• El retorno a las aulas estaba pautado para el mes de abril

Estudiantes y docentes deberán permanecer en la modalidad de clases a distancia en Venezuela. El anuncio fue hecho por Nicolás Maduro este domingo 21 de marzo, tras descartar por ahora una vuelta a las aulas.

«No es posible por ahora, así lo anuncio. Yo tenía esa ilusión», dijo el líder oficialista, quien tampoco dio información sobre una posible fecha para retomar la modalidad presencial.

Agregó que la decisión obedeció al aumento de casos por covid-19 de las últimas semanas.

Venezuela sin fecha de retorno. Es el único país de la región donde no se ha regresado a las aulas desde el inicio de la pandemia.

El regreso a clases estaba pautado para el mes de abril, después de Semana Santa. Aunque ya Maduro había pospuesto el retorno que inicialmente se efectuaría en marzo.

El lunes 15 de marzo el ministro de Educación, Aristóbulo Istúriz, reconoció que, de agravarse la situación, sería conveniente terminar el año escolar a distancia.

“El presidente Nicolás Maduro es el primero en preservar la vida de los niños. Aquí no se tomará la decisión (regresar o no a las aulas) sin tomar en cuenta el comportamiento de la pandemia”, dijo en entrevista para Venezolana de Televisión (VTV).

Regreso a clases presenciales con condiciones

Desde el anuncio del regreso a clases presenciales los diversos representantes del sector educativo expusieron cuáles serían las condiciones para que el retorno fuera seguro. La Asociación Nacional de Institutos Educativos Privados (Andiep) pedía que fuera descentralizado y, de hecho, ya habían comenzado a aplicar pruebas piloto en sus 345 planteles a nivel nacional.

Los docentes también exigían un aumento salarial y que el Estado venezolano garantizara los equipos de bioseguridad y los servicios básicos como el agua.

“Me convocas a trabajar pero yo cobro dos dólares al mes. Tú, Estado, me vas a poner a decidir a mí si me compro medio cartón de huevos o si pago el pasaje para ir a la escuela. Entonces generas la disyuntiva de si voy a la escuela o no. Yo muy personalmente creo que vamos a tener una fuga más grande de docentes si se les obliga a ir a la escuela sin tener las condiciones necesarias”, expresó Yameli Martínez, coordinadora nacional de Ciudadanía de Fe y Alegría, en entrevista previa para El Diario.

Nivel educativo en declive

Las dificultades para cumplir con la educación a distancia, por el déficit de los servicios básicos, ha comprometido el nivel de aprendizaje de muchos estudiantes. Sin duda, los más afectados por la ausencia de clases presenciales. 

Carlos Cedeño, miembro de la red de madres, padres y representantes, comentó a El Diario que el impacto en el nivel académico de los jóvenes “es terrible”.

Sin clases presenciales
Foto: El País

«El aprendizaje de los muchachos ha decaído drásticamente. Si en condiciones normales a las escuelas les cuestan estos procesos de enseñanza, imagínate ahora no teniendo esa relación profesor estudiante. Esto va a tener una consecuencia inmediata en nuestros muchachos y también una consecuencia a mediano y largo plazo en nuestra sociedad”, advirtió.

Noticias relacionadas