• El estado adquiere notoriedad por ser una de las entidades sin clara definición partidista que con su voto definen quien gobernará Estados Unidos por los próximos cuatro años. Más floridanos se han registrado para votar como republicanos que como demócratas desde las elecciones presidenciales de 2016

En este ciclo electoral de 2020, 476.000 nuevos hispanos se inscribieron como votantes en Florida, en comparación con las elecciones presidenciales de 2016, un 30% de crecimiento en dicho periodo, siendo la cifra más alta en los últimos 12 años, reseña Pew Research Center.

Este estado adquiere gran notoriedad en cada proceso electoral, por su comportamiento oscilante dentro de la política estadounidense, además otorga 29 votos del colegio electoral en la disputa por los 270 necesarios para adjudicar a un ganador en la contienda presidencial. 

Después de que la elección presidencial del año 2000 (George W. Bush vs Al Gore) se decidiera en la Corte Suprema tras fallas en las máquinas electorales de Florida, su relevancia electoral aumentó. Quinientos treinta y siete votos separaron a los candidatos presidenciales de entonces, cuando el 26 de noviembre de ese año, tres semanas después del día de las elecciones, el estado de Florida declaró a Bush ganador de sus 25 votos electorales (en ese momento la proporción poblacional era diferente en la entidad) en la carrera por la presidencia de Estados Unidos. 

En el año 2016, el entonces candidato republicano Donald Trump obtuvo 4.600.000 de votos en el estado de Florida (49,02%) frente a los 4.500.000 que recibió la senadora demócrata Hillary Clinton (47,82%).

Florida junto a Arizona, Carolina del Norte, Georgia, Iowa, Michigan, Pennsylvania y Wisconsin forma parte de los estados que han definido en los últimos años el partido que gobernará por los siguientes cuatro años. Un aspecto relevante de la entidad: es la tercera de los 50 con mayor número de hispanos en Estados Unidos (3.1 millones de votantes); seguido de California con 7.9 millones de personas, que tiene una cuarta parte del electorado latino en el país; y Texas con 5.6 millones. Después se ubican Nueva York con 2 millones de hispanos y Arizona con 1,2 millones.

43% de los votantes elegibles en Nuevo México son de origen hispano, siendo la proporción más alta para cualquier estado. Le siguen California (30%), Texas (30%), Arizona (24%) y Florida (20%).

Este año, en cifras brutas 32.000.000 de hispanos son elegibles para votar (11%) en comparación con los 30.000.000 de afroamericanos (11%, también). Por su parte, la comunidad asiática con derecho al voto alcanza los 11.000.000 de personas, que con otras minoría representan 9% del electorado.

En conjunto, el crecimiento entre las minorías determina que un tercio (31%) de los votantes elegibles para este año electoral no serán blancos (69%), en comparación con aproximadamente una cuarta parte que representaron en 2000. La inmigración y la naturalización ha permitido este comportamiento poblacional. En la actualidad, uno de cada diez votantes elegibles para estas elecciones habrían nacido en el exterior, la proporción más alta desde 1970, de acuerdo con cifras de Pew Research Center.

Aunque los hispanos superarán en número a los afroamericanos entre los votantes elegibles, es posible que en realidad no emitan más votos que ellos debido a los diferentes patrones de participación. En las recientes elecciones presidenciales, los afroamericanos tenían muchas más probabilidades de votar que los hispanos. De hecho, la cantidad de votantes hispanos elegibles que no votaron ha superado la cantidad de quienes votaron en todas las elecciones presidenciales desde 1996.

Demócratas aumentan entre hispanos pero disminuyen en términos generales 

Más floridanos se han registrado para votar como republicanos que como demócratas desde las elecciones presidenciales de 2016, continuando una tendencia vista en ciclos presidenciales anteriores y reduciendo drásticamente la ventaja del Partido Demócrata, según un análisis del Pew Research Center de datos del gobierno del estado de Florida.

Actualmente hay 5.300.000 de demócratas registrados y 5.170.000 de republicanos registrados en el estado, una ventaja de aproximadamente 134.000 votantes a favor de los demócratas. Pero el tamaño de ese margen ha caído de 327.000 en 2016 y 658.000 en 2008.

Sin embargo, cuando se analizan los datos por tendencia política entre hispanos, los demócratas (948.000 personas) superan a los republicanos (640.000) entre los votantes registrados en el estado, con 38% frente a un 26%. 

Los 880 mil hispanos restantes no tienen una afiliación partidista, representando 35% de esta comunidad.  La diferencia partidista en la región es de mas de 308.000 hispanos, 24.000 más que hace cuatro años. 

Sin embargo, las más recientes encuestas en Florida advierten técnicamente un empate entre los candidatos presidenciales, aunque todas dan ganador a Josep Biden frente al presidente Donald Trump: Quinnipiac 45 a 42, NBC 51 a 47, Citizen Data 50 a 45 y la Universidad de Monmouth 51 a 45.

El Condado de Miami-Dade representa la mayoría de votantes registrados (917.000) aunque el crecimiento de esta comunidad ha sido más rápida en otras zonas, representando el 58% de todos los votantes registrados en dicha área geográfica, pero cuando se compara solamente con los hispanos de todo el estado, representan 37%.

El análisis que Pew Reseach Center realizó de los datos de la Oficina del Censo determina que los cubanos (29%) y los puertorriqueños (27%) son los dos grupos de origen hispanos más grandes de Florida cuando se habla de votantes elegibles. Sin embargo, la diversidad de la comunidad hispana en Estados Unidos ha permitido que personas de otras nacionalidades también tengan participación en la elección de este país.

Venezolanos representan el grupo de mayor crecimiento

Aunque los venezolanos representan solo 2% del electorado hispano, es el grupo de mayor crecimiento de origen latino. Aumentó 184% en una década, de 2008 a 2018. 

En 2008, 26.000 venezolanos estaban habilitados para votar en Florida, frente a 77.000 que pueden hacerlo desde hace dos años, del total de 421.000 venezolanos que viven en territorio estadounidense. 

Le siguen los peruanos con un crecimiento de 109%, los ecuatorianos 106%, los colombianos 102%, aunque todos estos grupos poblaciones tienen una cuota de solo el 8% del electorado latino en Florida.

De acuerdo con Pew Reseach Center los votantes latinos en Florida en comparación con sus pares en el resto de Estados Unidos, tienen más probabilidades de ser inmigrantes, jóvenes y graduados universitarios. También es menos probable que dominen el inglés. 

Pero los votantes latinos elegibles de Florida están lejos de ser un monolito en términos de sus antecedentes. Mientras que el 76% de los votantes elegibles venezolanos y el 74% de los colombianos se naturalizaron como ciudadanos estadounidenses en 2018, la proporción fue mucho menor entre mexicanos (24%).

Noticias relacionadas