• El confinamiento impulsó la creación de emprendimientos gastronómicos, apalancados con el delivery y pick up. Se estima que muchas de las nuevas empresas, incluidas las de entrega a domicilio, se conviertan en franquicias

De acuerdo con la firma consultora Focus Economics la economía venezolana se contraerá este año 24,3 %, y si bien es cierto que algunos sectores arrastran caídas hasta de 85 % y 90 % durante los dos últimos años, en el rubro franquicias no se había reflejado un desplome tan profundo debido a que son unidades de negocios congregadas que apelan a la resiliencia grupal, según afirmaron a El Diario representantes del sector.  

El presidente de Profranquicias, Alejandro Vivas, explicó que la última estadística contabiliza 5.000 puntos de ventas pertenecientes a franquicias que emplean a unas 40 mil personas en Venezuela y que pese a la pandemia han hecho esfuerzos para no reducir personal con el objetivo de proteger sus talentos, marca e inversión. 

“La pandemia obligó a nuevos métodos de sostenimiento (…) bajo la figura del pick up y delivery. Las franquicias de alimentos se han defendido con el delivery, pero esto es marginal.  La cuarentena produjo un 80% de disminución de actividad económica y el delivery no rescata ni el 10 % de esa caída. Puede ser medianamente útil para algunos gastos mínimos como pago de nómina básica  pero no ha sido una solución”, apuntó el representante del gremio.

Vivas afirmó que la intermitencia de la actividad bajo el sistema 7+7 “quizás ha sido útil”, pero no productiva, porque los contagios se producen en el transporte público y otras áreas y no en los comercios ni establecimientos de comida. 

No está comprobado que la política 7+7 sea una panacea para prevenir el contagio. El sistema no ha sido manejado apropiadamente, porque ni siquiera ha permitido que las empresas se habitúen a operar de esa forma”, apuntó el presidente de Profranquicias.

Franquicias: 2020 sin datos

Por su parte, Alfonso Riera,  director de Front Consulting, coincidió con el representante de Profranquicias  e indicó que una actualización estadística del sector, realizada en conjunto con la Asociación Española de Franquiciadores y el Observatorio Iberoamericano de Franquicias,  determinó que en 2017 había en Venezuela 570 redes o cadenas entre nacionales y extranjeras.

El sondeo mostró que a pesar de la contracción económica y la casi desaparición del parque industrial, el sector se redujo menos de 20 %, refirió Riera, al punto que en enero de 2020 quedaban 420 redes, con un componente de 65 % franquicias nacionales y 35 % extranjeras.

“De los 12.000 puntos de ventas que habían en 2017 quedaban apenas 5.000 para enero de 2020. En prepandemia las franquicias redujeron el número de unidades pero muchas lograron  mantenerse como cadenas. Lamentablemente no podemos cuantificar el daño de enero de 2020 a esta fecha. Sin duda alguna, van a desaparecer cadenas y  marcas.  Ya hemos tenido reporte de desaparición, pero no hemos dimensionado el daño”, dijo. 

Regalías diferidas

En relación con el pago de regalías a las empresas internacionales por derecho y uso de marca, el know-how y la asistencia técnica, Alejandro Vivas detalló que una vez el gobierno permitió la compra y venta de divisas los franquiciados comenzaron a realizar los pagos en la medida que el movimiento económico se los permitía, pero la crisis impidió que lo siguieran haciendo de forma regular. 

Las franquicias que tuvieron contracciones entre 50 %  y 64 % en su nivel de negocio tuvieron que caer en negociaciones de su pago internacional. No han estado imposibilitadas de hacerlo. Cada franquicia tiene su modalidad de hacer los pagos”, señaló Vivas.

Sin embargo, consideró que por la contracción que hay por la pandemia los pagos “están diferidos” y que posteriormente se retomará la cancelación. 

Por su parte, el director de Front Consulting explicó que el ingreso de nuevas franquicias internacionales ha sido difícil, por el tema cambiario: “es una traba”. “Sin embargo, este año vimos que incluso en pandemia, una franquicia de origen español en el ramo de la panadería llegó a Caracas, está abriendo tres unidades piloto de lanzamiento”. 

Florece el Dark kitchen

En medio del desplome económico y la incertidumbre generada por la pandemia, ha habido espacio para el florecimiento de nuevos negocios  con potencial para ser franquiciados, particularmente en el área gastronómica. Alfonso Riera explicó que muchos  están basados en la modalidad Dark Kitchen, un concepto que no ofrece un servicio físico, sino por delivery.  

“Ese concepto se disparó.  Hemos contabilizado unos 30 emprendimientos de hamburguesas y unos 30 de pizza. Otros de menor escala, como comida china, japonesa, pastas, postres; negocios que están saliendo ajustados a la realidad de una operación pequeña y enfocada en la comercialización en redes, para el delivery y pick up. Y muchos de ellos están aplicando esquemas asociativos para expandirse en Caracas o el interior”, manifestó Alfonso Riera, director de Front Consulting.

Las empresas de delivery que se han creado en Venezuela, algunas para atender a ciudades específicas, están trabajando para expandirse a más ciudades del país bajo la modalidad de franquicias. “Venezuela era uno de los países con más bajo índice de servicio delivery, y la pandemia lo impulsó, durante el cierre llegó a significar el 85 % de las ventas en locales gastronómicos, el otro 15 % era el pick up. Se han creado unas 40 empresas en todo el país y ya estamos trabajando con algunas para su impulso”.

Sobre las perspectivas del sector franquicias para el 2021, el representante del gremio, Alejandro Vivas, apuntó que las empresas afiliadas están dedicadas a la formación del personal y a la consolidación de sus conceptos desde el punto de vista interno. 

“Las franquicias han acometido esfuerzos para operar dentro de los protocolos de bioseguridad, dado que la pandemia no termina a corto plazo. Igualmente están dedicadas a su actualización, conscientes que la transformación digital es el futuro para atender a mercados digitales con consumidores digitales”, señaló el presidente de Profranquicias.

Internacionalización y diáspora

El proceso de internacionalización de franquicias venezolanas se ha manifestando desde hace años por la realidad del país.  Así, franquicias preparadas y no preparadas  se vieron obligadas a expandirse, lo que llevó a pruebas exitosas y pruebas fallidas, expresó Alfonso Riera en entrevista para El Diario

A la fecha, se contabilizan unas 80 franquicias venezolanas con al menos una tienda en el exterior, ya sea propia, asociada o franquiciada. Ninguna ha iniciado el proceso de internacionalización este 2020, porque se vieron obligadas a atender su subsistencia”, dijo Riera.

El paneo estadístico de la empresa consultora mostró que más de 500 franquicias han sido adquiridas por venezolanos en el exterior, lo que convirtió a Venezuela en el país exportador de franquiciados más importante del mundo.

“Hemos contabilizado al menos 30 emprendimientos hechos por venezolanos en el exterior. Crearon su modelo de negocio en el extranjero y comenzaron a franquiciarlos”, finalizó el ejecutivo.

Noticias relacionadas