• El Inameh informó que el fenómeno se mantiene este lunes 22 de febrero con concentraciones leves a moderadas en la región oriental del país

El Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología (Inameh) detalló este lunes 22 de febrero que las concentraciones leves a moderadas de polvo sahariano, que pasan por el país desde el domingo, persisten específicamente en la región oriental.

Se espera que el material particulado llegue hasta la franja norte costera y central venezolana en las próximas 48 horas.

Se prevé que desde hoy en horas vespertinas, y al menos durante las próximas 96 horas, se mantengan concentraciones leves a moderadas de polvo sahariano a nuestro país; ingresando desde la porción oriental, lo cual reducirá la calidad del aire y la visibilidad horizontal”, informó el Inameh el domingo 21 de febrero.

¿Qué es el polvo del Sahara?

Es una masa de aire seco cargado de partículas de arena, micropartículas de minerales y partículas de suciedad. Este polvillo se forma sobre el Desierto del Sahara al final de la primavera, el verano y a principios del otoño.

Este fenómeno generalmente se mueve hacia el oeste sobre el océano Atlántico tropical cada tres o cinco días. Sin embargo, aunque suele ser de corta duración, la presencia de vientos alisios en ciertas épocas del año la hace más propensa a que pueda recorrer miles de kilómetros.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) explica que las tormentas de arena en el Sahara “provocan que se eleven a la atmósfera grandes cantidades de polvo y arena que, suspendidos, logran viajar grandes distancias mucho más allá del desierto, logrando alcanzar Europa o América”. 

¿Cuándo fue la última vez que se vio este fenómeno en el país?

El 21 de junio de 2020, estados como Distrito Capital, Falcón, Nueva Esparta y Carabobo presenciaron el polvo del Sahara que pasó sobre Venezuela. 

En ese momento, la nube de polvo que se desplazó por todo el Océano Atlántico hasta el Caribe, Centroamérica y Estados Unidos. 

El Inameh advirtió el viernes 19 de junio sobre la llegada del fenómeno y alertó a los ciudadanos a mantenerse atentos a las informaciones. 

¿Cómo afecta a la salud?

La OMS detalló que el peligro de ese fenómeno radica en el contenido de bacterias, virus, esporas, hierro, mercurio y pesticidas que presenta el polvo. Estos contaminantes los recoge a su paso por zonas deforestadas del Norte de África, particularmente los países subsaharianos intensamente afectados por desertificación generada por el agotamiento de bosques por el uso no controlado de ese recurso.

Estas tormentas cuando logran concentrarse y alcanzar áreas pobladas de Europa y América, pueden provocar la aparición de alergias y crisis asmáticas en muchas personas, sobre todo aquellas que ya sufrían problemas respiratorios o de inmunodepresión”, indicó la organización.

Añadió que en múltiples oportunidades las personas indican tener “gripes” persistentes o alergias sin causa aparente. Sin embargo, pudieron haber sido provocadas por el contacto con partículas de origen biológico presentes en estas brumas.

Foto: Caracas, 21 de junio de 2020.

El polvo del Sahara en medio de una pandemia

En una entrevista previa para El Diario, el médico infectólogo Miguelángel Navas explicó que las consecuencias van relacionadas a rinitis alérgica, secreción nasal, irritación en los ojos y en el caso de las personas con asma, se puede presentar la crisis de la enfermedad. 

Sostuvo que ahora es mucho más importante el uso del tapabocas en las calles; además de salir solo si es necesario debido a que las personas se exponen a la masa de polvo y a la presencia del covid-19.

Comentó que el uso del tapabocas va a ayudar un poco a frenar las consecuencias del polvo del Sahara y evitará la propagación de los contagios por coronavirus.

El especialista recomendó a las personas que sufren de alergias o enfermedades respiratorias, que no se expongan al polvo del Sahara y que tengan siempre a la mano sus medicamentos de tratamiento preventivo. 

Recomendaciones de la OMS

La OMS recomienda cuatro aspectos que se deben tomar en cuenta para evitar las afecciones que puede producir este fenómenos en la salud de las personas. 

  • Las personas con enfermedades respiratorias crónicas (EPOC, asma), adultos mayores, mujeres embarazadas y niños deben usar mascarillas o un pañuelo de tela húmedo para cubrir nariz y boca.
  • Si se tiene sensación de cuerpos extraños en los ojos, lavarse la zona con abundante agua, pero primero desinfectar las manos correctamente.
  • Cubrir las fuentes de agua como pozos, recipientes o estanques de almacenamiento de agua para evitar contaminación.
  • Humedecer los sectores de la casa antes de barrer para evitar la resuspensión del polvo que pudiera acumularse.
Noticias relacionadas