• El artículo que publicó el diario estadounidense New York Post  evidencia un supuesto abuso del poder de Joe Biden cuando era vicepresidente de ese país

El New York Post publicó un artículo donde reseña que, según un correo electrónico obtenido, constataron que Hunter Biden le presentó a su padre, Joe Biden, a un alto ejecutivo de una empresa de energía ucraniana.

“La reunión nunca antes revelada se menciona en un mensaje de agradecimiento que Vadym Pozharskyi, un asesor de la junta de Burisma, supuestamente envió a Hunter Biden el 17 de abril de 2015. Aproximadamente un año después de que Hunter se uniera a la junta de Burisma con un salario de hasta 50.000 dólares al mes”, indica el artículo.

Según el medio, el encuentro se dio un año antes de que Biden presionara a los funcionarios del gobierno de Ucrania para que despidieran al fiscal Viktor Shokin, quien estaba investigando a la compañía.

“Estimado Hunter, gracias por invitarme a DC y darme la oportunidad de conocer a su padre y pasar [sic] un tiempo juntos. Es realmente [sic] un honor y un placer ”, se lee en el correo electrónico.

New York Post indica que se consiguió otro correo electrónico de mayo de 2014 donde también se muestra a Pozharskyi, ejecutivo de Burisma, pidiéndole a Hunter un “consejo sobre cómo podría usar su influencia” en nombre de la compañía.

¿Cuál es la relación de Hunter Biden con la empresa Burisma Holdings?

En abril del año 2014, Hunter Biden obtuvo un puesto remunerado en Burisma Holdings, una sociedad de cartera de un grupo de empresas de exploración y producción de energía que opera en el mercado de gas natural en Ucrania desde 2002.

El fundador de la compañía era un aliado político del expresidente de Ucrania, Viktor Yanukovych, quien era cercano a Rusia y fue expulsado en febrero de 2014 después de unas protestas masivas en el Maidán.

Luego de que Yanukovych se retiró, la administración de Obama se vio obligada a tratar de fortalecer lazos con el nuevo gobierno de Ucrania. Es allí en donde Joe Biden jugó un papel protagonista. El político viajó a Ucrania y mantuvo un contacto frecuente con su nuevo presidente.

El canal de noticias France 24 explicó que el papel empresarial del joven Biden suscitó preocupación entre los defensores anticorrupción, al pensar que se trataba de una maniobra de Burisma para ganar influencia con la Administración Obama. Sin embargo, Hunter Biden negó haber aprovechado la relación con su padre para ayudar a Burisma, empresa en la que estuvo en el consejo de administración hasta principios de 2019.

En 2019, Joe Biden declaró que nunca había hablado con su hijo sobre sus negocios en el extranjero.

¿Cuál fue la respuesta del equipo de Biden?

El portavoz de la campaña de Biden, Andrew Bates, respondió a la historia del NY Post y detalló que las investigaciones de la prensa durante el juicio político, e incluso de dos comités del Senado liderados por republicanos, han llegado a la misma conclusión: “que Joe Biden no cometió ningún delito en la política exterior de Estados Unidos hacia Ucrania».

 «New York Post nunca le preguntó a la campaña de Biden sobre los elementos críticos de esta historia. Además, hemos revisado los horarios oficiales de Joe Biden desde el momento y no se llevó a cabo ninguna reunión, como alega el medio», precisó Bates en el comunicado.

¿Cuál fue la posición de Twitter y Facebook sobre el artículo?

Twitter impidió a los usuarios compartir el enlace de la historia del New York Post. A través de la cuenta Twitter Safety indicaron que el bloqueo se debe a que las imágenes contenidas en los artículos incluyen información personal y privada que violan sus reglas.

“Yo, editor de New York Post, uno de los periódicos de mayor circulación del país, no puedo publicar una de nuestras propias historias que detalle la corrupción de un candidato presidencial de un partido importante, Biden”, indicó el editor del diario estadounidense, Sohrab Ahmari.

Facebook también impidió que se compartiera el enlace de la historia. La red social indicó que van a “reducir la distribución” del artículo durante el tiempo en que sus verificadores analizan el texto.

“Si bien no vincularé intencionalmente al New York Post, quiero dejar claro que esta historia es elegible para que los socios externos de verificación de datos de Facebook la revisen. Mientras tanto, estamos reduciendo su distribución en nuestra plataforma”, informó el portavoz de la red social, Andy Stone.

¿Qué dijo Donald Trump?

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, expresó que es “terrible” que Facebook y Twitter eliminaran la historia del New York Post sobre los correos electrónicos relacionados con Joe Biden y su hijo Hunter.

“Joe Biden debe publicar de inmediato todos los correos electrónicos, reuniones, llamadas telefónicas, transcripciones y registros relacionados con su participación en los negocios de su familia y el tráfico de influencias en todo el mundo. ¡Incluso en CHINA!”, indicó el mandatario.

Trump felicitó al New York Post por haber expuesto “la corrupción masiva que rodea a Joe Biden y nuestro país”. Agregó que el candidato “siempre ha sido un político corrupto”.

¿Dónde se encontró la computadora?

Según el New York Post, la computadora donde se encontró la información fue entregada en un taller de reparaciones en el estado natal de Biden, Delaware, en abril de 2019, así lo indicó el propietario de la tienda.

De la MacBook extrajeron otro material que incluye un video obsceno que parece mostrar a Hunter fumando crack mientras participa en un acto sexual con una mujer no identificada, así como otras imágenes sexualmente explícitas.

