• “Hago un llamado a las autoridades venezolanas a que liberen de la custodia policial a los cinco trabajadores humanitarios”, expresó Winnie Byanyima, directora Ejecutiva de Onusida

En Venezuela, la persecución y el hostigamiento por parte del régimen de Nicolás Maduro a las organizaciones no gubernamentales (ONG), activistas y defensores de los DD HH se agudizaron durante 2020 y se mantienen.

El 12 de enero de 2021, se registró el primer caso de detención de activistas de derechos humanos. Seis miembros de la ONG Azul Positivo fueron detenidos luego de un allanamiento a la sede de la organización en el estado Zulia. Hasta ahora, solo uno ha sido liberado. Los cinco miembros permanecen en la sede de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim) en Maracaibo, estado Zulia.

Varias organizaciones nacionales e internacionales exigen la liberación de Johan León Reyes, Yordy Bermúdez Gutiérrez, Layners Gutiérrez Díaz, Alejandro Gómez Di Maggio y Luis Ferrebuz.

Este viernes 29 de enero, el Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/SIDA (Onusida), expresó su preocupación sobre el caso de los miembros de Azul Positivo y pidió la liberación de los trabajadores humanitarios.

“Hago un llamado a las autoridades venezolanas a que liberen de la custodia policial a los cinco trabajadores humanitarios que trabajan para la organización no gubernamental Azul Positivo y que devuelvan el equipo esencial incautado en el momento de su arresto”, dijo la directora ejecutiva de Onusida, Winnie Byanyima. 

Trabajo de Azul Positivo y Onusida

Byanyima agregó que una sociedad civil fortalecida juega un papel central en la prestación de servicios a los más necesitados, lo que resulta fundamental para una efectiva respuesta al VIH en Venezuela.

En el comunicado emitido por el programa de la ONU se detalla que durante muchos años el organismo ha apoyado el trabajo de Azul Positivo, que inició en el año 2004 para trabajar en la prevención del VIH en el estado de Zulia, y ha sido testigo del impacto de sus contribuciones en la comunidad.

“Onusida apoya firmemente el pleno empoderamiento y participación de las organizaciones de la sociedad civil en la respuesta al sida y el trabajo humanitario. Espera continuar trabajando con organizaciones de base comunitarias y de la sociedad civil de Venezuela, así como con las autoridades gubernamentales, para garantizar que todas las personas afectadas por el VIH tengan acceso a los servicios de prevención, tratamiento y apoyo social y que sus derechos humanos sean protegidos”, detalló el programa.

Integrantes de Azul positivo detenidos

El 14 de enero, el Tribunal 4º de Control del Zulia dictó medida preventiva privativa de libertad a cinco trabajadores humanitarios de la organización Azul Positivo. Le imputaron los cargos de manejo fraudulento de tarjeta inteligente o instrumentos análogos, legitimación de capitales y asociación para delinquir.

¿Qué es Onusida?

El Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/sida (Onusida) se dedica a coordinar las actividades de los distintos organismos especializados de la ONU en su lucha contra el sida y trabaja en colaboración con asociados mundiales y nacionales para poner fin a la epidemia de sida para el 2030 como parte de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

“Onusida lidera e inspira al mundo para hacer realidad su meta global de cero nuevas infecciones por el VIH, cero discriminación y cero muertes relacionadas con el sida”, indica el organismo en su página web.

El Sistema de las Naciones Unidas en Venezuela hizo un llamado a la liberación de los cinco trabajadores de Azul Positivo, y pidió la protección de todos los trabajadores humanitarios, incluyendo los de las ONG, “quienes juegan un rol esencial en la respuesta humanitaria en Venezuela.

Presos de conciencia

Este 19 de enero, Amnistía Internacional nombró presos de conciencia a los cinco miembros de Azul Positivo y pidió su liberación inmediata para poner fin al acoso a las organizaciones no gubernamentales.

“Johan, Yordy, Layners, Alejandro y Luis son presos de conciencia, detenidos únicamente por el trabajo humanitario que realizan en Venezuela con Azul Positivo. Las autoridades del gobierno de Nicolás Maduro deben liberarlos inmediata e incondicionalmente y poner fin al acoso, el enjuiciamiento y la censura de todas las organizaciones de la sociedad civil que trabajan para proteger derechos del pueblo venezolano”, dijo Erika Guevara Rosas, directora para las Américas de Amnistía Internacional.

