• El gobierno suizo aprobó, el 23 de septiembre de 2015, entregar a la justicia de EE UU al expresidente de la FVF, en el marco de una investigación por sobornos en la FIFA | Foto: Reuters

Entre 1988 y 2015, una sola voz de mando se escuchó en el trono de la Federación Venezolana de Fútbol (FVF): la de Rafael Esquivel. El exdirectivo fue desterrado de por vida de toda actividad relacionada con el fútbol tras declararse culpable de varios cargos en el FIFA Gate, el escándalo de corrupción que estremeció al deporte más popular del mundo.

Este 23 de septiembre se cumplen cinco años del veredicto que tomó la justicia suiza en su contra: autorizar su extradición a Estados Unidos como parte de una investigación sobre el caso. En ese entonces, el expresidente de la FVF también formaba parte del Comité Ejecutivo de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol).

El origen del proceso judicial se dio en mayo de 2015, cuando el Buró Federal de Investigaciones (FBI) arrestó a Esquivel y a otros seis altos funcionarios de la FIFA en el Hotel Baur au Lac en Zúrich, Suiza. Esto fue en la antesala de lo que sería la reelección de Joseph Blatter como presidente de la FIFA.

Rafael Esquivel: cinco años de una extradición que estremeció al fútbol venezolano
Foto: AFP

La investigación del FBI comenzó en 2011 con el aporte de Chuck Blazer, miembro del Comité Ejecutivo de la FIFA y antiguo secretario general de la Confederación Centroamericana de Fútbol (Concacaf). En un principio, había 14 imputados: nueve con cargos de la FIFA y cinco empresarios relacionados con el deporte rey.

Se declaró “no culpable”

Al momento de la detención en Zúrich, al expresidente de la FVF se le acusó de aceptar sobornos de millones de dólares en relación con derechos televisivos y transmisión de cinco ediciones de la Copa América: 2007, 2015, 2016, 2019 y 2023.

Soborno, fraude y blanqueo de capital fueron los cargos con los que la justicia estadounidense imputó a Esquivel, quien se había declarado inocente en marzo de 2016 ante un tribunal de Brooklyn, Nueva York.

El nacido en Tenerife, España, pidió que lo juzgaran en Venezuela. Sin embargo, pese a que en un principio se había negado, lo extraditaron a EE UU en febrero de 2016. Se le concedió libertad provisional bajo una fianza de 7.000.000 de dólares (2.000.000 en efectivo), en la que sus hijos actuaron como fiadores.

Rafael Esquivel: cinco años de una extradición que estremeció al fútbol venezolano
Foto: Reuters

Las condiciones del arresto domiciliario le ordenaron permanecer en el área de Nueva York y Florida con un brazalete electrónico, mientras lo mantenían constantemente vigilado durante las 24 horas del día.

Responsable de varios delitos

En noviembre de 2016, el otrora vicepresidente de la Conmebol fue suspendido de por vida por la Comisión de Ética Independiente de la FIFA y se entregó a la justicia por siete delitos: asociación para delinquir, tres cargos por operaciones bancarias ilegales y otros tres por lavado de dinero en sobornos aceptados por contratos de derechos televisivos y de márquetin.

En total, 42 excabecillas, compañías y empresarios fueron señalados de solicitar y llenar sus bolsillos en esquemas de sobornos por más de 200.000.000 de dólares. Entre ellos, están Juan Ángel Napout (expresidente de la Conmebol), Manuel Burga (expresidente de la Federación Peruana de Fútbol) y José María Marí (expresidente de la Confederación Brasileña de Fútbol).

Posteriormente, la corte del Distrito Este de Nueva York comunicó que Esquivel usó su influencia como jerarca para alimentar sus arcas de millones de dólares en “sobornos de co-conspiradores”, que transferían los pagos desde cuentas bancarias en el extranjero a cuentas manejadas por él en bancos estadounidenses.

Delitos encubiertos con marcas de autos

Rafael Esquivel: cinco años de una extradición que estremeció al fútbol venezolano
Foto: EPA

En noviembre de 2017, cuando fue la tercera semana del juicio del FIFA Gate, un testigo de la fiscalía del Distrito Este afirmó que la empresa Datisa pagó las coimas al hombre de 74 años de edad y a los directivos de la Conmebol involucrados que estuvieron involucrados en el caso.

El declarante reveló al tribunal de Brooklyn que, como método para esconder los pagos ilícitos, sus superiores le ordenaron que ubicara a los antiguos directivos de la Conmebol con marcas de carros.

Esquivel, quien aparecía en la lista como “Mercedes Benz”, cobró un bono de 750.000 dólares por su voto en el Comité Ejecutivo de la FIFA en 2010, que le dio a Catar la sede para el Mundial de 2022. También recibió un pago de 2.000.000 de dólares por derechos de transmisión de la Copa América de 2013.

Otro millonario caso de soborno

El nacido en Tenerife estuvo en el ojo del huracán por otro caso de corrupción, a través del banco israelí Hapoalim, donde también estuvieron involucrados los representantes del fútbol de Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador y Perú.

Rafael Esquivel: cinco años de una extradición que estremeció al fútbol venezolano
Foto: Getty Images

La agencia de noticias EFE reportó en mayo de 2020 que la entidad bancaria deberá pagar aproximadamente 30.000.000 de dólares por el uso de cuentas de sus sucursales en Estados Unidos, Suiza y Uruguay, debido a sobornos de la empresa Full Play.

Hugo y Mariano Jinkis, dueños de Full Play, cancelaron pagos a estos dirigentes de la Conmebol mediante Hapoalim, con el propósito de obtener beneficios en la compra de derechos de televisión para distintos torneos internacionales.

De acuerdo con la Fiscalía del Distrito Este de Nueva York, Esquivel recibió al menos 34 sobornos, entre 2009 y 2014, y pagos por aproximadamente 9.416.000 dólares de la cuenta de “Yorkfields”, de BHBM Miami, y de cuentas de “Crosss Trading” y “Bayan”, de BHS Zúrich.

Señalado por los fanáticos, pero respaldado por los resultados que obtenía la Vinotinto, el fútbol venezolano cambió mientras Rafael Esquivel estuvo en el poder. Uno de sus aciertos fue mandar a construir el Centro Nacional de Alto Rendimiento, en el estado Nueva Esparta, en 2013. No obstante, su nombre quedó manchado para la posteridad desde que violó la normativa interna de la FIFA.

Noticias relacionadas