• Se inauguró la quinta edición de la Feria del Libro del Oeste de Caracas, dirigida por la Universidad Católica Andrés Bello, de forma virtual. Una propuesta innovadora en el contexto pandémico. El equipo de El Diario conversó con Jonathan López, parte del comité organizador de la feria, y Humberto Valdivieso, investigador y director del Centro Cultural Padre Carlos Guillermo Plaza, para conocer el proceso de virtualización y las virtudes de la feria para este momento

El encuentro entre la experiencia física y la virtual es uno de los aspectos más representativos del estudio filosófico y cultural de las últimas décadas. Para algunos es un proceso negativo porque interrumpe, de alguna manera, con el aura intrínseco de la relación humana, pero para otros es un nuevo espacio de hibridación cultural que permite atajar mayores vínculos comunicantes. El Centro Cultural de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB) partió de esta idea para realizar la Feria del Libro del Oeste de Caracas de manera virtual. Ahora, más que nunca, es primordial el sosiego cultural para apaciguar las dificultades del contexto contemporáneo. 

Jonathan López, integrante del comité organizador de la feria desde su primera edición, explicó que el proceso para la virtualización tuvo  algunos momentos complicados. La organización del Centro Cultural UCAB y ABediciones estaba acostumbrada al encuentro físico con los libreros, distribuidores y compradores que, en su caminata por los stands, lograban encontrar el texto buscado; por ende, la virtualización representó un reto para todos, pero, a su vez, comenta López, fue un muestra de la vitalidad y gallardía de la universidad. 

“En un momento se dudó sobre llevar a cabo la feria, viendo las posibilidades y las dificultades vistas, pero hoy tenemos una feria con 40 actividades que se estrenarán, la mayoría, por la plataforma de Zoom y otras por Youtube. Todas serán desde el enlace de la universidad, exceptuando algunos eventos de la Fundación Polar”, agrega en exclusiva para El Diario.

La feria estará disponible desde el 24 hasta el 26 de noviembre y presentará un abanico de actividades que van desde la presentación de libros hasta conciertos gratuitos. Más allá de representar un espacio meramente literario, la Feria del Libro del Oeste es un encuentro para las distintas expresiones artísticas y, en este momento, estará condensada en una plataforma autónoma de la UCAB donde cada espectador podrá ver los horarios de las distintas jornadas.

La inauguración de esta edición estuvo precedida por el escritor y ensayista español Jorge Carrión, el rector de la UCAB, el Padre Francisco José Virtuoso y el coordinador del comité organizador, Marcelino Bisbal. Carrión es conocido en el ámbito académico y literario por la búsqueda y persecución de la librería como ente de sentido en la historia cultural. Hace un par de meses, en una entrevista exclusiva con El Diario, comentó que la relación humana se encuentra en una paradoja: en nuestros cerebros somos globales, pero en nuestro cuerpo somos hiperlocales. Este es uno de los factores a pensar en el contexto pandémico.

Por su parte, para Jonathan López, aunque se pierde el contacto con el otro, se gana la interacción con cientos de personas que antes no podían ir a la feria. “Esto nos da perspectivas distintas de cómo hacer las cosas y, además, nos permite llegar a mucha gente a la que normalmente no llegábamos. Esto ayuda a que nos hagamos visibles en otros espacios, tanto de Venezuela como en el exterior. Yo veo que esto, quizás, tenga mucho más elementos positivos que negativos”, explica.

Foto: cortesía

Algunos ponentes como Laureano Márquez o el mismo Jorge Carrión, entre otros, se encuentran fuera del país y la virtualidad de esta edición permite su participación en la feria. Para López la insistencia de la universidad para realizar este evento, incluso ante las dificultades de la pandemia por covid-19, es un referente para brindarle un momento diferente a los espectadores.

A veces vemos que las redes sociales están llenas de malas noticias y el encierro ha hecho que hayan florecido muchas enfermedades porque no tenemos alternativas a nivel cultural. Vemos que tenemos la oportunidad de brindarle a la gente un espacio distinto con expresiones culturales”, dice.

Claro está, una de las cosas que se imposibilitan por el contexto actual es la conformación de los stands independientes para la compra y venta de libros. El sentido aurático de la relación entre el librero y el lector, dado por antonomasia en los recorridos de la feria, se verá interrumpido en esta edición. 