Guevara indicó que la labor de Azul Positivo es admirable y necesaria para mitigar el impacto de la crisis humanitaria en las personas. “Su trabajo debe ser garantizado, protegido y celebrado, no criminalizado”, precisó.

Pronunciamientos de otras organizaciones

El abogado Gonzalo Himiob, director de Foro Penal, destacó que la detención de los miembros de la ONG Azul Positivo es una manifestación de lo que va a ser la persecución del régimen de Maduro, quien amenaza a estas organizaciones y a los defensores de los DD HH.

“Es la primera muestra tangible de que no se quedan solo en palabras las amenazas del gobierno contra quienes demuestran lo que no quieren que se vea, que son las graves violaciones a los DD HH en el país”, comentó Himiob en una entrevista previa para El Diario.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y Relatoría Especial sobre Derechos Económicos, Sociales, Culturales y Ambientales (Desca), también solicitaron la libertad plena para los 5 miembros de Azul Positivo.

El abogado Gonzalo Himiob aseveró que el Foro Penal rechaza cualquier ataque contra defensores y activistas de derechos humanos y contra las ONG.

Este 20 de enero, representantes de al menos 18 organizaciones que luchan por los DD HH en Venezuela acudieron a la sede del Ministerio Público en Caracas para exigir la liberación de cinco integrantes de Azul Positivo.

Los activistas protestaron en las afueras de la Fiscalía para denunciar la persecución del régimen de Maduro en contra de las ONG.

Exigimos la liberación de los cinco trabajadores humanitarios de Azul Positivo detenidos arbitrariamente por realizar trabajo humanitario en el marco de la respuesta humanitaria que coordina la ONU”, expresó en redes sociales la ONG Provea.

Estado de salud de los miembros detenidos

La Comisión de Derechos Humanos del estado Zulia (Codhez) informó este 29 de enero que de acuerdo a la defensa de Azul Positivo, los trabajadores humanitarios dieron negativo en la prueba del hisopado para determinar si estaban contagiados de covid-19, pero que siguen recibiendo tratamiento a la espera de cualquier evolución.

El pasado 21 de enero, le exigieron a familiares de los detenidos llevar medicamentos para tratar el covid-19 a la sede de la Dgcim en Maracaibo, estado Zulia, debido a que los activistas presentaban fiebre, dolor de cabeza, tos y dificultad para respirar. 

Los abogados de la organización exigieron que fueran trasladados de inmediato a un centro médico para evaluar su estado de salud, sin embargo, no fue hasta el sábado 23 enero que los llevaron a un centro médico privado en el municipio San Francisco.

Azul Positivo también había denunciado que Bermúdez Gutiérrez, director ejecutivo de la ONG, es paciente hipertenso y hace unos meses sufrió un Accidente Cerebrovascular (ACV); León también padece de dificultades con la tensión y Ferrebuz sufre de asma.

La noche del martes 26 de enero, Codhez informó que los cinco activistas fueron trasladados nuevamente a la sede de la Dgcim, luego de permanecer varios días recibiendo atención médica tras presentar síntomas de covid-19.

Medidas del tribunal 

Codhez detalló este 28 de enero que el Tribunal 4º de Control declaró “sin lugar” la solicitud de revisión y sustitución de la medida de privación de libertad interpuesta por la defensa de Azul Positivo. 

“Los cinco trabajadores humanitarios se mantienen detenidos arbitrariamente. La defensa de Azul Positivo había consignado el 22 de enero la solicitud de traslado de los trabajadores humanitarios a un centro de salud ante la presentación de síntomas de covid-19, así como la revisión y sustitución de la medida de privación de libertad”, indicó.

La comisión señaló que los trabajadores humanitarios se mantienen recluidos y que la defensa de la organización se encuentra a la espera de la decisión de la Corte de Apelaciones, en donde se solicitó la liberación plena e inmediata de los trabajadores humanitarios.

Noticias relacionadas