• Hasta ahora no han informado las compañías aéreas que operarán estas rutas ni las frecuencias con que se llevarán a cabo los vuelos

El Instituto Nacional de Aeronáutica Civil (INAC) autorizó este lunes 23 de noviembre los vuelos comerciales desde y hacia Bolivia y Rusia, dos países que se suman a la lista de destinos permitidos, en la que ya estaban Panamá, Turquía, República Dominicana, Irán y México.

En un breve comunicado, el INAC informó de “la apertura de operaciones aerocomerciales desde y hacia Rusia y Bolivia desde este 23 de noviembre”.

Hasta ahora las autoridades no han informado las compañías que operarán estas rutas ni las frecuencias con que se llevarán a cabo los vuelos ni a qué se deben estas inclusiones.

Rutas nacionales

La Asociación de Líneas Aéreas de Venezuela (ALAV) anunció la reanudación de vuelos nacionales con destino al estado Nueva Esparta, aunque esta información no ha sido confirmada por el INAC.

A través de Twitter, ALAV aseguró que el país tendrá vuelos internos entre las ciudades de Caracas, Valencia y Maracaibo hacia la isla de Margarita.

Según la información difundida por ALAV, que atribuyen a un comunicado del INAC, estas operaciones comenzarían el lunes 30 de noviembre.

Aeropuertos cerrados a pesar de medidas del INAC

Venezuela extendió este mes hasta el 11 de febrero de 2021 el cierre de sus aeropuertos internacionales para vuelos comerciales, que comenzó en marzo debido a la pandemia por covid-19, a excepción de las rutas con México, Irán, República Dominicana y Turquía.

Pero pese a la información, a las pocas horas se dio apertura también a los vuelos con Panamá.

Menos de dos semanas después, según el comunicado del INAC, se retoman, además, las operaciones comerciales con Bolivia y Rusia, por lo que queda sin efecto, al menos de manera parcial, la orden del mandatario de prolongar el cierre hasta febrero, aunque el régimen de Nicolás Maduro no explicó a qué se debe el cambio.

Los Roques

El régimen también autorizó este mes la reactivación de los vuelos nacionales para un único destino, el archipiélago de Los Roques, un lugar al que tradicionalmente acuden, casi con exclusividad, las personas más pudientes del país así como turistas extranjeros.

Al abrir las fronteras para solo cinco países, el turismo internacional queda prácticamente anulado, dejando abierto el exclusivo archipiélago para los nacionales que se lo puedan permitir y cuya cifra es cada vez más escasa, dada la difícil situación económica de Venezuela, de la que apenas se escapan unos pocos.

Con información de EFE

Noticias relacionadas