Una editorial universitaria con su página web

El proyecto de digitalizar el catálogo de ABediciones, -la editorial de la UCAB-, comenzó hace dos años. López puntualiza que es unas de las propuestas más importantes de la universidad para, poco a poco, incluirse en los formatos de hibridación tecnológica. “Es una novedad para nosotros y para el público en general. Es un espacio para la compra y la visibilización de nuestra editorial”, agrega. 

La editorial comenzó en 1988 bajo la iniciativa del padre Luis Ugalde, vicerrector académico para la época. El objetivo principal era la unificación de un estilo editorial en las publicaciones universitarias y, además, promover la difusión de la cultura desde los aposentos de la UCAB. Ahora, con la creación de la página web ABediciones tendrá la posibilidad de llegar a muchos lugares del mundo y difundir las obras análiticas, desde distintas áreas de conocimiento, sobre el contexto venezolano.

Algunos de los libros presentes en el catálogo son La máscara rota de Carlos Calatrava, los dos tomos de Venezuela en pandemia escritos por Francisco José Virtuoso, La movilidad del presente de Humberto Valdivieso, El cuerpo dócil de la cultural de Manuel Silva-Ferrer, entre otros. 

Por los momentos solo existen títulos de la editorial, pero Jonathan López, desde el comité de la ABediciones, comenta que una de las ideas del proyecto es agregar próximamente textos de distintas editoriales y transformar la página en un medio de difusión de una amplia gama literaria. 

Humberto Valdivieso: “No le tenemos miedo al mundo virtual y pensamos que el futuro es híbrido”. 

Uno de los puntos primordiales de la investigación de Valdivieso es el reconocimiento de los medios virtuales como vínculos en el análisis artístico, filosófico, literario y científico de la tecnología. Es investigador y director del Centro Cultural Padre Carlos Guillermo Plaza de la UCAB y estará presentando, por segunda vez, su libro La movilidad del presente, junto a la filósofa Lorena Rojas Parma, al profesor Gustavo Hernández, director del Centro de Investigación de la Comunicación de la UCAB y el profesor José Luis Da Silva, director del Centro de Investigación y Formación Humanística de la UCAB.

Es una aproximación análitica a los discursos emergentes, a los nuevos mapas de la cultural global, al impacto de la tecnología sobre los cuerpos y las identidades, a las alteraciones registradas en el mundo contemporáneo. Es sobre estéticas contemporáneas desde la semiótica y la filosofía, con una ardua investigación de varios años que ha publicado ABEdiciones”, explica.

Por otro lado, Valdivieso expone los cuatros eventos más importantes del Centro Cultural para la feria del libro. Uno de ellos, quizás el más relevante para el ámbito artístico del país, es el lanzamiento de la plataforma virtual a través del Instituto de Cultura y Arte de Google. Es la primera institución cultural en Venezuela y una de las pocas en Latinoamérica que logra asociarse con dicha plataforma.

“Esto fue un trabajo arduo de tres años para ser su socio cultural y lo hemos logrado. Es una plataforma global muy exigente. A través de esta podremos promover a los artistas venezolanos contemporáneos, sus colecciones y las investigaciones que realice el Centro Cultural. Es un gran avance en la línea de internalización de la UCAB. Es una gran noticia para el país porque lo está poniendo en uno de los mapas culturales más importantes que hay en el mundo en este momento”, puntualiza Valdivieso. 

A través de este espectro cultural y artístico el Centro Cultural de la universidad tendrá la posibilidad de dar a conocer los procesos artísticos que se están ocurriendo en el país y, a su vez, establecer un encuentro con el afuera, que a veces pareciera ser lejano. Asimismo, estarán presentando la obra del artista venezolano Víctor Hugo Irazabal llamada “Ciberglifos”, en la sala MAGIS y en la sala experimental 360, junto a los colaboradores de AWA cultural e Incubadora visual.

Foto: cortesía

Victor Hugo Irazabal, nacido en 1945, se ha dedicado durante 50 años al menester artístico donde explora la relación de los pueblos originarios y la selva amazónica con la expresión plástica. Fue ganador del Premio Nacional de Artes Plásticas en 1999 y en el marco de la quinta edición de la feria del libro será condecorado con la de la Universidad Católica Andrés Bello. 

Ante los temores por la hibridación virtual de la vida Valdivieso es claro, desde un lugar en el arte y la crítica venezolana, al momento de establecer al futuro como un espacio múltiple para la riqueza expresiva del ser humano. La Feria del Libro del Oeste de Caracas 2020 es, para él, un punto primordial para continuar con el oficio cultural, incluso en las dificultades, y para establecer un inicio reconocible para el equilibrio entre lo virtual y lo fáctico. 

Noticias relacionadas