática y la incidencia de estas enfermedades porque se está librando una batalla contra el coronavirus en un país cruzado por varias epidemias como la del dengue y la malaria.

Noticias relacionadas