• El Voting solutions for all people de este 2020 sirve para que el sistema automatizado más avanzado de Estados Unidos sea empleado por los más de 6.000.000 de electores de la ciudad

Durante nueve años las autoridades del condado de la ciudad de Los Ángeles (California) estuvieron pensado en cómo crear su propia solución electoral. Bajo el concepto: Voting solutions for all people (VSAP) el año 2020 está sirviendo para que el sistema automatizado más avanzado de EE UU puede ser empleado por los más de 6.000.000 de ciudadanos elegibles como electores en esta ciudad.

Según explican las autoridades de la oficina del registro civil y secretariado del condado de Los Ángeles la experiencia de votación en la ciudad era anticuada y requería una modernización extrema.

“Los electores deben poder votar cuándo, dónde y cómo quieran”, explica Dean Logan, máxima autoridad electoral de Los Ángeles.

Este concepto fue llevado a la práctica por la empresa Smartmatic, que fue la seleccionada por las autoridades de Los Ángeles para concretar -desde el punto de vista tecnológico- la solución electoral con la que aspiraban a contar las autoridades y los ciudadanos.

El sistema está diseñado para atender a 6,1 millones de ciudadanos elegibles como votantes para que puedan sufragar por el Presidente, integrantes de la cámara de representantes de EE UU, senadores representantes del estado de California y otras selecciones no partidistas como el Fiscal de Distrito y los jueces de la corte superior del estado.

Entre los 6,1 millones de ciudadanos elegibles se calcula que 4.893.603 electores son hispanos o latinos, 2.659.052 son ciudadanos son blancos (no hispanos o latinos), 1.451.560 asiáticos y 795.505 son afroamericanos.

Por otra parte, existen 223.280 electores que integran comunidades de dos o más razas (no se incluye a los hispanos) y 24.821 son nativos de Hawái u otras islas del Pacífico.

La diversidad étnica y racial del condado provoca que para el proceso del 3 de noviembre el sistema deba procesar más de 12.000 boletas de votación diferentes que deben estar disponibles en 13 idiomas.

Según los requerimientos de la ciudad de Los Ángeles su sistema de votación debe ser accesible en armenio, chino, farsi, hindi, japonés, camboyano, coreano, ruso, español, filipino, tailandés o siamés, vietnamita e inglés.

Adicionalmente deben tener facilidades para personas con discapacidad y debe operar durante 11 días consecutivos (culminando la jornada el martes 3 de noviembre a las 8:00 pm).

La ejecución de Smartmatic incluye la posibilidad que el BMD (Ballot Marking Device o Marcación de Boleta Electoral) permita a los electores la personalización de su experiencia de votación para que se adapte a sus necesidades.

Según explica Dean Logan “los electores pueden ajustar las configuraciones del BMD, lo que incluye el contraste de la interfaz del usuario, el tamaño del texto, el ángulo de la pantalla, el volumen del audio y la velocidad”.

Esta solución electoral cuenta con cuatro módulos de interfaz del usuario que facilitan a todos los electores el votar en forma privada e independiente.

  • Táctil. Se interactúa con la pantalla de la máquina en el idioma seleccionado.
  • Táctil + audio. Se interactúa con la pantalla táctil y se escuchan las instrucciones de audio a través de los auriculares del BMD.
  • Controlador manual + audio. Se interactúa con el controlador táctil con etiquetas braille y cable ajustable, para escuchar las instrucciones de audio.
  • A/B o puerto de interruptor dual. El elector puede interactuar con la máquina a través de su propio dispositivo personal, para esto utiliza los puertos disponibles para dispositivos de tecnología de asistencia, ver interacciones en la pantalla y escuchar instrucciones de audio a través de los auriculares.

Antes de votar, el elector debe registrarse en un libro de votación electrónica. Como la modalidad de votación les permite a los ciudadanos sufragar en cualquier centro de votación, se mantiene en línea el registro de los 6.000.000 de votantes, para evitar la duplicación de los sufragios.

Adicionalmente los ciudadanos pueden consultar en línea la asistencia a todos los centros, para conocer anticipadamente cuáles tienen más electores en fila, o en cuáles se requiere esperar más tiempo en cola para poder sufragar.

Una vez que se emite el voto en un centro de votación, ese elector no puede registrarse en otro libro electrónico para votar por una segunda oportunidad.

En el sistema de Marcación de Boleta Electoral o Ballot Marking Device, una vez que el elector culmina la selección de sus opciones de votación se imprime al elector una boleta electoral verificable en papel.

Las selecciones del elector se imprimen en un texto legible para las personas y son el voto oficial que queda registrado, adicionalmente se imprime en las selecciones un código QR que es escaneado (junto a toda la imagen de la boleta) para facilitar la totalización de los resultados.

Por su diseño el MBD no está conectado a ninguna red o Internet, tampoco almacena ningún dato del elector o de los comprobantes computados.

Al finalizar la jornada de votación las boletas son transportadas por el sheriff del condado al centro de cómputo, en el caso que se trate de centros de votación alejados el traslado se realiza en helicóptero.

Según las normas del condado de la ciudad Los Ángeles se debe realizar una Auditoría de 1% de las boletas electorales emitidas, esta auditoría se realiza durante el periodo intermedio posterior a la elección y anterior a la certificación de los resultados que deben oficializar las autoridades de la ciudad

Boleta electoral Interactiva

Además de la votación presencial, Smartmatic diseñó un sistema llamado ISB, que es una opción para los electores que desean premarcar sus opciones de votación en su casa, utilizando sus dispositivos personales. Una vez que completan su preselección (en las APP diseñadas por el condado) se crea un Poll Pass, un código QR similar a la tarjeta de embarque digital que utilizan las aerolíneas.

En el centro de votación, los electores pueden escanear su Poll Pass para transferir sus selecciones al BMD. Luego pueden revisar y cambiar sus votos antes de emitir su boleta electoral.

Según las autoridades del condado de Los Ángeles la organización de la elección que culmina el 3 de noviembre (son 11 días continuos de votación) tiene un costo de 91.748.836 dólares, para garantizar, entre otros elementos, el trabajo de 18.000 integrantes de la autoridad electoral del condado, el funcionamiento de 758 centros de votación distribuidos en 2.509 precintos y el despliegue de 30.000 BMD.

Noticias relacionadas