• El candidato demócrata a la Casa Blanca ahora domina en el estado de Georgia y se acerca a su rival, el presidente Donald Trump, en Pensilvania

El candidato demócrata a la Presidencia de Estados Unidos, Joe Biden, le dio la vuelta a los resultados provisionales en el estado de Georgia y se puso al frente de su rival, el presidente Donald Trump, que venía encabezando el conteo.

Los últimos resultados anunciados por los medios locales hacia las 4:30 am dan a Biden una ventaja sobre Trump de tan solo 917 votos, una diferencia mínima pero significativa porque ha ido progresivamente cerrando el margen que le llevaba el gobernante, reseñó EFE. Hace pocas horas la ventaja de Trump era de 1.267 votos.

En Georgia hay en juego 16 votos electorales, que serían suficientes para dar la victoria a Biden, quien cuenta ya con 264 delegados en el Colegio Electoral (aunque algunos medios cuestionan los 11 de Arizona), y necesita 270 para proclamarse ganador.

Trump, quien el jueves insistió en sus denuncias de que es objeto de un fraude electoral, sin presentar pruebas, tiene 214 compromisarios asegurados en el Colegio Electoral.

Mientras tanto, en Pensilvania, el exvicepresidente también ha ido cerrando distancias con Trump y actualmente, con el 97 % del escrutinio completo, está a tres décimas porcentuales de distancia.

La ventaja de Trump ahí es de 18.042 votos por el momento, cuando horas después del cierre de los colegios electorales, el pasado martes, había llegado a estar en más de medio millón de votos.

Se calcula que en Pensilvania quedan unos 200.000 votos por contabilizar, que en su mayoría corresponden al voto por correo, con lo que se presume que deben recaer en su mayoría en el demócrata.

Las autoridades de Pensilvania han anunciado que planean concluir el escrutinio este viernes, según detalló EFE.

En las elecciones de 2016, Trump obtuvo los 20 votos electorales de Pensilvania con una diferencia de 40.000 votos sobre su rival demócrata, la ex secretaria de Estado Hillary Clinton.

En otros estados

Entre los otros estados pendientes de adjudicar está Nevada, donde Biden cuenta con una diferencia de 11.438 votos, equivalente a nueve décimas de ventaja sobre el gobernante, cuando restan menos de 250.000 votos por contabilizar.

Sin embargo, la mayoría de esos votos pendientes de escrutinio corresponden a Las Vegas y sus suburbios, mayoritariamente demócratas

En Carolina del Norte la ventaja de Trump es de 76.701 votos (1,4 puntos), pero no se espera que el escrutinio concluya hasta la próxima semana, ya que en este estado se seguirán recibiendo votos por correo hasta el día 12.

Por su lado, en Arizona, un estado en el que algunos de los principales medios del país proyectaron una victoria de Biden, aunque otros mantienen abierta la disputa, el exvicepresidente mantiene una ventaja de 46.257 votos, cuando faltan por contabilizar unos 300.000, sobre todo votos por adelantado aún no procesados.

Finalmente, en Alaska, donde el escrutinio ha sido más lento y se mantiene en un 56 %, se da por seguro que Trump se alzará con los tres compromisarios en disputa, ya que su ventaja es de casi 30 puntos porcentuales (54.610 votos).

Ante el ascenso de Biden en los estados clave pendientes, el presidente Trump ofreció una declaración en la Casa Blanca en la tarde del jueves en la que dudó de la fiabilidad del sistema electoral y, sin pruebas, volvió a denunciar ser víctima de un fraude.

Trump, que lleva meses sembrando dudas sobre el sistema de sufragio por correo, insistió en su idea de que hay votos que son legales y otros que no, sin que las autoridades de los estados hayan denunciado irregularidades en las votaciones, en persona o por correo. «Si cuentan los votos legales nosotros ganamos fácilmente, pero si cuentan los votos ilegales pueden intentar robarnos las elecciones», dijo Trump en una acusación contra Biden que ha sido criticada incluso entre miembros de su propio partido.

Servicio secreto aumenta protección a Biden ante posible victoria

El Servicio Secreto comenzó este viernes a aumentar el número de agentes que protegen Biden, ante la posibilidad de que los resultados le den la victoria electoral, detalló The Washington Post, que cita a dos fuentes familiarizadas con los planes.

El candidato ya contaba con protección del Servicio Secreto desde marzo, cuando se hizo con la nominación presidencial demócrata, aunque la cifra de agentes aumentaría en caso de convertirse en presidente electo.

Según el Post, los nuevos agentes se dirigen al centro de convenciones de Wilmington (Delaware), ciudad de residencia del candidato demócrata y donde los miembros de la campaña de Biden están esperando los resultados del conteo en los estados clave de Pensilvania, Georgia, Nevada, Carolina del Norte y Arizona.

Si los resultados dan la victoria a Biden, automáticamente el líder demócrata tiene previsto dirigirse a la nación, un momento para el que el Servicio Secreto quiere estar preparado.

Biden recibió protección del Servicio Secreto durante seis meses después de dejar la Casa Blanca, donde ejerció como vicepresidente de Barack Obama entre 2009 y 2017.

El nombre en clave que el Servicio Secreto le dio entonces fue «Celta» («Celtic» en inglés), una denominación que ha vuelto a usar durante esta campaña electoral, según dijeron a la CNN en marzo dos cuentes familiarizadas con el asunto.

Con información de EFE.

Noticias relacionadas