• Luego de salvarle la vida al animal que quedó incapacitado, dos ciudadanos desean abrir un centro de atención en San Antonio de los Altos

La cuarentena ha generado que los seres humanos se encierren en sus hogares, por lo que los animales silvestres (como osos perezosos) aprovechan la oportunidad de sentirse libres de explorar y extraviarse en zonas urbanas, de acuerdo con el Observatorio de Ecología Política de Venezuela. También pueden encontrarse con peligros externos ocasionados por el hombre como arrollamientos, su comercio ilegal, entre otros.

Situación que, a su vez, ha impulsado a muchos venezolanos a rescatar animales heridos como perezosos, venados, aves, ardillas, entre otros. Les brindan auxilio a pesar de las condiciones económicas en el país.

Es el caso de Luis y Teresa*, quienes el 9 de junio de 2020, en la carretera vía de Potrerito en San Antonio de los Altos, estado Miranda, observaron a un hombre que llevaba a una pereza en sus brazos. Luis decidió parar el vehículo para que su esposa, Teresa –amante de estos animales– pudiera observarla y tomarle una foto.

Cuando se acercaron a hablar con el sujeto, este les mencionó que la pereza fue “atropellada” y que probablemente había sido atacada por otras personas: “Le quemaron las manos, le quitaron las garras y la estoy sacando de la carretera para ponerla a un lado”, les explicó el hombre.

Al escuchar el relato, Luis y Teresa quedaron desconcertados, y observaron el árbol del que el animal se había caído, puesto que por el lugar pasaba un cableado eléctrico de alta tensión. Ante esto, Luis sacó la conclusión de que la pereza simplemente intentó subir al cable, y en el acto se electrocutó.

“Pensé que estaba muerta (la pereza). Yo la agarré y la puse a un lado del camino pero me di cuenta de que sí se estaba moviendo. En ese momento nosotros nos dirigíamos al veterinario a llevar nuestra perrita, así que decidimos llevar a la pereza a ver qué podíamos hacer, y bueno, ahí empezó todo”, detalló Luis para El Diario.

Sacrificar al animal

El diagnóstico que más les recomendaban a los cuidadores de Chuwie (el perezoso) era la eutanasia o muerte asistida, un medio utilizado para provocar la muerte de animales que padecen de enfermedades terminales. 

La pareja contactó a través de las redes sociales a diversos expertos que se encargan de rescatar animales en Caracas, pero no a perezosos en específico. También lograron hablar con un especialista en perezas, que había rescatado a decenas de estos ejemplares electrocutados, pero ninguna quedaba con vida, así que les pidió que durmieran al animal para evitar que sufriera.

Esto último no era una solución definitiva para ellos, así que llevaron al perezoso de nuevo al veterinario para revisar las heridas.

—No es necesario sacrificarlo. Si ustedes le ven ganas de vivir, mantengan el animal con ustedes hasta que se pueda saber cuál será su condición. –les indicó el experto a Luis y a Teresa.

“La primera pregunta que nos hicimos fue, ‘¿y cómo sabemos qué son las ganas de vivir en una pereza?’. Resulta que todas las perezas heridas de las que nos hemos enterado no han tenido esas ganas de vivir. Afortunadamente, Chuwie se salvó, así como también otra pereza que está en Caracas”, comentó Luis.

El accidente le asoló las patas con quemaduras profundas hasta los ligamentos y pérdida de todas las uñas. Perdió 9 de sus 12 garras, ahora solo le quedan 3 en la pata delantera derecha.

¿Cómo evitar que las perezas tengan accidentes eléctricos?

1. Mediante la creación de jornadas preventivas, que incluya la poda de los árboles en zonas aledañas a tendidos eléctricos y cables de alta tensión. Hay que tomar en cuenta que la pereza se desplaza y se cuelga por ramas de los árboles, las cuales pueden confundirse entre los cables y ocasionar la muerte o pérdida de su garras.

