• El director de Futpv aseguró que la única planta que se encuentra produciendo gas en el país es el complejo petroquímico Criogénico de Jose, ubicado en el estado Anzoátegui

Bombonas de gas doméstico de “mala calidad” con agua en su interior. Esa es la realidad a la que habitantes de diversos estados de Venezuela se han tenido que enfrentar desde hace meses debido a la crítica situación en la que se encuentran los complejos petroquímicos.

Eudis Girot, director de la Federación Unitaria de Trabajadores Petroleros de Venezuela (Futpv), explica para El Diario que esta situación ocurre debido a que las plantas encargadas de producir gas no están trabajando a cabalidad.

Explica que el gas es un subproducto de la producción petrolera. Por lo que una vez separado del crudo debe ser enviado a una planta compresora para posteriormente ser transferido a una planta de extracción. Detalla que es en este lugar donde, mediante filtros de microtamizado, se separan todas las impurezas de este tipo de combustible.

También se separan los componentes sulfurosos, con la incorporación de un producto secuestrante del azufre llamado glicol. De forma tal que en las plantas de extracción se produce un líquido de gas natural muy limpio libre de agua y azufre”, indica.

No obstante, afirma que dichos procesos no se están llevando a cabo tal y como está previsto, lo que ocasiona que el gas que se está suministrando en las bombonas que compra la población esté acompañado de un alto porcentaje tanto de agua como de azufre.

Apunta a que el alto porcentaje de azufre, además de ser un elemento altamente contaminante, también ocasiona que el gas pierda su poder calórico.

Girot comenta que, aunado a esta problemática, está el hecho de que el gas que se está produciendo es “muy pobre” debido a la falta de mantenimiento de los pozos y de que muchos de estos ya perdieron su vida útil.

Consumo interno. La demanda nacional de gas doméstico es de 52.000 barriles diarios.

“Anteriormente el gas que se producía en Monagas y en Anaco era un gas rico. Es decir, por cada 100 barriles de líquido de gas natural que se producía, se obtenía 70% de propano. Hoy de cada 100 barriles de líquido de gas natural en el momento que se procesa se obtienen a penas 35 barriles de propano”, asegura. 

Añade que las plantas de extracción de Jusepín, Santa Bárbara y San Joaquín pese a que tienen una capacidad de procesamiento instalada combinada de 187.000 barriles de líquido de gas natural solo están procesando 26.800 barriles diarios.

Criogénico de Jose

Girot indicó que el complejo petroquímico Criogénico de Jose ubicado en el estado Anzoátegui es la única planta fraccionadora de hidrocarburos que está en funcionamiento.

Cuenta que su capacidad instalada de procesamiento es de 200.000 barriles de líquido de gas natural. Esto es posible gracias a cuatro unidades de procesamiento de 50.000 barriles cada una.

Criogénico de Jose

3.000 barriles

Es el inventario de gas licuado de petróleo en el Criogénico de Jose

500.000 barriles

Es la capacidad de almacenamiento del Criogénico de Jose

Sin embargo, en la actualidad está trabajando al 13% de su capacidad. Esto ocurre como consecuencia de que solo está recibiendo diariamente un promedio de 26.000 barriles de líquido de gas natural.

“Esos 26.000 barriles de líquido de gas natural, al ser procesados apenas están produciendo 9.000 barriles de gas licuado de petróleo que es el gas doméstico”, apunta Girot.

El director de Futpv comenta que esa producción es insuficiente para garantizar el abastecimiento nacional. La demanda del mercado venezolano es de aproximadamente 52.000 barriles diarios (b/d). Esto representa una brecha de unos 43.000 b/d.

Señala que este saldo negativo tendría que ser asumido por el resto de los complejos con capacidad para procesar líquido de gas natural. Estos son: la Refinerías de Puerto La Cruz, la Refinería de El Palito, el Complejo Refinador de Paraguaná y la Planta de Belén en el estado Zulia. No obstante, esto no es posible pues ninguno de estos centros se encuentra funcionando en la actualidad.

Dice que actualmente los inventarios de gas licuado de petróleo son de 3.500 barriles, cifra insuficiente para cubrir la demanda del mercado nacional.

Composición. Los cilindros de gas domésticos tienen una composición de 70% propano y 30% butano.

“Planta de Fraccionamiento de Gas del Criogénico de Jose tiene una capacidad de almacenamiento de 500.000 barriles de gas licuado de petróleo y, apenas hoy, lo que existe en almacenamiento son 3.500 barriles. Nosotros estamos trabajando con lo que se produce en el día”, sentencia.

Cocinando con leña

Los problemas de producción y distribución de gas doméstico han obligado a que venezolanos de escasos recursos deban recurrir a utilizar hornos de leña para poder preparar sus alimentos.

Tal es el caso de habitantes de sectores populares de Caracas, como Petare,quienes denuncian que no han podido reponer sus bombonas de gas desde hace al menos cuatro meses. En algunas entidades la situación es incluso peor, pues no han recibido gas doméstico desde hace 10 meses.

Ante esta problemática las autoridades gubernamentales han responsabilizado al “bloqueo económico impuesto por Estados Unidos”.

Crisis de gas

Girot asegura que la situación en la que se encuentran las plantas de fraccionamiento es cuando menos crítica. Apunta que esto no ocurrió de la noche a la mañana, pues “las plantas petroquímicas no se destruyen de un día para otro”.

Comenta que el deterioro de las plantas fue denunciado en repetidas oportunidades por parte de los trabajadores. Sin embargo, desde la gerencia de Pdvsa hicieron caso omiso.

“Desde el año 2014 alertamos que se comenzaron a descuidar las plantas de forma inexplicable. En esa época los mantenimientos preventivos, correctivos y predictivos ya indicaban que las plantas estaban en serios problemas de funcionamiento”, afirma.

Señala que uno de los responsables de esta debacle en la industria petroquímica nacional es el expresidente de Pdvsa, Manuel Quevedo.

El director de Futpv califica la gestión del militar y exministro de petróleo como “una plaga que destruyó Petróleos de Venezuela”. Sostiene que él fue uno de los culpables de la caída de la producción petrolera.

Esto ocasionó que la producción de gas licuado de petróleo (doméstico) se viese afectada al disminuir la producción de gas butano y propano. La cual está asociada a la extracción de petróleo.

Se avizora un futuro muy negro porque los campos están destruidos. El gas que se produce es muy pobre. No existe forma de recuperar la producción de gas licuado de petróleo para abastecer el mercado nacional en la situación actual en que está Petróleos de Venezuela. Es difícil recuperarla, por lo cual los problemas se van a ir agudizando”, sentenció.

Girot asegura que el abastecimiento de gas se encuentra en un punto tan crítico que es imprescindible que desde el Ejecutivo Nacional se decrete un estado de emergencia a la brevedad. Agrega que también es necesario que se inicie un proceso de importaciones “masivas” de gas para así poder atender el mercado nacional.

Argumenta que estas importaciones son cruciales para garantizar el abastecimiento nacional. Al igual que lo han sido las compras de gasolina realizadas por el régimen de Nicolás Maduro a Irán, las cuales suman ya unos 2.500.000 de barriles.

Concluye que, al menos por ahora, no existen elementos que permitan afirmar que la producción de gas pueda registrar un incremento que haga posible cubrir la demanda y garantizar que los venezolanos puedan tener acceso a bombonas de gas doméstico de calidad.

Noticias relacionadas