El dueño de la tienda no pudo identificar positivamente al cliente como Hunter Biden, pero dijo que la computadora portátil tenía una calcomanía de la Fundación Beau Biden.

Las fotografías de una citación federal de Delaware entregada a The Post muestran que el FBI confiscó la computadora y el disco duro en diciembre, luego de que el dueño de la tienda dijera que alertó a los federales sobre su existencia.

¿Qué dicen los expertos?

Sin embargo, el periodista Judd Legum comentó que no tiene sentido que el dueño de la tienda creyera que Hunter Biden era el dueño de la laptop por una calcomanía de Beau Biden. “¿Dejas una costosa computadora portátil Mac en un taller de reparación y no dejas tu nombre o información de contacto?”, cuestionó a través de cuenta en Twitter .

Legum precisó que el artículo menciona que el dueño de la tienda no pudo identificar al cliente, pero que la pieza incluye un recibo que fue emitido a «Hunter Biden». Un correo electrónico y un número de teléfono. “¿Por qué el dueño de la tienda presentaría un recibo de Hunter Biden si no conocía la identificación del cliente?”, preguntó.

Indicó que la imagen de la citación del gran jurado que publicó NY Post no conecta la computadora portátil a Hunter Biden.

“El dueño de la tienda dice que, antes de entregar la computadora a los federales, hicieron una copia del contenido de la computadora. Se la entregaron al abogado de Rudy Giuliani. El New York Post supuestamente se enteró de esta copia de la computadora portátil a través de Steven Bannon. Tanto Giuliani como Bannon son fuentes habituales de desinformación”, detalló Legum.

“Antes de que más periodistas vengan vendiendo la historia de NY Post, deberían hacer algo de diligencia en la historia de portada de cómo Giuliani obtuvo el «disco duro». Giuliani ha estado conspirando con agentes rusos durante meses. Incluido alguien que, según Estados Unidos, está tratando activamente de interferir en esta elección”, indicó el abogado Daniel Goldman.

El artículo del New York Post precisa que el correo electrónico es prueba de que Hunter presentó a un ejecutivo de Burisma a su padres. Además que el hecho supuestamente coincide con que Joe Biden pidiera la destitución de un fiscal ucraniano que investigaba a Burisma.

Judd Legum sostuvo que el fiscal no investigaba a Burisma. A su juicio era un corrupto y debido a eso toda la comunidad internacional pedía su destitución. Precisó que reemplazar al fiscal creó más escrutinio sobre Burisma.

Imprecisiones de los correos

Thomas Rid, experto en cibernética y desinformación de la Escuela de Estudios Internacionales Avanzados de la Universidad Johns Hopkins, también se pronunció respecto al artículo. Señaló que los correos electrónicos revelados se comparten como archivos de imagen, no en un formato de archivo que contenga información de encabezado y metadatos.

Rid agregó que se debe tener en cuenta que aunque las fotos pueden parecer genuinas, pudieron haberse agregado para generar credibilidad y ser falsas. Lo que sería “táctica estándar en las operaciones de desinformación”.

“Cada pequeño hecho individual, cada correo electrónico, cada detalle mencionado en un correo electrónico, debe verificarse cuando los datos surgen de una manera tan sospechosa. No solo una pieza de información, como una foto. Parece que New York Post no hizo eso aquí”, precisó.

Rid puntualizó que los metadatos de la imagen del correo muestran que fue editada y preparada para su publicación con Photoshop.

Detalló que el New York Post publicó algunos de los correos electrónicos filtrados como archivos PDF. Los metadatos muestran que estos se generaron desde Mail en MacOSX. 

“Se crearon dos PDF aproximadamente seis meses después de la supuesta recuperación de datos del taller de reparación”, indicó Rid.

Justin Miller, editor de política del New York Magazine, en alusión a lo que publicó Rid, precisó que los correos electrónicos de Hunter Biden se crearon tres meses antes de que supuestamente se le informara a Rudy Giuliani de su existencia.

¿Cuáles fueron las declaraciones del dueño de la tienda de reparación?

The Daily Beast publicó un artículo en el que reseña la entrevista que le realizaron al dueño de la tienda, un hombre llamado John Paul Isaac que vive en Wilmington, Delaware.

El medio detalló que Isaac parecía nervioso y que mencionó en varias oportunidades temer por su vida y por la de sus seres queridos. 

Durante la entrevista, Isaac parecía no comprender la línea de tiempo de lo que pasó desde que la computadora portátil llegó a su tienda hasta su desaparición. 

Dijo que tenía una afección médica que le impedía ver quién dejó la computadora portátil, pero creía que era de Hunter Biden, quien en realidad dejó tres computadoras portátiles para su reparación, una gran cantidad de hardware que atribuyó al hijo de Biden como “rico”.

Isaac dio respuestas con poca concordancia sobre el momento en que se comunicó con el FBI, durante la entrevista a The Daily Beast. Pasó de decir que se acercó a la policía después de ver los archivos en la computadora portátil a decir que en realidad fue la Oficina Federal de Investigación quien se acercó a él. 

El dueño de la tienda se negó a responder preguntas sobre si había estado en contacto con Rudy Giuliani antes de la entrega del portátil o de la publicación del Post.

Las revelaciones que se realizan en el diario estadounidense el New York Post, las cuales generaron grandes controversias entre los personajes políticos de Estados Unidos, se dan a menos de un mes de las elecciones presidenciales en ese país.

Noticias relacionadas