• Frente a la oleada de proyectos de leyes restrictivas que han presentado los republicanos, sus pares han generado normas que permitirían mejorar el sistema electoral estadounidense

El sistema electoral estadounidense dista de ser perfecto, por ello, en contraste con la estrategia republicana de revertir el derecho al voto, los legisladores demócratas están aprovechando un electorado enérgico y un interés persistente en la reforma democrática para presentar en al menos 37 estados, 541 proyectos de ley para ampliar el acceso a la votación (en 2020, se presentaron 188 proyectos de ley expansivos en 29 estados). En particular, se introdujeron 125 de esos proyectos de ley en Nueva York y Nueva Jersey.

Con un número sin precedentes de votantes que emitieron sus votos por correo en 2020, los legisladores de todo el país han mostrado un interés particular en la reforma del voto ausente, con más de una cuarta parte de los proyectos de ley de votación y elecciones que abordan los procedimientos de voto ausente. Solo seis de los cuarenta y cuatro estados que han presentado proyectos de ley electorales no han propuesto políticas para alterar los procedimientos de votación en ausencia de alguna manera.

También como reacción a 2020, siete estados han propuesto una legislación que modificaría la forma en que se asignan los electores presidenciales y catorce estados han presentado proyectos de ley para adoptar el pacto nacional de voto popular.

Foto referencial

La Cámara de Representantes, controlada por los demócratas, aprobó la HR 1, la Ley Para el Pueblo, el conjunto más amplio de reformas democráticas desde la Ley de Derechos Electorales de 1965 y un esfuerzo por fortalecer el sistema democrático después de las turbulencias de los últimos seis meses.

La aprobación establece un enfrentamiento en el Senado de Estados Unidos donde el proyecto de ley tiene pocas posibilidades de ser aprobado sin enmendar o eliminar el obstruccionismo, una reliquia antidemocrática de la era de Jim Crow que otorga a una minoría de senadores el poder de bloquear la mayoría de las leyes. A menos que los demócratas del Senado reforme el obstruccionismo, HR 1 está muerto a su llegada.

Legislaciones expansivas

Los legisladores estatales también están proponiendo políticas para ampliar el acceso al voto. De hecho, de los 41 estados con nuevos proyectos de ley electorales, 37 estados han introducido políticas expansivas, para un total de 541 proyectos de ley expansivos introducidos o trasladados a 2021.

Estos proyectos de ley se centran principalmente en:

  • Votación por correo
  • Votación anticipada
  • Registro de votantes
  • Restauración de los derechos de voto.

Muchas de estas reformas favorables a los votantes se han introducido en estados como Nueva York (con 87 proyectos de ley expansivos) y Nueva Jersey (con 38). Pero un número significativo de estas propuestas se han introducido en estados con antecedentes de supresión de votantes, incluidos Mississippi (38 proyectos de ley), Missouri (26 proyectos de ley) y Texas (67 proyectos de ley), lo que sugiere que aún queda energía concertada en torno a políticas que facilitan la votación, estima el Centro de Justicia Brennan.

Votación por correo

Una pluralidad sustancial de proyectos de ley que amplían el acceso se relacionan con el voto por correo y en ausencia, con muchas políticas destinadas a abordar los desafíos que los votantes y los funcionarios electorales encontraron en 2020.

33 proyectos de ley en 11 estados (Alabama, Carolina del Sur, Connecticut, Delaware, Indiana, Kentucky, Missouri, Mississippi, Nueva York,  Nueva Hampshire, Texas) permitirían a todos los votantes votar por correo en todas las elecciones, eliminando el requisito de excusa.

23 proyectos de ley en 12 estados (Arizona, Arkansas, Connecticut, Kentucky, Mississippi,  Missouri, Nueva Jersey, Nueva York, Oklahoma, Texas, Vermont y Virginia) crearían o reformarían el proceso de notificación y reparación para garantizar que los votantes que cometan errores técnicos en sus boletas electorales por correo tengan la oportunidad de remediar esos errores.

17 proyectos de ley en 12 estados (Arizona, Georgia, Hawái, Indiana, Kentucky, Maryland, Minnesota, Nueva Jersey, Nueva York, Tennessee, Texas y Virginia) autorizan afirmativamente o requieren que los funcionarios locales proporcionen buzones de votación por correo.

Justamente los buzones fueron objeto de 35 casos litigados en 2020, la mayoría de los cuales involucraron a peticionarios que buscaban autorizar o expandir el uso de buzones, mientras que otros afirmaron que la ley estatal no autorizaba su uso.

13 proyectos de ley en 9 estados (Arkansas, Florida, Hawái, Maryland, Nueva Jersey, Nueva York, Oregón, Texas y Utah) buscan extender la fecha límite de la boleta electoral por correo.

25 proyectos de ley en 14 estados (Arkansas, Carolina del Sur, Connecticut, Dakota del Norte, Hawái, Indiana, Kentucky, Maryland, Nueva Hampshire, Nueva Jersey, Nueva York, Oregón, Pennsylvania y Virginia) permitirían a los funcionarios electorales comenzar a procesar las boletas por correo antes del día de las elecciones, lo que aceleraría la presentación de informes iniciales de los resultados de las elecciones.

Foto referencial

Votación anticipada

Reflejando un interés similar en ofrecer a los votantes más flexibilidad, los legisladores en 18 estados (Alabama, Arizona, Carolina del Sur, Connecticut, Georgia, Indiana, Kentucky, Maryland, Minnessota, Mississippi, Missouri, Nueva Jersey, Nueva York, Oklahoma, Pennsylvania, Tennessee, Texas y Virginia) han propuesto expansiones a la votación anticipada, lo que aliviaría la carga del día de las elecciones tanto para los votantes como para los administradores electorales.

