• El Ministerio de Cultura y Deporte de España entrega anualmente el Premio Miguel de Cervantes, considerado uno de los galardones más importantes de la literatura hispánica. El ganador de este año es el poeta español Francisco Brines, de 88 años de edad

“La vida me rodea, como en aquellos años/ ya perdidos, con el mismo esplendor/ de un mundo eterno”, es uno de los versos del poema “Cuando yo aún soy la vida” de Francisco Brines, ganador de la 46º edición del Premio Miguel de Cervantes, como lo anunció el 16 de noviembre el Ministro de Cultura y Deporte de España, José Manuel Rodríguez Uribes.

Brines es uno de los autores principales de la literatura española en el siglo XX y, además, es el último representante de la Generación del 50. Entre sus obras principales están El otoño de las rosas, La última costa, Yo descanso en la luz, Para quemar la noche, entre otras. El autor valenciano es miembro de la Real Academia Española y ganador en 1986 del Premio Nacional de Literatura, en España.

Entre sus principales referentes se encuentran Luis Cernuda, poeta y crítico literario de la Generación del 27, y Juan Ramón Jímenez, ganador del premio Nobel de Literatura en 1956. Para Brines la poesía es existencia en sí misma y, por ende, uno de los aspectos más importantes para la vida. 

Uno de los autores favoritos para ganar el premio este año era el poeta venezolano Rafael Cadenas. El autor barquisimetano, nacido en 1930, fue galardonado en 2018 con el Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana. Su obra es un elemento primordial para la historia de la literatura venezolana y, sobre todo, para el reconocimiento del lenguaje en la sociedad. También eran favoritos el escritor español Enrique Vila-Matas y la escritora mexicana Ángeles Mastretta.

El Premio de Literatura en Lengua Castellana Miguel de Cervantes comenzó en 1975 y, a través de los años, se ha ganado la potestad de galardonar a los grandes escritores que han marcado la existencia de la lengua. El galardonado recibe 125.000 euros. Los candidatos son presentados por la Real Academia Española, la Academia de las Lengua de los países de habla hispana y por los ganadores anteriores. Este 2020, entre el contexto pandémico, el jurado estuvo conformado principalmente por los ganadores de las dos ediciones anteriores: los poetas Ida Vitale y Joan Margarit, y el narrador Eduardo Mendoza, ganador en 2016. 

Foto: Francisco Brines

El resto del jurado lo integraron distintas personalidades en el tramado de la lengua y la literatura castellana, como es el caso del director de la Real Academia Española, Santiago Muñoz Machado; Inés Fernández-Ordoñez, en representación de la Conferencia de Rectores de Universidades Españolas; Tatiana Alvarado Teodorika, parte de la Academia Boliviana de la Lengua; Juan Domingo Argüelles, como representante de la Unión de Universidades de América Látina y María Luisa Castro por el Instituto Cervantes. 

Ceremonia online por el Covid-19

Tradicionalmente la ceremonia de entrega se realiza en el Paraninfo de la Universidad de Alcalá de Henares, pero este año la ceremonia se realizó de forma online por el estado de excepción por el virus covid-19.

En la edición pasada resultó ganador el poeta catalán Joan Margarit. En ese momento, el jurado argumentó que la obra poética de Margarit, a través de un lenguaje innovador, ha enriquecido “tanto la lengua española como la lengua catalana, y representa la pluralidad de la cultura peninsular en una dimensión universal de gran maestría».

Ante esto, muchos especialistas del menester literario comentaron que el ganador de este año podría haber sido autor latinoamericano, ya que existe, al parecer, una regla no escrita en la cual se establece una repartición equitativa entre la literatura latinoamericana y española. Pero esa regla se rompió este año con el veredicto de Brines. 

El Premio Cervantes de Literatura a través de la historia

El primer ganador del Premio Cervantes fue el escritor español Jorge Guillén, residenciado en Estados Unidos para el momento del premio. Desde ese momento las reglas de entrega han sido, prácticamente, inamovibles y se mantiene el matiz principal del concurso: será premiada toda obra escrita “totalmente o en parte esencial en castellano”. 

Luego de Guillén, en 1976, el ganador fue el escritor cubano Alejo Carpertier. El autor de El reino de este mundo (1949), El siglo de las luces (1962) y Los pasos perdidos (1953), entre otras, es reconocido por su trabajo en lo real-maravilloso, un mecanismo estético de la literatura latinoamericana que pretende la recreación de los elementos maravillosos que se entremezclan con la naturalidad de lo real. 

Jorge Luis Borges, Dámaso Alonso, Mario Vargas Llosa, María Zambrano, Octavio Paz, Juan Carlos Onetti, Álvaro Mutis, Guillermo Cabrera Infante, son algunas de las personalidades invaluables de la literatura universal que han ganado el premio. Cada uno de ellos lleva consigo, en su obra y en su existencia trascendental, un matiz de visibilización de la lengua castellana entre los intrincados huecos de la realidad hispánica. 

Foto: María Zambrano

España es el país con mayor número de ganadores con 23, seguido de México con 6 y Argentina con 4. Venezuela no tiene ningún autor que esté en la repisa de la Academia Cervantes. 

Desde la primera edición del premio se estableció la presencia de las instituciones de la lengua como un factor primordial para el oficio de jurado. Por ende, cada año se presentará el director de la Real Academia Española y el director de una academia latinoamericana, que cambia de país cada año. El autor galardonado se escoge a través de votaciones sucesivas y solo se tienen en cuenta los votos de las personas presentes en la sala. 

El Premio Cervantes representa una condecoración al oficio de la lengua y la escritura. Es un espacio para recordar al creador de la primera novela contemporánea y como dijo María Zambrano, poeta y ensayista española, al momento de recibir su galardón en 1988: «Don Quijote se pone en camino a la hora del alba. No podía ser de otra manera en ese personaje que padece, de manera ejemplar, el sueño de la libertad, ese sueño que, en cierta hora, tan incierta, se desata en el hombre».

Noticias relacionadas