• La Cámara de Apelaciones revocó la medida de libertad condicional otorgada por la jueza Karina Zucconi y ordenó la detención inmediata del comerciante Irineo Garzón, señalado de abuso sexual agravado

Tras una semana de protestas y querellas legales que causaron la indignación de venezolanos y argentinos, la Sala I de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional de Argentina ordenó este jueves 4 de febrero la detención del comerciante Irineo Humberto Garzón Martínez. El hombre es acusado de drogar y abusar sexualmente a una venezolana de 18 años durante una entrevista de trabajo en su local, ubicado en el barrio Balvanera de Buenos Aires.

De acuerdo con información publicada por el portal Infobae, una unidad de la división de Delitos contra la Integridad Sexual de la Policía de Buenos Aires arrestó a Garzón en una residencia del barrio Mataderos, luego de confirmar su ubicación por la tobillera electrónica que se le había colocado. Actualmente está detenido en un calabozo de la Comisaría Comunal N°12, en Ramallo.

Con dos votos a favor y uno en contra, la Cámara revocó la medida cautelar impuesta por la jueza Karina Zucconi, quien el pasado 26 de enero otorgó libertad condicional al hombre de 36 años, bajo el argumento de que no tenía antecedentes penales y “no representaba riesgo de fuga”. Dos días después, la jueza cambió los cargos imputados de abuso sexual simple a abuso sexual agravado con acceso carnal, pero mantuvo las medidas de libertad.

Pablo Baqué, abogado de la joven abusada, manifestó su satisfacción con la resolución y señaló que existen suficientes elementos para llevar a cabo el juicio, cuya fecha todavía no ha sido confirmada. “Creemos que nuestra víctima va a poder recuperar su libertad, va a poder empezar su vida de nuevo, empezar a tratar de olvidar esto, que va a ser difícil, le va a quedar para toda la vida. Está conmocionada por todo esto que pasó, por la estrategia perversa de la defensa de tratar de hundirla, de confundir a la sociedad a través de los medios», declaró a EFE.

El caso

Foto: Gabriel Bastidas

El 23 de enero de 2021 la joven de 18 años, cuya identidad no se reveló por razones de seguridad, acudió a una entrevista de trabajo en un local de venta de uniformes en la zona Once de Balvanera, luego de contactar por Facebook con Irineo Garzón, quien se presentó con un perfil bajo el nombre de Santiago. El comerciante inicialmente la citó a cenar en un restaurante de noche, a lo que la chica se negó, y ante las sospechas, puso al tanto a su madre de la dirección de la tienda donde se daría finalmente el encuentro.

La madre de la venezolana, de nombre Thais, relató a los medios locales que llamó a la policía al recibir un mensaje de su hija en el que manifestaba sentirse mareada luego de beber un vaso de agua ofrecido por Garzón. “Creo que el dueño de donde trabajo me drogó porque me siento mareada”, escribió la víctima. Cuando los funcionarios llegaron a la tienda, encontraron a la muchacha en una escalera semiinconsciente y con el torso desnudo. El propietario del local fue arrestado inmediatamente, pero 48 horas después salió libre por la orden de la jueza Zucconi.

El hecho y la liberación de Garzón causaron una gran indignación en Argentina y Venezuela, donde se realizaron campañas de Twitter bajo la etiqueta #GarzónViolador y protestas de movimientos feministas y migrantes venezolanos radicados en Buenos Aires. Una de ellas se llevó a cabo frente a la tienda del propio Garzón el pasado 28 de enero, en el Paso 693  de Once.

Judicialmente el caso fue tomado por la fiscal Silvana Russi y la titular de la Unidad Fiscal Especializada en Violencia contra las Mujeres, Mariela Labozzetta, quienes junto a los abogados Baqué y Alejandra Cabrera solicitaron la apelación del fallo. Por su parte, el abogado defensor de Garzón, Osvaldo Cantoro, aseguró a la prensa que la relación sexual había sido consentida a cambio de 4.000 pesos argentinos y acusó a la víctima de fingir que estaba drogada para denunciarlo. Ante esas declaraciones, Baqué respondió en una entrevista a El Diario: “Además de la tragedia de esta chica, a quien le arruinaron la vida, la defensa de esta bestia pretende seguir arruinándosela y seguir haciéndole daño”.

Más víctimas

Pablo Baqué, abogado de la víctima. Foto: Cortesía

En los últimos días otras mujeres se han solidarizado con la joven abusada y han denunciado públicamente haber sido también acosadas por Garzón mientras fueron empleadas en su tienda. Todas confirmaron el mismo método del sujeto de captarlas a través de Facebook para ofrecerles trabajo.

Una de ellas, de nombre Mailén, mostró en sus redes sociales capturas de conversaciones en las que se ve cómo el hombre insistentemente la invitaba a salir fuera de su horario laboral a lugares privados. De acuerdo con Infobae, luego de muchas negativas la mujer fue despedida apenas una semana después de haber sido contratada.

Baqué señaló que se encuentran reuniendo evidencias e información de al menos otras cuatro jóvenes que sufrieron acoso sexual de Garzón, cuyos testimonios serán presentados próximamente ante la Fiscalía.

Noticias relacionadas