2. La protección de los animales involucra la acción por parte de entes pertinentes como el organismo ambiental de fauna silvestre así como el de la institución eléctrica encargada en el país. Con el objetivo de emplear mecanismos de prevención ante choques eléctricos e incendios en perezosos u otros animales.

No son mascotas

“Nunca tuvimos pensado criar a un perezoso. Y ojo, dejarlo allí desmayado era su sentencia de muerte. Pensábamos que iba a estar con nosotros unos días; sin embargo, cuando empezamos a hablar con especialistas, nos empezamos a dar cuenta de que la pereza iba a estar más tiempo de lo esperado, pero siempre teníamos en mente liberarla”, indicaron ambos.

Luis y Teresa decidieron abrirle un fan page de Instagram y Facebook a Chuwie, para difundir su historia y dar a conocer los avances de su recuperación, así como compartir imágenes y videos del peludo. De igual forma, ambos buscan concientizar a sus seguidores sobre la importancia de no adoptarlos como mascotas.

“Desde que nos enteramos de que ya no podíamos liberarlo, tenemos pensado hacerle un hábitat de acuerdo con las medidas que hemos investigado y que pueden funcionar para un perezoso macho, y dejarlo ahí para que él tenga una vida lo más natural posible dentro del control que debemos darle”, explicó Luis.

Chuwie: Centro de rescate para perezosos

Actualmente, en Venezuela los centros de rescate y rehabilitación de fauna silvestre son pocos. En Caracas, existe la fundación Plumas y Colas en Libertad; mientras que en el interior del país existe la asociación civil zuliana Vida y Mar, así como los especialistas que laboran en el Ministerio del Poder Popular para Ecosocialismo (Minec), en Nueva Esparta.

Por esto, los cuidadores de Chuwie buscan crear un área capacitada de expertos que puedan atender casos de emergencia de perezosos, específicamente en San Antonio de los Altos, estados Miranda.

El caso de Chuwie: el perezoso rescatado de un accidente de electrocución en Miranda

“Hemos estado buscando las normativas para ver cuáles son las condiciones en las que debemos trabajar. Por el espacio que actualmente disponemos, no podemos hacer ni un refugio ni una reserva, pero sí una estación veterinaria para perezosos, que además sería el hogar de Chuwie”, explicó Luis.

Para la creación del mismo, requieren de capital, el cual han buscado a través de donaciones. También deben solicitar permisos tramitados por el ente encargado (Minec), según la Ley de Protección a la Fauna Silvestre. Así como reclamar la tutoría formal del perezoso, puesto que está incapacitado para volver a su hábitat natural, además de coexistir bajo el control humano.

Artículo 25

Las personas que cacen o sean poseedoras de animales silvestres enfermos quedan obligadas a informar a los funcionarios competentes del Ministerio de Agricultura y Cría, quienes podrán acordar la entrega de dichos ejemplares o cualquier otra medida necesaria para la investigación y control de la enfermedad.

Dicha creación del futuro centro de rescate está inspirada en Chuwie y en su proceso de rehabilitación. Sus tutores afirman que así como contribuyeron a su recuperación pueden continuar ayudando a otros perezosos.

Un perezoso tozudo

Normalmente, las perezas se sujetan a través de sus uñas; con sus patas traseras logran agarrarse de las ramas de los árboles, mientras que con sus patas delanteras tratan de comer.

“Él mismo ha buscado la forma de adaptarse, las perezas usan sus garras para agarrarse de las ramas, y como Chuwie no las tiene utiliza sus muslos y sus muñecas”, agregó Teresa.

De igual forma, su cuidadora continuó explicando que el accidente no solo dañó sus garras, sino también su organismo, pues la electrocución fue tan fuerte que va afectando sus órganos, y por ello, les recomendaban la eutanasia. Sin embargo, las palabras del veterinario al mencionarles que Chuwie iba a tener ganas de vivir les quedaron grabadas, y harán todo lo posible para que el perezoso permanezca con vida.

