• Comunista y revolucionario desde su infancia, labró el movimiento guerrillero más importante de la historia de Venezuela. Se opuso al régimen de Hugo Chávez, a quien acusó de concentrar todos los poderes. Algunos líderes políticos le rindieron homenaje luego de su muerte

Douglas Bravo era un revolucionario con todas las letras. Entrenado en Cuba en la década de 1960, donde tuvo contacto con Ernesto “Che” Guevara, erigió uno de los movimientos guerrilleros más importantes de la historia de Venezuela y se opuso, hasta fallecer este domingo 31 de enero por covid-19 a los 88 años de edad, a los regímenes de Hugo Chávez y de Nicolás Maduro.

Bravo nació el 11 de marzo de 1932 en el poblado de Cabure en el estado Falcón. Desde su juventud se inclinó hacia los ideales de izquierda y la revolución: apenas a los 14 años de edad formó parte del Partido Comunista de Venezuela (PCV). La formación lo expulsó en el año 1956.

El 15 de marzo de 1962 funda el Frente Guerrillero José Leonardo Chirinos. Esta Fundación se llevó a cabo en la Sierra de Falcón, combatiendo como Comandante en contra del ejército de Rómulo Betancourt. A este frente pertenecieron Teodoro Petkoff, José Manuel Saher (alias Chema), Domingo Urbina y Alí Rodríguez Araque, entre otros.

“Ahí nos daba apoyo mucha gente que no tenía nada que ver con nosotros ni con los miristas (militantes del Movimiento de Izquierda Revolucionario, MIR, de tendencia marxista y surgido de una división de Acción Democrática). Daban apoyo porque estaban en contra del gobierno. Teodoro (Petkoff) estaba en Caracas, yo lo recibo y se amplía más esto. Este grupo del norte era mayor que el del sur. Para que veas, nosotros, para enero del 64, llegamos a tener 100 guerrilleros, sin contar con los de la ciudad. Te estoy hablando solo de los de la montaña. Y sin contar los grupos de campesinos que se suman y después se van a su casa, a sus actividades”, dijo en una entrevista.

Comunista y antichavista

A partir de marzo de 1966 dirige el Partido de la Revolución Venezolana (PRV), una escisión del PCV. Bajo el liderazgo de Bravo, el grupo lo conforman principalmente combatientes del Frente Guerrillero José Leonardo Chirinos que operaba en el estado Falcón y del Frente Guerrillero Simón Bolívar del estado Lara con la finalidad de dar continuidad a la lucha armada antigubernamental.

Los jóvenes comunistas, inspirados por el rebelde Douglas Bravo y desobedeciendo las líneas del PCV, pronto se sumaron al Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR) para formar las Fuerzas Armadas de Liberación Nacional (FALN) e implantar la lucha de guerrillas en Venezuela con la ayuda del gobierno de La Habana.

Formó el movimiento político de nombre RUPTURA, el cual era el ingreso legal, a la política del PVR-FALN-FLN. Este partido fue dirigido por la señora Argelia Josefina Melet Martucci de Bravo, su esposa y por el profesor Ángel J. Márquez.

Bravo estuvo vinculado con los fallidos golpes de Estado izquierdistas del 4 de febrero y 27 de noviembre de 1992, razón por lo cual la Dirección de los Servicios de Inteligencia y Prevención (Disip), antigua policía política venezolana, lo detuvo y presentó en tribunales militares, siendo indultado al año siguiente.

Aunque fue mentor de Hugo Chávez en sus inicios, después se convirtió en su crítico y opositor. “Esto es una dictadura legal”, declaró en el año 2005. Y agregó: “El mayor defecto de Chávez como jefe de Estado, es no saber manejar la disidencia. Las amenazas contra (Manuel) Rosales son lamentables. Se cree el único revolucionario, quiere concentrar de manera absoluta los poderes”.

También se opuso al régimen de Nicolás Maduro. “Esa vieja izquierda que gobernó con Chávez y ahora Maduro, es la nueva derecha de hoy”, dijo meses antes de fallecer.

En su intervención como escritor, podemos destacar sus obras, Documento de la Montaña, Carta al Comité Central, Insurrección Combinada, Amplio Teatro de Operaciones, Nueva Etapa Operativa, La Cuestión Continental, El Viraje Táctico, Una Nueva Experiencia, Problemas Militares, La otra crisis, la otra vía, Tercer Camino.

Reacciones

La noticia de su muerte se dio a conocer a través de las redes sociales. Algunos políticos, como el fiscal designado por la impuesta Constituyente, Tarek William Saab, expresaron su pesar por este fallecimiento.

“Lamento la partida física el día de hoy del comandante guerrillero latinoamericano y líder histórico revolucionario Douglas Bravo. Con él junto a toda una generación nosotros iniciamos en los años 70 nuestras luchas revolucionarias”, escribió.

Por su parte, Luis Florido, integrante de Un Nuevo Tiempo, lo definió como “una leyenda”. “Murió Douglas Bravo por Covid. Una leyenda de la lucha armada en Venezuela. Un hombre contrario al régimen de Chávez y Maduro, de ideas recias, honesto y atrevido. Le respeté aún en la diferencia. ¡Vuela camarada! Paz a sus restos”, dijo el opositor.

Noticias relacionadas