  •  
  • 24 proyectos de ley implementarían la votación anticipada por primera vez.
  • 7 proyectos de ley ampliarían el período de votación anticipada existente.
  • 8 proyectos de ley aumentarían el número de sitios de votación anticipada.

Facilitar el registro de votantes

Los estados también están buscando formas de facilitar que los votantes se registren.

15 estados (Arkansas, Arizona, Carolina del Sur, Delaware, Florida, Georgia, Indiana, Kentucky, Mississippi, Missouri, Nueva Jersey, Nueva York, Oregón, Pennsylvania y Texas)  han presentado proyectos de ley para implementar el registro el mismo día, lo que permitiría a los votantes registrarse y emitir sus votos el mismo día, incluido el día de las elecciones.

19 estados y el Distrito de Columbia han adoptado el registro de votantes automático en los últimos seis años. Once estados (Arizona, Florida, Hawái, Indiana, Idaho, Iowa, Kentucky, Minnesota, Mississippi, Missouri, Nebraska, Nuevo México, Oklahoma, Pennsylvania y Texas)  han presentado proyectos de ley este año que, si se promulgan, les permitirían unirse a este grupo.

Los legisladores en Mississippi, Oklahoma y Texas han presentado proyectos de ley para permitir que los votantes se registren para votar en línea.

Restauración de derechos

El impulso continúa apoyando la restauración de los derechos de voto de las personas con condenas pasadas. El año pasado, los votantes de California aprobaron abrumadoramente una enmienda constitucional para restaurar los derechos de voto a todos en la comunidad y el gobernador de Iowa emitió una orden ejecutiva que puso fin a la política estatal de privación permanente del derecho al voto para aquellos con condenas por delitos graves.

Este año, 19 estados  (Alabama, Arizona, Carolina del Sur, Connecticut, Georgia, Iowa, Kentucky, Maryland, Minnesota, Mississippi, Missouri, Nebraska, Nuevo México, Nueva York, Oregón, Tennessee, Texas, Virginia y Washington) han introducido políticas para restaurar los derechos de voto o aliviar las restricciones actuales para las personas con condenas anteriores.

Los legisladores de Mississippi han presentado 12 proyectos de ley de este tipo para ampliar o restaurar los derechos de voto. El Proyecto de Sentencia estima que este estado priva de sus derechos a más de 214.000 ciudadanos que viven en la comunidad, más del 54% de los cuales son negros, debido a condenas pasadas.

Asignación de electores presidenciales

Un área de enfoque para las legislaturas este año es la forma en que se asignan los electores presidenciales. Actualmente, solo dos estados, Nebraska y Maine, asignan a los electores por distrito del Congreso sobre una base proporcional, mientras que los 48 estados restantes asignan a los electores utilizando un sistema en el que el ganador se lo lleva todo.

Cuatro proyectos de ley buscan alterar estos enfoques:

  •  
  • Nebraska ha presentado un proyecto de ley para asignar electores utilizando el sistema ner-take-all. Esto sigue a una división de los votos del colegio electoral de Nebraska en las elecciones presidenciales de 2020.
  • Wisconsin asignaría electores por distrito (adoptando efectivamente el modelo actual de Nebraska).
  • Mississippi nombraría a los electores presidenciales por distrito, con dos electores elegidos en general.
  • Oklahoma busca que la legislatura estatal elija a los electores presidenciales a menos que y hasta que haya una ley federal que requiera identificación de votante y boletas de papel auditables.

14 estados (Arizona, Carolina del Sur, Georgia, Iowa, Florida, Kansas, Mississippi, Minnesota, Oklahoma, Pennsylvania, Texas, Virginia y Utah) han presentado propuestas para adoptar el pacto interestatal del voto popular nacional, según el cual los estados participantes asignarían sus votos electorales al candidato presidencial que gane el voto popular nacional. El acuerdo entraría en vigor solo si los estados participantes representan la mayoría absoluta de los votos del colegio electoral. Maryland ha presentado un proyecto de ley para retirarse del pacto.

Foto referencial

Demócratas buscan reformar el sistema de votación

La campaña de supresión de votantes que llevan a cabo los republicanos ha sido contrastada por las legislaciones demócratas, quienes desde el Congreso han presentado la Ley para el Pueblo (H.R. 1 / S. 1) como la Ley de promoción de los derechos de voto de John Lewis promulgarían reformas al sistema de votación.

Michael Waldman, presidente del Brennan Center for Justice,  considera que “la Cámara de Representantes aprobó la legislación de reforma democrática más importante en al menos medio siglo. Es el próximo gran proyecto de ley de derechos civiles. La avalancha de proyectos de ley estatales destinados a reducir el electorado se produce después de una elección en la que vimos la mayor participación de votantes estadounidenses desde 1900. Las elecciones de 2020 rompieron estos récords a pesar de la pandemia y a pesar de la campaña de supresión de votantes de Donald Trump dirigida a los estadounidenses negros y marrones y se basa en mentiras racistas sobre el fraude electoral”.

“La legislación electoral en los estados es solo un frente en la batalla por una representación justa en nuestra democracia. La Ley Para el Pueblo también pondría fin al gerrymandering partidista”, advierte Waldman.

Noticias relacionadas