“Si pudiéramos describir a Chuwie con una sola palabra sería tozudo, es un animal que no para, es un animal que ha ido hacia adelante. Y nosotros muchas veces flaqueamos, desde la forma de buscarle comida, la forma de curarlo, fue muy cuesta arriba. Al final, él nos daba la fuerza para continuar, al igual que sus seguidores, que los necesitamos para seguir luchando por él”, indicaron sus cuidadores.

Telemedicina con el perezoso

La veterinaria de Chuwie, Annika Guillen, venezolana radicada en Chile, comentó para El Diario que el proceso de atender al perezoso no ha sido sencillo por la distancia: “Cuando eres de la vieja escuela, que necesitas tocar y ver exactamente dónde le duele es complicado. Pero ellos (sus tutores) han sido mis ojos, oídos y olfato con Chuwie. También hemos tenido el apoyo del doctor Francisco Arroyo de Costa Rica, que gracias a su experiencia con perezosos nos ha ayudado mucho, así como de otros colegas en Venezuela”.

Además de los cuidados que debe recibir, Guillen habló sobre las complicaciones que tuvo el animal en el proceso de recuperación, entre ellos, el metabolismo lento.

“Estas lesiones por electrocución con el metabolismo tan lento se hacen de larga data y puedes tener a un animal agonizando por meses. Parte de lo que hablaba con sus tutores siempre era sobre los cuidados, y con Chuwie atravesamos muchas dificultades como las infecciones, el problema renal y las diarreas cada cierto tiempo que le generaban deshidratación”, reveló la experta.

Al mismo tiempo, otra de las dificultades fue buscar los antibióticos en un país donde la escasez de medicamentos y los altos precios de los mismos es una problemática representativa.  

Luego de dos meses, la pereza está estable, y no ha requerido antibióticos. Por otro lado, el tema del alimento fue complejo, puesto que tienden a alimentarse de 5 a 10 árboles en zonas donde hay mucha vegetación. Estos animales se alimentan de hojas de yagrumo, caucho y jobo triturado.

“Son muy selectivos. Por ejemplo, Chuwie se había acostumbrado a comer de unos árboles en particular en la zona donde él se accidentó. Ellos tenían que buscar por esas zonas, y poco a poco han podido darle alimento de árboles de zonas más cercanas y él lo ha ido aceptando”, indicó Guillen.

Perezosos amparados por la Ley

El 21 de diciembre de 2020 se aprobó una Ordenanza para la protección de los animales domésticos, libres y en cautiverio en el Municipio Los Salias de San Antonio de los Altos otorgado por Josy Fernández, alcalde del Municipio y Julio Melo, concejal y coordinador regional del Movimiento Ecológico.

En dicha ley, existe un artículo que fue inspirado en el caso del perezoso Chuwie, en el que se declaró a la Pereza (Oso perezoso de tres dedos, de la especie Bradypus Variegatus), como un animal protegido.

Venezuela es uno de los países con mayor diversidad biológica gracias a la gran variedad de áreas verdes y animales. Sin embargo, se han visto amenazados por el comercio, la caza y el tráfico ilegal. 

Según el artículo 16 de dicha ordenanza, quedó prohibida la captura de animales de fauna silvestre, así como sustraerlos de su hábitat natural con fines de domesticación, comercialización ilegal, entre otros aspectos.

Solo quedan exceptuados aquellos que en situación de emergencia hayan salvado la vida de un animal de fauna silvestre. En este caso, las autoridades municipales deberán prestar toda la colaboración, tanto con el ciudadano como ante las autoridades nacionales competentes con el fin de resguardar la vida del animal.

Finalmente, una pereza puede llegar a ser un animal peligroso si se maneja con negligencia debido a que atacan solo en caso de sentirse en peligro. Tener en cuenta este tipo de comportamientos es significativo a la hora de rescatar a un animal y darle una oportunidad de vida, al igual que contactar a un médico veterinario o centro de rehabilitación para luego ser liberado en su hogar -la naturaleza- de manera inmediata.  

* Los nombres de los entrevistados fueron modificados para preservar su identidad

Noticias relacionadas