-- Publicidad --
  • De acuerdo a la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, la mayoría de las afectadas son niñas y mujeres adultas mientras que una de cada cuatro víctimas es hombre. Foto: AP

El número de víctimas de trata de personas aumentó durante el confinamiento por el covid-19, en su mayoría los más afectados son menores de edad, con el propósito de ejercer sobre ellos esclavitud laboral y explotación sexual. Así lo indica el último Informe Global sobre la Trata de Personas publicado en el año 2020 por la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (Unodc).

De acuerdo con Ghada Waly, directora ejecutiva de Unodc, las niñas son tratadas principalmente con fines de explotación sexual, mientras que los niños son destinados para trabajos forzados. Otra de las víctimas utilizadas por los traficantes criminales son los migrantes y desempleados, quienes quedan en estado de vulnerabilidad sin recibir apoyo social por la crisis de la pandemia.

¿Cuál es el perfil de las víctimas?

El perfil de las víctimas de la trata de menores se determina por los factores socioeconómicos, la ausencia de padres o una familia disfuncional en la que hay violencia doméstica, así como las minorías étnicas.

En el caso de las mujeres, la gran mayoría son jóvenes que han sido engañadas con falsas promesas de empleo, abusadas sexualmente bajo algún estupefaciente o secuestradas.

-- Publicidad --

En los últimos 15 años, el número de víctimas y el perfil ha cambiado. La cantidad de mujeres adultas se redujo de 70% a menos del 50% en 2018, mientras que la trata de niños aumentó alrededor de 30%. En cuanto a los hombres, se duplicó (en promedio) 20% en 2018

De acuerdo con la Unodc, los traficantes prefieren trabajar con niños porque consideran que sus capacidades físicas son más aptas para las actividades que los delincuentes requieren. En regiones como África, los necesitan para desenredar redes de pesca, coser prendas lujosas o cosechar cacao. También son reclutados como soldados en zonas de conflicto armado.

Millones de mujeres, niños y hombres en todo el mundo están sin trabajo, sin escolarizar y sin apoyo social en la continua crisis del coronavirus, lo que los deja en mayor riesgo de trata de personas. Necesitamos acciones específicas para evitar que los traficantes criminales se aprovechen de la pandemia para explotar a los vulnerables”, expresó en un comunicado la directora ejecutiva de Unodc, Ghada Waly.

Mujeres y niñas son las más afectadas

América Latina es una de las regiones con mayor cantidad de niñas y mujeres víctimas de la trata. Se les obliga a contraer matrimonio, a cometer delitos, a mendigar en las calles; y en algunos casos, tráfico de órganos.

Mujeres y niñas principales víctimas de trata de personas en Hidalgo: fiscal
Foto cortesía

De igual forma, los flujos de tráfico transfronterizo se han detectado en varios puntos específicos de diferentes países. Por ejemplo, en Argentina se detectaron víctimas de trata provenientes de Paraguay y Bolivia, mientras que algunos venezolanos terminaron en Colombia y Perú.

Por su parte, una de cada tres víctimas de trata es un niño. Países de África Occidental, Asia Meridional y América Central y el Caribe presentan una proporción mucho mayor de niños entre el total de personas detectadas. 

La proporción de individuos explotados para trabajo forzoso oscila entre 13 y 22% en las dos subregiones. En América del Norte, Centroamérica y el Caribe, las víctimas también son objeto de trata con fines mixtos.

Áreas de explotación

La Unodc (de los datos recopilados en 148 países) pudo registrar 534 flujos de trata diferentes en todo el mundo. El informe explica que las víctimas normalmente son objeto de trata dentro de áreas geográficamente cercanas. Por ejemplo, niñas reclutadas en áreas suburbanas y explotadas en moteles o bares cercanos.

En todo el mundo, la mayoría de las personas son rescatadas en su propio país de origen. También han encontrado casos en que son llevadas desde Suramérica al Este de Asia, Europa, el Norte de África y Oriente Medio.

Traficantes en redes sociales

La investigación indica que mundialmente entre el 62% y 64% de las personas condenadas por este delito son hombres. Los traficantes suelen formar parte de bandas delictivas, grupos armados en zonas de conflicto o individuos que operan por su cuenta.

En cada etapa del proceso de reclutamiento de víctimas, los delincuentes han integrado la tecnología en su modelo de negocio. Se acercan a muchos menores de edad en las redes sociales, pues son un blanco fácil para entablar “relaciones amistosas”.

Entre las estrategias que la organización ha identificado, está la caza, en esta modalidad el traficante comienza su búsqueda en redes sociales; y luego está la pesca, en el cual los delincuentes publican falsos anuncios de trabajo y esperan que las víctimas potenciales respondan.

Asimismo, la asistencia técnica que brinda Unodc busca ofrecer, a través de sus programas mundiales y su red de campo, apoyar a los afectados, poner fin a la impunidad y recabar respuestas de los gobiernos contra la trata de personas.

“Pido a los gobiernos a hacer uso del Informe mundial sobre la trata de personas 2020, y de la asistencia técnica integrada Unodc proporcionados a 83 países solo el año pasado a través de sus programas y red de campo, para incluir protección y la prevención de la trata como parte de la respuesta a una pandemia y esfuerzos de recuperación y no dejar a nadie atrás”, recalcó la directora ejecutiva de Unodc, Ghada Waly. 

Noticias relacionadas