• La Organización Mundial de la Salud dijo que no encontró indicios de que la vacunación fuese causante de afecciones en el organismo

La decisión de varios países de suspender temporalmente el uso de la vacuna de AstraZeneca, al parecer  por problemas de coagulación en algunas personas que la recibieron, responde únicamente a un principio de precaución. Informó la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El organismo dijo que se trata de una medida que afecta a un lote específico de la vacuna. Explicó que ese grupo de dosis se había distribuido específicamente en la Unión Europea.

Vacuna AstraZeneca

Ninguna relación causal entre la vacuna y eventos tromboembólicos u otras afecciones relacionadas con coágulos sanguíneos ha quedado en evidencia, indicó la portavoz de la OMS, Margaret Harris.

La suspensión de la inmunización con esta vacuna en concreto «se ha decidido como medida de precaución en tanto se realiza una investigación completa», explicó la OMS.

Recordó que el comité de seguridad de la Agencia Europea del Medicamento (EMA), reunido este jueves para analizar el asunto, no encontró indicios de que la vacunación fuese causante de esas afecciones.

Países que suspendieron la vacuna AstraZeneca por «precaución»

Las autoridades danesas anunciaron el jueves la suspensión durante 14 días de la vacuna Oxford-Astrazeneca tras registrar «graves casos de trombos» en personas que la habían recibido, incluido un fallecimiento.

A continuación, otros países como Noruega, Italia, Países Bajos, Bulgaria, Rumania, Islandia y Tailandia tomaron medidas similares por precaución. Aunque otros como España y Reino Unido continúan confiando en el fármaco.

En un estudio preliminar, la Agencia Europea del Medicamento recomendó «seguir administrando» la vacuna en la Unión Europea (UE). Consideró que «los beneficios de la vacuna siguen superando sus riesgos», aunque continúa estudiando los informes sobre los problemas de coagulación.

Evaluación de la vacuna AstraZeneca

Un comité de vacunas de la OMS también está haciendo una evaluación constante de la vacuna de AstraZeneca. También de las otras contra la covid-19 que se están administrando en diversos países.

Harris indicó que en respuesta a las preocupaciones que han surgido en cuanto a la vacuna de AstraZeneca, el comité de la OMS está haciendo una evaluación minuciosa y que sus conclusiones -una vez que estén listas- serán hechas públicas.

«La vacunación contra el covid-19 no reduce las muertes por otras causas múltiples. Los eventos tromboembólicos ocurren en la población. Así que no está claro si esto es algo que de todos modos iba a ocurrir o si había alguna relación (con la vacuna)», comentó la portavoz.

La OMS lleva el recuento de 268 millones de dosis administradas hasta el momento en el mundo. No ha detectado ninguna muerte relacionada con alguna de las vacunas utilizadas contra el covid-19. 

Con información de EFE

Noticias relacionadas